Sábado , 25 de febrero de 2017
Home > especiales > libros > Los libros de la semana

Los libros de la semana

Pregnant_Woman_Crossing_85th_street_NYC_1969

Entre los libros más vendidos encontramos esta semana la entrada de Ese mundo desaparecido (Salamandra) de Dennis Lehane y en no ficción Sapiens (Crítica) de Yuval Noah Harari, mientras que en poesía la novedad es para Poesia completa (Sexto Piso) de José Lezama Lima. También hay que destacar el primer puesto de bolsillo, el clásico 1984 de Orwell. En cuanto a las novedades editoriales:

libro1Estridente y dulce (Anagrama) de Adam Thirlwell.El héroe y narrador de esta novela se despierta en la cama de un hotel junto a una mujer que no es su esposa, sino una amiga de ambos. La sorpresa se transforma en profunda angustia cuando advierte que la cabeza de la mujer se encuentra sobre una mancha de sangre, posiblemente a causa de las drogas que ambos tomaron la noche anterior.

«Espero que si demuestro una sola cosa con este relato, ésa sea la importancia de las reglas vitales, razón por la cual quizá he decidido comenzar la historia de mi vida moral con este episodio de sangre. Creo que ése fue el momento en el que mis categorías habituales se desbarataron.» En efecto, asistiremos entonces a la caída libre de un personaje narcisista y politoxicómano que, hasta ese momento, llevaba una existencia confortable en la zona residencial de una megalópolis anónima. Allí vive junto a su esposa, el perro de ambos y un viejo amigo de la infancia en casa de unos padres tan comprensivos como consentidores. Éstos le han proporcionado una buena educación y lo han apoyado en todo, pero no pueden evitar observar con inquietud el hecho de que su hijo haya decidido abandonar un empleo seguro para atender la llamada de una tardía vocación artística.

Entre múltiples obsesiones y paranoias, sexo, drogas, violencia e infinitas elucubraciones circulares, los acontecimientos terminarán precipitándose y nuestro atribulado y neurótico héroe se verá empujado a cometer actos de cuestionable moralidad o directamente reprensibles, que rememora en estas páginas con franqueza y cierto pesar: «Y la verdadera vida (…), la única que ha sido verdaderamente vivida, es aquella que uno observa en retrospectiva desde una especie de distante punto en las nubes. Ese tipo de mirada podría describirse con la palabra “literatura”» «Una retorcida tragicomedia. Mezcla la afectación entusiasta de Wes Anderson con el ennui narcisista de Bret Easton Ellis. Pero hay también un espíritu juguetón que invade e ilumina el extravagante artefacto de Thirlwell. Una gran travesura» (Sam Sacks, The Wall Street Journal). Traducción: Aleix Montoto.

Historias de Hollywood (Gallo Nero) de Daniel Fuchs. En la primavera de 1937, Daniel Fuchs,libro2 después de haber cosechado un gran éxito con sus tres novelas sobre la vida de la comunidad judía en Williamsburg, llega a Hollywood para trabajar en la adaptación de uno de sus relatos cortos. Su contrato de trece semanas se convierte en residencia permanente y marca el comienzo de su gran historia de amor con el cine.

Escribir para la gran pantalla era un buen trabajo, recordaría más tarde, pero incluso mejores eran las propias películas: pequeños milagros para una audiencia masiva. En sus relatos y ensayos desfilan productores, directores inescrutables y carismáticas estrellas del celuloide cuyas virtudes, defectos, egos y decepciones se hacían visibles en todo su relieve «porque la luz que el sol vertía sobre todo espacio era de una limpieza brillante». Fuchs lo vio y lo registró todo con gran maestría; pasaba sus jornadas laborales escribiendo guiones, pero nunca dejó la prosa, publicando sus relatos en The New Yorker y Collier’s, así como en Commentary. Historias de Hollywood reúne, por primera vez, lo mejor de su trabajo sobre el séptimo arte y registra los caprichos de la industria cinematográfica desde su Edad de Oro hasta el progresivo declive. Traductor: Enrique Maldonado

libro3Delincuentes de medio pelo (Sajalín).Desde que saliera de la penitenciaría dublinesa de Mountjoy e intentara establecerse como delincuente por su cuenta, Frankie Crowe no había tenido suerte. Harto de golpes que a duras penas le daban para el alquiler ―y que bien podrían ponerlo de nuevo entre rejas―, un ambicioso Crowe planea secuestrar a Justin Kennedy, un banquero que ha prosperado en los años dorados del Tigre Celta. Pero para ello necesita contar con la aprobación del temido Jo-Jo Mackendrick, antiguo jefe de Frankie y conocido mafioso local. Las reticencias de Jo-Jo no frenarán el ímpetu de Crowe, como tampoco lo hará descubrir que Justin Kennedy es un abogado y no un banquero. Aunque el secuestro va de mal en peor y la policía estrecha el cerco en torno a la banda de Frankie, este no está dispuesto a renunciar al rescate de un millón de euros y a dejar de ser un delincuente de medio pelo. El veterano periodista irlandés Gene Kerrigan debutó como novelista en 2005 con Delincuentes de medio pelo, trepidante inmersión en las entrañas de la Irlanda boyante de los años noventa. «Una salvaje radiografía de la Irlanda contemporánea.» The Guardian. Traducción: Damià Alou.

La discreción o el arte de desaparecer (Arpa Editorial) de Pierre Zaoui. En la era de las apariencias libro4y de la exhibición obligatoria, el filósofo francés Pierre Zaoui defiende la discreción en un ensayo a un tiempo elegante, original e inteligente en el que nos propone interrumpir la celeridad del tiempo mediante la captura de instantes de contemplación desinteresada. La discreción, una cualidad de carácter raramente puesta en valor, se vuelve aquí una forma gozosa y necesaria de resistencia. El placer baudelariano de vagar anónimamente entre la muchedumbre, la alegría silenciosa de contemplar a nuestra pareja dormir o a nuestros hijos jugar sin que adviertan nuestra presencia, el alivio de ver cómo se disipa en nosotros el deseo de triunfar… Lejos del disimulo, del cálculo prudente o del miedo a ser visto, el alma discreta apuesta por una justa presencia en el mundo. “Ser discreto es crear, es dar, es amar”.

Pierre Zaoui convoca a pensadores universales de la discreción, de Franz Kafka a Maurice Blanchot y Giles Deleuze, de Virginia Woolf a Walter Benjamin, pasando por las tradiciones helenísticas y amerindias, para enmarcar esta experiencia extraña, ambigua e infinitamente preciosa y homenajear a aquellos que prefieren ser a parecer.“Una apertura a otra manera de estar en el mundo, hecha de reserva, poesía y secreto, de resistencia a la lucha encarnizada por el reconocimiento, a miles de cosas intempestivas, sea cual sea el tiempo en el que nos encontremos, siempre que haya hombres y sociedades”. Lucien Raphmaj

libro5Caja de deseos (Nórdica) de Sylvia Plath.Traducido por: Guillermo López Gallego. Reconocida por su obra poética, Sylvia Plath fue también una brillante escritora de prosa. Esta colección de cuentos, ensayos y extractos de sus diarios destaca por su feroz concentración en el arte, la vitalidad de su inteligencia y los anhelos de su imaginación. En estos escritos encontraremos la temprana preocupación de Plath por los problemas derivados de las enfermedades mentales; los complejos procesos de la creatividad y, de manera destacada, una diversidad de temas que tienen la feminidad como eje central. Esta obra es especialmente sugestiva, pues presenta la esencia de sus poemas y de todos los temas recurrentes de su trabajo posterior, y ofrece así una visión significativa de su desarrollo como escritora. Ted Hughes se encargó de la selección de los textos y del epílogo presente en esta edición.

Cáscara de nuez (Anagrama) de Ian McEwan. Trudy mantiene una relación 2824ee17187a8f0507ca8a7f123ab9a0d6e27890adúltera con Claude, hermano de su marido John. Éste, poeta y editor de poesía, es un soñador depresivo con tendencia a la obesidad cuyo matrimonio se está desintegrando. Claude es más pragmático y trabaja en negocios inmobiliarios. La pareja de amantes concibe un plan: asesinar a John envenenándolo. El motivo: una mansión georgiana valorada en unos ocho millones de libras que, si John muere, heredará Trudy.

Pero resulta que hay un testigo de esta maquinación criminal: el feto que Trudy lleva en sus entrañas. Y en una pirueta de triple salto mortal que parece imposible de sostener pero le sale redonda, McEwan convierte al feto –al que todavía no han puesto nombre porque no ha nacido– en el narrador de la novela, desde la primera página hasta la última.

Lo que sigue es una mezcla genial de comedia negra, trama detectivesca y astuta reescritura intrauterina de un gran clásico, por cuyas páginas asoman también una joven poetisa amante de John y una bregada inspectora de policía. Pero además de observar desde primera fila los preparativos del asesinato de su padre a manos de su madre, el feto filosofa sobre el mundo y la vida, lanza preguntas incómodas y se lo cuestiona todo, mientras las copas de vino –y alguna bebida de más graduación– que bebe su madre tienen efectos mareantes sobre él. Traducción: Jaime Zulaika «Una obra maestra. Reúne todo lo que McEwan ha aprendido y sabe sobre su oficio» (Kate Clanchy, The Guardian).

También te puede interesar...

francoise

Los libros de la semana

Poco a poco van regresando nuestras secciones habituales. En el caso de los libros, ya …

pizap

Los libros de 2016

Hacemos un repaso de 25 de los libros más destacados del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *