conciertos

Fra Festival 2004 (Alaquás Valencia, 27-08-2004) Parte I

VIERNES 27:

Fin De Sed

Inauguradores del festival valenciano, estos chicos demasiado jóvenes y ¿sobrevalorados? dieron muestra de lo mucho que les queda por aprender, tanto en lo musical como en lo personal. Es evidente pues que no estuvieron a la altura de las circunstancias aunque, eso sí, capearon el temporal como buenamente pudieron.


Fin De SedSu música, mezcla de estilos aunque más punk que otra cosa, sonó como mejor supieron. Hasta se atrevieron a sacar a la palestra colaboraciones: una con Erika para una canción aún sin nombre; otra en la que mezclaban ¿rap? con su estilo llamada No te rindas. Esperemos pues que el significado de esto último les haga crecer, pero hacia arriba que luego ya se sabe.

The Sunday Drivers


Miguel y JeroDe lo mejor del festival, sin duda. Estos duendecillos, que por lo visto dominan el pop de una manera magistral encima de un escenario, ofrecieron una de las actuaciones con más oxígeno de todo el Fra. Sonaron muchas canciones de su último disco Little heart attacks, como la pegadiza Oh my mind o la enorme Often, encandilando al público y demostrando que en concierto no se les puede poner prácticamente ninguna pega. Bueno quizás si, que no tocaran más temas.


FaustoTambién sacaron su lado más psicodélico y rockero en Only in the dark days o su parte más sensible y pop en Love our love. Hasta se marcaron una versión (todo un clásico del grupo en directo) de Led Zeppelin, You’re time is gonna come, que hizo las delicias de los más nostálgicos. Por supuesto que también tocaron la espléndida Little heart attacks, que da título a su último trabajo y nos avisa de lo bueno nuevo que puede venir por parte de estos cinco músicos toledanos. Esperamos pues ansiosos las próximas noticias que vengan de estos creadores sin complejos.

Bebe


BebeEsta chica acompañada de su formación, pese a no pegar ni con cola con el resto de grupos y estilos, mostró su lado más tierno -presente por otra parte en su disco Pafuera telarañas– y cautivó a los más jóvenes y a todos aquellos fans que fueron sólo a verla a ella. Y eso que aún no he escuchado ningún álbum que mezcle la manera de cantar del sur español con estilos más evolucionados como el rock y el pop y se pueda considerar interesante. En este caso sí algo curioso, aunque la curiosidad se queda en anécdota al pasar de la tercera canción, tanto en disco como en directo.


BebeAsí pues nos dieron todo lo que tenían y fueron capaces de contagiar su espíritu en aquellos amantes de su música. Sobretodo en su ya clásico, Malo, donde se vio con claridad la diferencia, en cuanto a estilos, del comportamiento de los asistentes. Y pese a no estar en consonancia con un festival alternativo, es respetable y admirable su esfuerzo y las ganas que tiene de transmitir su filosofía de la vida.

Black Rebel Motorcycle Club


Robert TurnerLos Black Rebel Motorcycle Club vinieron cojos al festival, ya que se quedó en el camino el batería Nick Jago, y tuvieron que improvisar. Y qué mejor manera de suplir su baja que con el batería de Jet Lag, Ramiro Nieto. El caos vivido varias horas antes de la actuación con la larga prueba de sonido -en realidad un ensayo-, se volatilizó al sonar las primeras notas de Red eyes & tears, que fue el segundo tema en sonar y el primero de la banda al completo. Previamente Robert Turner tocó un tema nuevo de su próximo disco solo con su guitarra acústica.


Ramiro Nieto y Robert TurnerLos de San Francisco y su nuevo compañero de filas siguieron con Stop, de su segundo trabajo Take them on, on your own (editado por Virgin el pasado 2003). El trío empezaba a sentirse cómodo encima del escenario, se notaba en sus miradas. Ya más relajados entonaron ese Whatever happened to my rock ‘n’ roll tan arrollador como Love burns, ambas canciones de su debut B.R.M.C. (Virgin 2002). Durante ésta última incluso hubo un espontáneo se subió al escenario durante unos instantes con afán protagonista.


B.R.M.C.Pero los hits no pararon de sonar, pues todavía tenían algún otro as en la manga: la tan coreada Spread your love con tirada de armónica al publico incluída; y la explosiva Six barrel shotgun, que hizo que la gente de Alaquàs rugiera de placer. Pero no fue hasta el final cuando con una alargada Heart and soul dieron por finalizado su tremendo concierto, en el que a pesar de los problemas los BRMC sonaron sólidos como grupo. ¡Larga vida al rock!

The Unfinished Sympathy

Los barceloneses The Unfinished Sympathy cerraron la primera de las dos noches del festival con mucha demora ocasionada por las pruebas de sonido de los BRMC. Eric (guitarra y voz), Oriol (guitarra), Pablo (batería) y el recién llegado en su último disco Xabi – Mr.Pi (bajo), completan la formación. El cuarteto catalán salio al escenario con fuerza y despertó el ánimo a los que ya estaban en horas bajas.


Oriol y EricEl grupo de BCore no dudó ni un momento, y estuvo a la altura de todas las bandas anteriores. Su concierto estuvo plagado de energía y buen hacer, con un repertorio basado mayormente en su último trabajo An investment in logistics, publicado durante el pasado 2003.


Eric y PabloLa banda liderada por Eric Fuentes funcionó sobradamente y tocó realmente bien. Así, temas como Glowbug, Prayers for time, Water liners suenan incluso mejor que en estudio. Uno de los temas que más gustaron fue ese I killed her but that’s not the point, con aires de swing mezclados con ese vigor característico.


Eric y XabiLa experiencia es un grado y The Unfinished Simpathy ya llevan tiempo tocando en directo. No en vano ser el primer grupo español en grabar en las “Peel Sessions” de la BBC no es moco de pavo. Y la prueba de ello es lo bien que sonó Kid Rover, una de nuestras favoritas.

Textos: Jose L. Gallego (Fin de Sed, Bebe y The Sunday Drivers) y Sergi Serrano (Black Rebel Motorcycle Club y The Unfinished Sympathy)

Fotos: Sergi Serrano

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close