Lunes , 21 de Agosto de 2017
Home > discos > Piano Magic – Disaffected

Piano Magic – Disaffected

Nueve años han pasado ya desde que Glen Jhonson decidiera formar Piano Magic, un cambiante colectivo de músicos que, disco tras disco, ha ido sugiriendo la banda sonora de nuestras vidas, la melancolía hecha música. Pese a que es difícil encuadrarlos en un estilo fijo, lo que sí está claro es que el rock épico, el electro-pop y el shoegazer se hacen presentes en su música. Si mezclamos a Kraftwerk y a My Bloody Valentine junto con Joy Division, obtenemos este cóctel de tendencias con un denominador común que es Glen y todo su particular ideario sonoro.

Como trabajos destacados de su discografía tenemos por ejemplo Low birth weight (Rocket Girl, 1999), que aúna los estilos anteriormente citados (e incluso se acerca a la electrónica experimental) y los convierte en un fabuloso conjunto de canciones para soñar. También destaca una de sus cumbres, la épica ensoñadora de Artists’ rifles (Rocket Girl, 2000), un disco que marcó un antes y un después en su prolífica carrera. Y antes de volver a recuperar el tino con The troubled sleep of Piano Magic (Green Ufos, 2003), álbum que los acercó a la calidad de Artists’ rifles, tuvieron tiempo de ponerle música a la película de Bigas Luna, Son de Mar, todo un despliegue sonoro perfectamente integrado en la cinta del director español.

Disaffected (Green Ufos, 2005), su nueva creación, nos acerca a unos Piano Magic cada vez accesibles y más próximos al pop, alejándose de la oscuridad de sus anteriores trabajos. En el primer corte, You can hear the room no parece que se hayan distanciado mucho de su pasado. Sin embargo, es a partir del segundo, Love & music, y sobre todo del tercero, Night of the hunter, donde su acercamiento al pop se hace más palpable, donde lo que antes era solemnidad ahora se traduce en proximidad y acercamiento. Buen ejemplo de todo este cambio (para bien) en su sonido, es el tema que da título a su “descontento”: Disaffected, enorme tema de electro-pop (más de siete minutos de pura intensidad electrónica) que hará las delicias de aquellos que siempre han deseado que el “piano mágico” esté al alcance de cualquiera.

En este nuevo trabajo tenemos de todo, desde la vuelta a los orígenes de Artists’ rifles con Theory of ghosts o Your ghost, hasta canciones donde el rock ensoñador se nos muestra con toda su intensidad. Asimismo se destaca la genialidad hecha música en I must leave London, uno de los mejores y más concisos temas del disco que resumen lo que siempre han querido ser y son Piano Magic.

Así pues, la primavera que nos queda será mucho más soportable a partir de ahora, momento en que uno escucha este maravilloso disco de pop contemporáneo, de electrónica tangible (Deleted scenes son unos Kraftwerk sin complejos) y de tristeza transformada en música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *