libros

Los libros de la semana

librosdelasemana

Entre los libros más vendidos esta semana nos encontramos con la entrada de Cuando llega la luz (Destino) de Clara Sánchez en ficción, El beso: Camille Claude. Escultora. Una mujer (Eunate) de Javier Díaz Huder en no ficción y Intranerso (Brisa Ediciones) de Carlos Miguel Cortés en poesía. Entre las novedades:

libro1El camino del perro (Seix Barral) de Sam Savage. El perro de Harold Nivenson ha muerto. Sin él, sin los paseos que Harold se obligaba a dar, éste se encierra en casa, una casa que empieza a desmoronarse. A la pérdida de su perro se suma la de su amigo y rival intelectual, Peter Meinenger. Con una carrera artística que nunca despegó y acabada, Harold se encuentra solo, sin ataduras y sin ganas de vivir.
Reflexiona sobre su carrera como pintor menor, coleccionista, crítico y mecenas para dar sentido a una vida regida por las dudas constantes. Esa reflexión, que empieza con el rechazo a un tipo de arte y un gran resentimiento hacia su familia y entorno, deja paso a un sentimiento de paz interior cuando sale de la sombra del pasado y encuentra una razón para vivir, cada día, en el «ahora». Y así, la amnistía llega como segunda oportunidad para apreciar, durante el tiempo que le queda, el hecho de que la vida (el arte) no se basa en hacerlo bien. A veces, las piezas que faltan sólo pueden encontrarse en nuestros errores y en las ruinas que éstos provocan.Traducción de Ramón Buenaventura.

El hombre que cayó en la tierra (Contra) de Walter Tevis. Huyendo de la devastación nuclear de las libro2guerras que casi aniquilan la vida en Anthea, planeta del sistema solar, el extraterrestre de rasgos humanoides Thomas Jerome Newton aterriza en la Tierra tras años de adiestramiento y aprendizaje de las costumbres terrícolas con la misión de construir una nave espacial con la que trasladar a los pocos antheanos que sobrevivieron a la hecatombe y poder así asegurar la supervivencia de su estirpe.
A pesar de su complexión extremadamente frágil y de una sensibilidad enfermiza a la gravedad y la temperatura terrestres, Newton posee una inteligencia muy superior a la humana, lo que le permitirá revolucionar el mundo con algunos inventos —una película fotográfica ultrasensible, un insólito procedimiento de refinado de petróleo— y convertirse en una de las grandes fortunas de la Tierra. Sin embargo, el contacto con los humanos, el desarraigo y una tendencia natural a la melancolía lo convertirán en un alcohólico y pondrán en peligro su misión. El hombre que cayó en la Tierra es uno de los grandes clásicos de la ciencia ficción y una subversión del tema de la invasión extraterrestre. A partir de una aproximación realista, teñida de la desazón del existencialismo de posguerra y la amenaza de la Guerra Fría, la novela insufla vida a uno de los alienígenas más frágiles y memorables del género. David Bowie interpretó al antheano en la versión en celuloide del libro, dirigida por Nicolas Roeg en 1976. A finales de 2015, poco antes de su muerte, Bowie compuso el musical Lazarus, secuela de El hombre que cayó en la Tierra, que se estrenó en Nueva York. Traducción de José Mª Aroca.

libro4Muerte de un aviador (Siruela) de Christopher St. John Sprigg. George Furnace, prestigioso instructor de vuelo en el Aero Club Baston, muere en el acto cuando su avión se estrella en la campiña inglesa. Aunque aquellos que lo conocían están desconcertados, pues era un excelente piloto y el aparato estaba en perfecto estado, la instrucción forense archiva el caso con el veredicto de muerte accidental. Pero un inesperado visitante, el australiano Edwin Marriott, obispo de Cootamundra, que ha llegado al club para aprender a pilotar y poder así ejercer su ministerio en las zonas más remotas de su diócesis, sospecha que la verdadera historia es algo más complicada: podría tratarse de un suicidio o incluso de un asesinato. Junto con el inspector Bray, de Scotland Yard, el intrépido ministro tratará a toda costa de desenmascarar la verdad. Traducido por:Raquel García Rojas.

Vida y muerte de Sophie Stark (Alba) de Anna North.Sophie Stark es una joven cineasta llena de libro5talento pero también una experta en manipular emocionalmente a los que la rodean para hacer una buena película. Es capaz incluso de engañar a su hermano o de traicionar a su propio marido con tal de conseguir un efecto dramático. Al utilizar sus vidas para crear sus propias historias consigue destruir, en nombre del arte, sus relaciones más íntimas. Vida y muerte de Sophie Stark nos hace comprender los sacrificios que a veces exige la profesión artística pero trata también el aislamiento y las obsesiones que se dan en ese mundo. A través de las personas que la quisieron, asistimos a los extraños vínculos que se dan entre la realidad y la ficción, y vemos cómo los artistas manipulan a menudo su propia vida para crear su obra sin atender demasiado a las consecuencias.Traducción de Laura Vidal

El ardor (Anagrama) de Roberto Calasso. Hace cerca de tres mil años, en el norte de la India, floreció ardoruna civilización de una extraordinaria riqueza, que sin embargo no dejó reliquias arquitectónicas ni artísticas. Y es que su fortuna no se basó en las conquistas ni en la acumulación de tesoros sino en la insuperada sofisticación de una serie de textos en torno al Veda (el saber). Textos que, en su mayor parte, son minuciosas prescripciones para ejecutar los ritos, desde el más sencillo hasta el más complejo: el sacrificio. Calasso, que ya se dedicó a la religión de la India antigua en un libro memorable, Ka, vuelve ahora sobre ella para centrarse precisamente en la cuestión del sacrificio. ¿Qué es? ¿En qué consistía? ¿Cuál es la diferencia entre la mera violencia ejercida sobre un ser y la esencia del sacrificio? ¿Qué valor le damos hoy a ese concepto? Con el magnetismo propio de una poderosa novela, el recorrido de Calasso en El ardor habla, también, de nuestra cultura: de lo que significa el progresivo abandono de las formas del rito, de nuestra dificultad ya casi insuperable para establecer un intercambio conlo invisible, y las distorsiones que ello causa en la historia y la sensibilidad presentes; del rito como forma de comunicación entre lo visible y lo invisible y de todo lo que la mentalidad positivista nos ha ocultado, haciendo que confundamos nuestra incapacidad para percibirlo con su inexistencia. «La actitud sacrificial –escribe Calasso– implica que la naturaleza tenga un sentido, mientras que la actitud científica nos ofrece la pura descripción de la naturaleza, de por sí desprovista de sentido.» Por eso, «el Satapatha Brahmana es un antídoto poderoso para la existencia actual».«Este libro parece llegar desde muy lejos para formularnos preguntas esenciales con la fuerza de una luz incandescente. El mérito de Calasso (su secreto) consiste en haberlo escrito con ardor» (Giorgio Montefoschi, Corriere della Sera).

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también

Cerrar
Cerrar