Cine, Tv y Teatro

Mi reno de peluche: primeras impresiones

“Por favor, no especuléis sobre quiénes podrían ser las personas de la vida real. Ese no es el objetivo de nuestro programa”, escribió en una historia de Instagram el pasado lunes Richard Gadd- responsable de una de las series sensación del momento- y agregó que las personas de su vida están “injustamente atrapadas en especulaciones”.

El 11 de abril Netflix estrenó Baby reindeer, titulada aquí Mi reno de Peluche, una miniserie de siete capítulos basada en una historia real: la del comediante escocés Richard Gadd, que además de escribir y producir el programa, es su protagonista. Si bien Gadd dijo que la cronología y algunos hechos fueron “modificados ligeramente para crear clímax dramáticos”, las situaciones ocurrieron tal y como aparecen en la serie. Si bien el programa de Netflix toma su título de su debut teatral del mismo nombre, que debutó como parte del Festival Fringe de Edimburgo en 2019, su trabajo anterior también inspiró la serie. En 2016, Gadd se llevó a casa el Premio de Comedia de Edimburgo por su show Monkey See Monkey Do, en el que reveló la catastrófica violencia sexual que experimentó cuando era un joven comediante.

Baby Reindeer hace un uso extensivo de los correos electrónicos, mensajes de voz y textos enviados y en su material promocional Netflix afirma que “todos estos correos electrónicos son reales”. Al hablar del éxito de la carrera de Baby Reindeer en Edimburgo, Gadd escribió en un comunicado de prensa de Netflix: “Todo lo que siempre quise hacer fue capturar algo complicado sobre la condición humana. Que todos cometemos errores. Que ninguna persona es buena o mala. Que Todos somos almas perdidas que buscamos el amor a nuestra manera extraña”. Como Baby Reindeer se basa en una historia real, algunos espectadores se han esforzado por descubrir las identidades reales de los personajes del programa. Desafortunadamente, la policía se vio obligada a involucrarse después de que algunos comenzaron a acusar a la gente en línea de ser algunos de los personajes implicados de la trama.

Ahora Richard Gadd escribe un drama de seis capítulos ambientado en Glasgow para la BBC, Lions, donde explora las amistades masculinas, la masculinidad tóxica y la vergüenza. En cuanto a Mi reno de peluche, se cree que el programa no tendrá una segunda serie porque se ha contado una historia cerrada, basada en el espectáculo teatral de Gadd del mismo nombre. Dicho esto, ni Netflix ni Gadd han comentado oficialmente si podría haber una segunda ejecución en proceso.

Para EmpireRichard Gadd confronta y procesa su trauma de la vida real en un reloj valiente, conmovedor y a menudo inquietante que tiene sus raíces en la comedia, pero las lágrimas que derramarás no serán lágrimas de alegría o risa”. Según Variety “Impactante, hilarante, dolorosa y devastadora, Baby Reindeer es una joya rara en la televisión, que nos recuerda lo que es posible en el medio”. Para The Guardian “a lo largo de la serie, la pura embestida de dolor es difícil de soportar y lo que gana en alcance, lo pierde en enfoque. …. Al final, esto hace que la visualización sea frustrante. Pero al mismo tiempo es original, convincente e inolvidable”. Según Financial Times “Baby Reindeer hace que la visualización sea difícil y agotadora a pesar de algunos momentos de humor oscuro e inexpresivo y ejecución segura. Pero si resulta agotador verla, sólo podemos imaginar lo agotador que debe haber sido vivirla…” Y para Observer Baby Reindeer es lo más oscura posible, y algo de eso me pone nervioso: ¿deberían los confesionarios autolacerantes de Donny compartir la misma importancia que el acecho? Aún así, qué reloj tan vívido: una verdadera opereta de trauma”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba