noticias

40 años sin Sid Vicious

Tal día como hoy el controvertido bajista de los Sex Pistols aparecía muerto de una sobredosis.

Cuando God Save the Queen ocupaba el nº dos en Gran Bretaña- se rumoreó siempre que hubo presiones para que no llegara al primer puesto- Glenn Matlock, bajista de Sex Pistols, ya había sido despedido por «gustarle a los Beatles» y reemplazado por John Simon Beverley (a.k.a. Sid Vicious), lo que le dio al grupo una imagen aún más amenazadora. John / Simon se convirtió en «Sid» por el hámster de John Lydon, quien a su vez recibió su nombre por Syd Barrett de Pink Floyd. Sid odiaba el nombre, por lo que John Lydon se burlaba de él. El irónico «Vicious» vino después de que el hámster intentara morderle: «Oh, tu Sid es Vicious» y la canción de Lou Reed Vicious.

Vicious se convirtió en uno de los seguidores más visibles de la banda, y se le atribuye la creación de una forma de baile, pogo, que surgió de su salto hacia arriba y hacia abajo, empujando a todo aquel que no le gustase su grupo. El propio manager de la banda, Malcom McClaren, lo supo explicar desde el principio: «Si Rotten es la voz del punk, Sid es la actitud». Vicious fichó para la banda, pero no podía tocar bien y no tenía experiencia con la guitarra, por lo que el guitarrista Steve Jones tocó el bajo durante la grabación del álbum debut Never Mind the Bollocks, Here the Sex Pistols. Vicious apareció en solo dos canciones: Anarchy In The UK (que se grabó con Matlock en el bajo y se publicó como single) y Bodies en la se permitió que Vicious tocara a pesar de que sería regrabada más tarde por Jones. Sid apareció con los Pistols por primera vez el 3 de abril de 1977 en The Screen On The Green en Londres. Con el tiempo, dice Nils Stevenson, el gerente de la gira de los Sex Pistols, Sid se convirtió en un problema, porque llegó a «disgustarle todo, excepto la heroína y Nancy». Las cosas llegaron a un punto crítico en 1978, en la única gira importante de los Pistols. La presencia del grupo en EEUU provocó emoción y protesta, y la enloquecida aventura concluyó en Winterland en San Francisco, tras la cual el grupo se disolvió. «¿Alguna vez has tenido la sensación de que has sido engañado?», fueron las últimas palabras de Rotten desde el escenario como Sex Pistol.

Jones y Cook mantuvieron el nombre de los Sex Pistols vivo con varios singles más, incluido uno en Brasil con Ronnie Biggs, quien estuvo entre la banda que llevó a cabo el notorio Gran Robo de Trenes de Gran Bretaña. Sid Vicious estableció su residencia en Nueva York, donde intentó una carrera en solitario con su novia Nancy Spungen como su manager. Dio, con éxito, al sencillo My Way, un remake sarcástico y punky para usarla en la sátira ficticia de Malcolm McLaren sobre la historia de Sex Pistols The Great Rock n Roll Swindle, y, posteriormente grabó el álbum Sid Sings (1979), su disco póstumo. El 12 de octubre de 1978, Vicious se despertó y encontró a Nancy muerta en el baño de su habitación en el hotel Chelsea de Nueva York. Ella se había desangrado hasta morir debido a una herida de arma blanca en el abdomen. Sid fue arrestado y acusado de asesinato el 22 de noviembre de 1978. En su defensa, afirmó que aunque la había apuñalado, nunca tuvo la intención de matarla, aunque luego se retractó. El caso ha sido objeto de controversia e investigación durante todos estos años y su resultado nunca ha sido concluyente. Mientras estaba en libertad bajo fianza por cargos de asesinato, el propio Vicious murió de una sobredosis de heroína. Sólo tenía 21 años. 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar