entrevistas

Entrevista a 12Twelve (marzo 2006)

Con motivo del lanzamiento de su nuevo álbum, L’universe (Acuarela, 2006), 12Twelve se embarcaron en una gira de presentación del mismo. Arrastrando ya una cierta fatiga producida por las sesiones de promoción, nos dispusimos a mantener con ellos una charla distendida, en la que también se pudieran hablar de otras cosas que no estuvieran sujetas al típico guión preestablecido de entrevista. En un ambiente relajado, con entrevistadores y entrevistados literalmente desparramados por el suelo del pasillo de entrada a la oficina de su discográfica en Madrid, éstas fueron algunas de las cosas que nos comentaron.

12Twelve son:

– Jaume L. Pantaleón (guitarras)
– Javier García (bajo)
– Jens Neumaier (teclados, efectos y saxo)
– José Roselló (batería)

En la hoja de promo se comenta que el álbum está grabado en un par de días y mezclado en tres. ¿Ya llevabais toda la idea del disco desarrollada en la cabeza, u os dedicasteis a improvisar?

Jaume: No, vamos siempre con todo muy preparado porque grabamos en directo, y nos gusta tener todo cerrado y controlado y saber dónde vamos a ir.

Javier: Y grabar en un estudio cualquiera es caro. No nos podemos permitir el lujo de gastar tiempo en pensar.

¿Ha cambiado la forma de grabar respecto a discos anteriores?

Jaume: No, para nada, es en directo, sigue igual todo.

Alguna diferencia a la hora de trabajar otra vez con Steve Albini?

Jaume: Trabajar con él, no. Mejor ahora porque había más confianza, estábamos todos más tranquilos, íbamos más al grano y ningún problema.

[tras atender unos asuntos personales, en ese momento aparece José]

José: ¡Hola!

¿Qué tal? Bueno, decís que está muy trabajado todo el proceso hasta llegar al estudio, pero realmente teniendo en cuenta que tardáis tan poco en grabar, ¿de qué depende que al final os lancéis? ¿Os ponéis un plazo para trabajar?

Jaume: Pusimos un plazo. Bueno, nos pusieron un plazo. [risas] “Grabáis tal día de septiembre.”

Javier: Tienes un plazo, y aparte sabes que tienes unos minutos, como máximo cuarenta y cinco, para realizar el disco. Los presupuestos van por minutaje. Entonces tenemos un dinero y decimos “¿Cuándo queremos hacer esto?” Fue trabajarlo hasta que teníamos lo que queríamos y el tiempo que queríamos.

¿Cómo es que han pasado casi tres años desde vuestro anterior álbum?

José: Es difícil juntar el dinero.

Javier: Ha habido cosas en medio. Jaime y José estuvieron más o menos un año con Sole, trabajando con él y haciendo giras con él. Fue un poco un parón del grupo, pero luego nos fue mejor que nunca.

Jaume: Sí, y lo que pasó fue eso, que no nos quedaba tiempo para componer y en dos meses nos tuvimos que poner las pilas. Lo que dijimos fue “¡El día 15 de septiembre estamos allí! Aquí hay que trabajar.” Y sí, desde Speritismo (Boa, 2003) lo que fue el cambio más radical fue el contrabajo, y nos llevó un poco de tiempo también. A la hora de buscar el sonido, pues tardas.

Javier: Acomodarlo, también el resto de la banda tiene que acomodarse a un instrumento nuevo.

[Jaume se marcha al baño entre bromas]

José: Estamos de gira, y los estómagos trabajan de manera extraña. Empezamos por el norte. Se come bien, y nos hinchamos a marisco baratísimo. Mariscada para dos ¡por 20 euros! Y al día siguiente fuimos a Asturias, y una fabada buenísima.

Javier: Buenísima, pero nos ha matado.

José: En todos los sitios donde estamos yendo de gira nos están dando de comer muy bien. Pero luego te metes en la furgo y acabas destruido. [risas] El primer día en Madrid fue horrible, con gastroenteritis y tal. Relojes biológicos descompensados totalmente, pero es normal… Estos días con las entrevistas físicamente es una locura, pero lo estamos llevando bastante bien.

[mientras Jaume regresa, se mantiene una conversación bastante absurda sobre una pulsera de abalorios con dibujos de vírgenes que se habían encontrado un rato antes]

Comentabas antes que es jodido lo del dinero. ¿A vosotros os da para vivir con la música?

José: No. Jaime y yo vivimos de la música ahora, después de todos estos años, pero vamos, haciendo no volteretas, sino saltos de triple mortal. Y aún así a veces no llega. Javi y Jens tienen un estudio de grabación en Barcelona, que ahora está empezando a coger bastante nombre.

Jens: Se llama Audiomayer.

José: Y vienen muchos grupos de la escena a grabar, y está empezando ya a moverse. Por otro lado Javi es delineante e infografista, y Jaume es enfermero. Yo estoy estudiando psicología para tener algo, porque siempre está el fantasma éste del trabajo planeando.

Siempre le puedes pedir curro a Jens en el estudio. [risas]

José: No, él es cojonudo, y siempre nos llama cuando sale un trabajo que podemos encajar en el estudio, está genial.

Jens: Ahora mismo no sé… Ojalá más adelante, pero ahora mismo creo que esto es malvivir de la música.

José: Este disco es el que más… Acaba de salir, de hecho salió ayer, ya veremos. De momento sobrevivimos.

¿Pero veis lejos la posibilidad de vender por ejemplo cincuenta mil copias?

José: Yo ya firmaba. Hay un rollo, que es que Acuarela tiene muy buena distribución en el extranjero, sobre todo en Japón. Y creo que nuestro estilo en Japón funciona. Tenemos amigos que tocan allí con cuadros flamencos, que hay cien mil, allí están obsesionados y se cachean mejor, tienen mucho trabajo. Trabajan tres meses haciendo bolos y viven dos o tres años. El sueño existe. Es decir, si no llegas al sitio, aparte de por estilo y todo, es que sin distribución allí… Ya hay una tienda de discos en Japón que se ve que es muy mítica, y el dueño a través de Internet vio la crítica del anterior disco, se le ocurrió comprar uno y le encantó. Pidió veinticinco copias, se vendieron, compró otras veinticinco… Se vendieron trescientas, y todo eso sin ningún tipo de distribución ni nada. Si tuviéramos suerte nos podría ir muy bien.

Se os nota cansados…

José: Aparte de los bolos, los kilómetros y todo eso, entre ayer y hoy hemos hecho unas quince entrevistas.

Claro, lo entendemos. Tampoco queremos preguntar todo el rato más de lo mismo. Si queréis podéis contaros unos chistes. [risas] Bueno, siguiendo con esto del contrabajo, ¿cómo surgió? ¿Fue “me compro un contrabajo y probamos” o ha sido algo intencionado desde el primer momento?

Javi: Fue un instrumento que siempre me había llamado la atención, pero nunca me había atrevido. Un día lo vi en una tienda y lo compré. Luego viene lo gordo, que es aprender a tocarlo. Tiene tela. Lo increíble en esa tienda es comprar un trasto como es un contrabajo sin saber tocar. El tío me dijo “¿Lo quieres probar?” y le contesté “No, no sé tocarlo.” [risas] No fue un capricho, fue un reto. Lo cogí, me lo llevé, que costó, y bueno, con toda la intención de poder integrarlo en el grupo. Todo el éxito de este disco va a ser por el contrabajo. [risas]

José: ¡Qué pretencioso!

¡Llevabas quince entrevistas esperando a soltarlo!

Jaume: Luego esta gente pone lo que quiere…

Javier: De los periodistas no te puedes fiar. [risas]

Os podéis imaginar que todo el mundo seguirá más o menos la misma línea de preguntas, y fiaros de que no somos prensa sensacionalista, no hablaremos de vuestros rollos con mujeres… [risas] Volviendo al contrabajo, muchas de las baterías que metéis son muy jazz, así que introducir este instrumento encaja muy bien. Luego musicalmente en este disco hay bastantes canciones con melodías muy asequibles: el comienzo de Mr. Gesus pega muchísimo, y la sección rítmica que introducís en Il monstro es brutal. Pero por otro lado una vez que con el contrabajo os introducís de lleno en el jazz, trabajáis más en plan free jazz, que en directo entra más fácil pero quizá en disco es mucho más complicado.

Javier: Mucha música que escuchamos en disco nos entra muy bien. Y quizás es al revés, nos planteamos en directo si la hacemos o no, pero en disco está muy bien grabada.

Jaume: Está bien lo que dices porque ayer nos decían lo contrario. Esto tan radical queda como anecdótico, como diciendo “Queremos más chapa.” Seguro que llega mañana alguien que diga que esto sea demasiado duro, ¿no?

Quizá porque en directo es más orgánico. Verlo en directo está muy bien, pero luego escucharlo en disco, ya parece un rollo muy diferente. Por eso cuando escuchamos R2 chapa al principio nos hizo mucha gracia, pero para ir oyéndolo te preguntas si esto va a encajar con la gente, cómo lo van a tomar…

José: En realidad no hacemos los discos para vender. Que el disco venda y funcione, todos lo queremos. Pero esto es para un público con mente abierta, nosotros realmente tenemos mente abierta.

Javier: Hacemos música para nosotros mismos, afortunadamente, lo que queremos hacer y oír.

Jaume: En realidad, cuando tienes un grupo, no puedes plantearte hacer música para nadie, es imposible.

Sí, eso está claro, pero yo me refería más a que quizá en un momento determinado dices: “Bueno, esto no lo tocamos en directo porque, a ver cómo encaja.”

Javier: Pero porque el directo es diferente, tienes que plantearlo más como…

Jens: Interacción. A veces tienes un tema que lo dejas ahí, y llega un momento en el que te preguntas si hacerlo o no hacerlo. Depende de la gente.

Javier: En un concierto en el que estás arriba y puede tener mucha energía, pues metes un tema y con el público que hay, lo mismo lo desinfla. Y levantar un concierto a la mitad es complicado.

Jaume: Pero también podemos decir que uno de los temas que más triunfa en directo es R2 chapa.

José: Sí, porque es muy visual, es un tema que nos reafirma

¿En qué sentido?

José: Porque 12Twelve es ruido, siempre ha sido actitud de locura, siempre visceralidad, es uno de nuestros temas más viscerales. Como que dices “Ah, ¡mira! 12twelve.”

Sobre los setlists de los conciertos, ¿los lleváis siempre preestablecidos? ¿Vais introduciendo cambios, incluso sobre la marcha?

Javier: Se van cambiando, pero es algo muy estudiado.

Jaume: O lo cambiamos antes del concierto como norma general. Puede cambiar un tema.

José: A lo mejor un día tienes un bolo en el que ves que ese tema te ha perdido un poco, te da esa sensación. Pero al día siguiente lo ves de otra manera, a ver si es verdad o a ver si te funciona mejor. Cuanto más tocas… Los mejores bolos siempre son los últimos de la gira.

Jaume: Las partes abiertas en los conciertos, que las hay, pueden durar más o menos, ser más o menos rítmicas, estar más abajo más arriba…

José: En función de la reacción de la gente, de lo a gusto que estés tú tocando…

Jaume: Siempre cambia.

¿Cuáles han sido las opiniones sobre este nuevo disco?

José: Ha habido de todo. Muy buenas todas en general. Luego lo que pasa es que depende de lo que se esté acostumbrado a escuchar. Lo bueno es que el disco tiene potencial para los dos tipos de gente, los que escuchan y los que no escuchan jazz. Pero no estaba premeditado, lo habíamos hecho por meter el máximo de cosas y referentes posibles. Y si así es que llegue a más gente, bienvenido sea.

Hay títulos de canciones que son bastante descriptivos, como R2 chapa, Autobahn polizei… En todos los temas, teniendo en cuenta que son instrumentales, los títulos tienen algún tipo de relación con algo en particular. ¿Son chistes personales o juegos de palabras? ¿Es algo siempre premeditado?

José: Nunca hacemos los temas a partir de los títulos. De hecho hay temas que nosotros los llamamos de una manera y luego el título es otro. Como el típico “La nueva”. Hay un tema que lo llamamos “Los corceles”, y en realidad es La habitación de Albert, porque un día estábamos en el estudio y Jens dijo “¡Corceles!”, y ya se quedó así. Los nombres tienen cierta importancia, está claro, pero la música es lo importante. Ya lo comentamos el otro día en otra entrevista, si a ti te da por llamar a un tema de otra manera, oye, de verdad que fantástico, a mí me parece estupendo.

Jaume: Sí. ¿Qué te sugiere el tema? Pues llámalo así.

José: Una idea para el próximo disco puede ser ésa, ¡canciones sin nombre!

Jaume: Bueno, eso ya se ha hecho… El tema es que como no tenemos letras podemos hacer lo que nos dé la gana. Es fantástico. Hay libertad de idioma. Claro que con sentido del humor, hay que quitar hierro a estas cosas, no es plan de ponernos trascendentales con estas cosas contemporáneas de free jazz.

José: Ya es bastante jodida la vida como para complicarla en ese sentido. No es ver las cosas humorísticas en plan opereta, sino con sentido del humor, que no es lo mismo. Con 12Twelve en este caso. Es importante.

Habéis dicho anteriormente que en música todo está inventado, ¿lo creéis realmente?

José: Nosotros no estamos inventando nada. No es una vanguardia dentro de un estilo, sino dentro de nosotros mismos. Buscando siempre cosas diferentes y no pensando en sorprender. Que luego te das cuenta de que a lo mejor lo que haces no lo hace mucha gente, pues genial. La idea es ésa.

Jens: Hemos construido un universo bastante propio, una manera de decir las cosas como bastante nuestra. Lo que hacemos está inventado pero bueno, el juntarlo de esta manera e interpretarlo nosotros, que como intérpretes creo que somos buenos, ahí está lo que es nuestra música. E inventar… Creo que sí.

Jaume: Yo hace mucho tiempo que no veo nada nuevo. Realmente la música me gusta por lo que expresa, no porque sea nueva.

Quizá con nuevo nos referimos más bien a algo que sorprende.

Jaume: Bueno sí, con Hertz.

José: Es bueno que cada uno encuentre cosas nuevas y escuche música diferente. Nos da una riqueza también.

Si queréis podéis comentar un poco lo que estáis escuchando ahora.

Jaume: Van Horse y Hertz.

José: Yo llevo una temporada muy pillado con las bandas sonoras, sobre todo de los 70 y finales de esa década. Lo último que he descubierto ha sido la banda sonora de Rojo intenso de Darío Argento.

Jaume: A mí me encanta la de Fantastic planet, una película francesa de los 70.

José: Tienes bandas sonoras buenísimas: la de Harry El Sucio, Operación Dragón, las de Herbie Hancock, que es un poco horterilla a veces pero tiene cosas increíbles, Blow up… Ennio Morricone, claro. Curtis Mayfield, Marvin Gaye…

Jaume: La semilla del diablo.

José: Si nos ponemos a escarbar aparecemos en Australia. [risas]

Jens: Ah, yo… Hank Williams. No sé, llevo una buena temporada obsesionado con él…

José: Jazz de éste de modernitos. [risas]

Jens: Nos ha encantado el último dvd de Dylan.

José: Claro, son los clásicos de siempre. Si nos ponemos a hablar de esto no paramos nunca.

Bueno, pues al revés, ¿gente que creáis que está sobrevalorada?

Jaume: Radiohead, Björk.

José: Smashing Pumpkings.

Jaume: Eso es diferente, es que son tan mainstream que ya ni valen. Es como decir Franz Ferdinand, Coldplay…

José: ¡Por favor! The strokes.

Javier: Bueno, The Strokes no están mal, yo oí el otro día un temazo.

Jaume: Y hay más, pero sobre todo esos… Y Los Planetas.

Radiohead es uno de mis grupos favoritos. ¿A ti te dan más rabia por sus últimos discos o es algo que has sentido desde siempre?

Jaume: Sobre todo desde los últimos discos. Cada vez más.

Yo sí que noto todo eso de que llegas hasta Kid A y luego tienen encima mucha expectación. Igual que vosotros hablabais de que estáis haciendo lo que queréis, parece que ellos están intentando decir “Vamos a hacer algo diferente de lo que esperan de nosotros.”

Jaume: Para mí es el paradigma de banda pretenciosa.

Javier: Mogwai.

Jaume: Creo que el O.K. Computer es su disco, porque encontraron algo ahí, que no me gusta mucho, pero lo valoro objetivamente.

Javier: Yo tengo el Pablo Honey, que no me gustó mucho.

Jaume: Pero el Pablo Honey tiene Creep, que es un clásico, que todos hemos bailado completamente borrachos, como con Sabotage de Beastie Boys o Loser de Beck.

Javier: A mí me molestan sobre todo Coldplay: “Vamos a desbancar a U2.” Venga…

Jaume: Hay cosas que no puedes hacer. Además, voy a decir una barbaridad, pero hay entrevistas de los Stones, de Neil Young, de los Beatles, y ellos te dirán que no han inventado nada, que todo lo han copiado de los negros.

Eso mismo decía Tito Puente de todo el latin jazz.

Jaume: Eso es ser músico, que nunca dejas de aprender. Además, todo vale y nunca puedes darte por satisfecho ni decir que has acabado, es un camino muy largo.

Javier: Es honestidad.

¿Cómo veis que está ahora todo el panorama musical en general, tanto nacional como internacional?

Javier: Hay cosas interesantes.

Jaume: Se abre como una nueva psicodelia o una nueva manera de entender el folk que no sé si será que se está poniendo de moda, pero para mí es muy interesante.

Javier: Y si miras a nivel más underground, hay cosas que están muy bien.

Jaume: No creo que sean nada nuevo, pero sí hay una actitud que rompe un poco unos esquemas que estamos hasta los cojones ya de aguantarlos. Que es lo que somos 12Twelve, intentar romper un poco las cosas normales, pero tampoco sin creerte que hayas inventado nada.

José: A nivel de bandas es verdad que hay muchas cosas interesantes, más que nunca. Lo que pasa es que luego la organización de la industria está fatal. Estamos volviendo al radicalismo de la Edad Media en todos los aspectos de la sociedad, no sólo de la música: policías privadas, irse al campo porque la vida en la ciudad es insegura, todo eso. En la música está pasando lo mismo, cada vez es más mainstream o más radical, pero ya no hay término medio. O eres de Operación Triunfo o del otro bando, y tampoco es eso, eso sería volverte elitista.

Jaume: En Barcelona ahora realmente hay una escena como muy latente, hay bandas que no se casan con nadie.

José: Yo deseo que esa escena cuaje y que vaya bien. Toda esta gente que está saliendo, de verdad, yo creo que se tiene más nivel que antes. En cualquier caso, ya veremos, porque cada vez se venden menos discos, cada vez se piratea más… Los sellos cada vez cierran más, cada vez se mojan menos. Lo cierto es que no sé si es un fin de todo, pero sí es un final de algo, un ciclo, y a lo mejor funciona y va a mejor. Pero vamos, estamos en un punto de cambio.

[José entra en la oficina de Acuarela para grabar una cuña para SigloXXI, el programa de Radio3]

Jaume: Yo pienso que ahora hemos conocido a la generación de veintipocos años, gente que viene súper fuerte, que sabe un cojón de música, compra vinilos, escucha de todo y toca que te cagas. Eso antes no pasaba.

Javier: Yo por la experiencia, nosotros, de treinta y algo, somos de una década que estamos la mitad agilipollados, y la gente de veintidós o por ahí son muy adultos y vienen con mucha fuerza.

Jaume: Yo creo que tenemos que tener fe en toda esta escena de chavales ¡que nos sacan ya diez años a todos! [risas] Y eso es fantástico, yo estoy muy contento, el tema puede funcionar. Evidentemente, el tema de la industria está fatal y hay que buscar nuevas maneras de hacer que esto chute, porque las discográficas se han cargado la industria por los precios y la basura musical durante años. Pero hay que confiar, y sobre todo seguir haciendo lo que queremos hacer con ganas y cariño, y saldrá algo bueno, menos masivo, pero con la conciencia tranquila de que hemos hecho lo que hemos podido.

Es curioso porque cada vez hay más bandas españolas que, moviéndose más independientemente, se van abriendo su propio hueco poco a poco. No sé si por los medios de comunicación, o por la nueva sociedad… Recuerdo que una profesora de un amigo dijo que en cierto modo nuestra generación había tenido suerte por vivir tan de cerca todo lo de la guerra de Iraq, porque eso iba a influir en nuestra visión del mundo el resto de nuestras vidas. A lo mejor es lo que dices tú, que durante una generación entera ha habido como un parón, con todo más tranquilo…

Javier: Estábamos muy acomodados, éramos los hijos de nuestros padres.

Jaume: Había que ir a la universidad, por cojones, ibas a la uni y luego no tenías trabajo y te preguntabas qué hacías ahí…

Javier: Nosotros somos de la generación que pasó de estar en casa de los padres a irse con la novia, y cosas que ahora ves y son muy importantes, como haberte ido con unos amigos a compartir piso, pues nosotros no hemos pasado por allí y eso se nota. El hecho de que la mayoría de la gente de veintialgo ha estado un año en el extranjero, pues para nosotros eso era una cosa como muy puntual. Eso ha nosotros no nos ha cogido, y se nota. Esa gente con diez años menos, hablas con ellos y no notas una diferencia abismal contigo.

Jaume: Ahora hay algo, y durante años no había casi nada.

Hay más movimiento, no está tan cerrado todo.

Javier: Por ejemplo, tú te vas a compartir un piso con cinco amigos, tienes cinco focos de entrada, con los que te va a entrar información por todos los lados. No sé si es que nosotros hemos estado demasiado acomodados…

Jaume: Pardillos. [risas] Como nosotros somos unos frikis, desfasamos y descargamos nuestras frustraciones y pasiones con nuestra catarsis personal que es 12Twelve.

A nivel de sonido, ¿buscabais un sonido en particular, una forma determinada de empastarlo? ¿Surgió tal cual iba saliendo o estaba también estudiado?

Jens: Queríamos sonar como lo hace el grupo en directo.

Javier: En el caso del contrabajo y del saxo era cuestión de acomodarlos, y que el resto de la banda se acomodase también a eso. Pero ese trabajo viene hecho de casa.

Jens: Y sonar de la manera más natural posible.

Tanto que el sonido del disco te golpea mucho. Luego lo ves en directo y te das cuenta de que eso es justo lo que te gustaba del disco. No te defraudas con cosas que se hicieron en estudio y luego no se tocan en directo. En lo que respecta al artwork del disco, ¿quién se ha encargado?

Jaume: Ricard [http://www.estudijazzbo.com], que vive con José, es pintor y artista plástico. Es muy bueno. Hace pintura y tiene cosas muy chulas. También metió mano en Speritismo, que lo hizo con José, pero el diseño del nuevo disco ya lo hizo solo.

En estos momentos nos vemos obligados a interrumpir la entrevista. 12Twelve se tienen que marchar urgentemente al Café De La Palma para realizar la prueba de sonido con vistas a la actuación de esa noche. Todavía vivimos algún momento muy divertido, como las primeras fotos de promo en las que aparecen junto a Rosa de Operación Triunfo, con la que han grabado el tema Una eternidad para el recopilatorio De Benidorm a Benicàssim (K-Industria, 2006). Pero la agenda manda, así que lamentando no poder alargar más la charla, pero habiéndola disfrutado muchísimo, no nos queda más que darles las gracias por su tiempo, mientras nos preparamos para el fantástico espectáculo que darían en su posterior concierto unas horas más tarde.

Autor: Ana F. y Miguel González
Fotos: Danny Herzon

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close