Martes , 27 de Junio de 2017
Home > especiales > entrevistas > El test de las 5: Wild Honey

El test de las 5: Wild Honey

wildhoney
Hacía mucho tiempo que queríamos tener a Guillermo Farré en el test de las 5, pero por problemas de agenda no ha podido ser hasta estos días. Un buen momento, en todo caso, porque nos sirve para celebrar la publicación del esperado álbum del madrileño, Torres Blancas, que acaba de editar vía Lovemonk, el tercero de su carrera y el primero en castellano. En la producción Guillermo ha contado con Frank Maston y Sean O’Hagan (The High Llamas, Stereolab) para los arreglos de cuerda. Hoy viene a tomar el test de las 5 Wild Honey.

Lugar y fecha de nacimiento:
Madrid, 28 de enero de 1980

Dirección actual de ensayo, corte y confección:

Para preparar los directos con banda, mi sitio de ensayo durante años ha sido Rock Palace y desde hace un tiempo Pandoras, los dos en Madrid. Por razones logísticas, tratamos de hacer ensayos caseros para organizar todo (repartir instrumentos, repasar las canciones y los arreglos) y luego rematamos ensayando en un local en condiciones.

¿Qué líquido – o sólido- elemento suele servirte de gran ayuda en el proceso de escritura y/o composición?
Trabajo mucho mejor por las mañanas, la combinación de café y haber dormido bien suele dar como resultado sesiones de trabajo fructíferas. Sin esos dos ingredientes hay muchas posibilidades de que me dedique a perder el tiempo.

De todas tus influencias, ¿cuál podría ser la que más nos podría sorprender a primera vista?
Me gusta mucho el R&B contemporáneo, a nivel de producción es música muchas veces vanguardista y con un nivel de filigranas técnicas increíbles. Creo que no se nota nada en Wild Honey, aunque ayer precisamente estaba pasando pistas al sampler y escuché algunas de las primeras maquetas de Torres Blancas y puede que si hubiera ido por ese camino sí que hubiera sido una influencia que se podría haber intuído.

¿En dónde te sueles inspirar más o te sientes más cómodo para componer: en tus propias experiencias, en lo que ves a tu alrededor o en historias imaginarias?
Hasta ahora, prácticamente el 100% de lo que escribía para Wild Honey era ficción, por supuesto con episodios o ideas de mi día a día. En Torres Blancas he empezado a escribir más sobre mis experiencias, aunque trato que las canciones no suenen como un diario íntimo, cosa que me daría mucho pudor y dudo que interese a alguien, y trato de buscar imágenes interesantes para hablar de lo que me rodea.

Hemos leído que, para el último álbum, fijaste una fecha de grabación, aun sin haber terminado de escribir las canciones…
Hay gente que tiene una facilidad innata para escribir canciones. A mí me cuesta mucho, así que me funciona autoimponerme plazos. Si tengo todo el tiempo del mundo soy demasiado exigente con todas las primeras ideas que van surgiendo, algo que cambia con un plazo de entrega, ya que al principio del proceso es necesario vomitar ideas que ya habrá tiempo de ir cambiando y evolucinando. Con este disco, cerré sesiones para grabar baterías y bajos de canciones que aún no existían, pero las dos veces llegué (¡por los pelos!) con ideas bajo el brazo, que luego fueron tomando formas muy diferentes.

¿Cuál es tu primer -o segundo- recuerdo musical- en forma de disco, actuación, familiar…que hiciera que te dedicaras a la música?
En mi familia siempre se ha escuchado mucha música, pero eran más bien mis tíos quienes tocaban instrumentos y yo lo veía siempre como algo ajeno. Con la explosión de grupos de punk rock en los 90, fue la primera vez que escuchaba música que no llegaba a través de mi familia y, de la mano de esos discos, me entraron unas unas ganas tremendas de tocar en un grupo. Hablo de los discos de Green Day, a través de los que luego escuchaba con otros oídos discos de The Clash que había en casa, o de Shock Treatment en España, que eran chavales un poco mayores que yo pero que daban la impresión de que tocar en un grupo era la cosa más sencilla del mundo.

Si tuvieras una máquina del tiempo…¿A qué músico/banda de otra década te irías a ver en directo?
A Elliott Smith.

En el complicado mundo discográfico…¿Qué consejo deberíais haber escuchado, pero no lo hiciste?
He hecho siempre lo que me ha dado la gana y sin esperar mucho más que pasármelo bien haciendo música. Lo que sí hecho de menos es no haber aprendido a tocar el piano cuando era pequeño, empecé a dar clases pero lo dejé a los pocos meses y ahora es un instrumento que he recuperado, pero a la velocidad de aprendizaje de un adulto con poco tiempo.

Si tuvieras que cantar una canción en un karaoke, ¿te saldrías de tu zona de confort? En todo caso, ¿cuál elegirías?
Supongo que algo divertido, por ejemplo Last Friday Night de Katy Perry.

Muchas veces el éxito no llega, a pesar de tener todos los elementos a favor. Ese grupo o solista nacional de cualquier década que merece/mereció más repercusión de la que tuvo:
Se me ocurre alguien como Aroha, que sacó un par de discos alucinantes con Acuarela a principios de los dosmil. Toqué con ella por entonces y en ocasiones hemos hecho cosas para Wild Honey y siempre me sobrecoge su voz y su talento para escribir canciones.

Define, con una palabra, Torres Blancas:
Sinestesia.

¿Hay alguien con quién- desde el punto de vista musical- te hayan comparado que jamás hubieses imaginado?
Me ocurre a menudo que me comparan con grupos que no conozco, y casi siempre son sorpresas muy interesantes. Recientemente hablaban de David Axelrod, quien me he vuelto loco al descubrir su música. Recuerdo también a Tunng, que mencionaban como una influencia muy obvia y que, una vez escuchados, no las similitudes por ningún sitio.

Un momento especial que te haya dado la música, que no sea un concierto propio:
Siempre tengo la sensación de que lo menos interesante que ocurre cuando sales a tocar son los propios conciertos. Al final pasas más tiempo con los otros músicos, comiendo en algún sitio, o viendo a amigos que tienes en otras ciudades, aunque no siempre es fácil por horarios. Con el anterior disco estuvimos tocando en Japón y una de las cosas más chulas era que los conciertos eran pronto y luego se cenaba con los otros grupos o los promotores tranquilamente y ese me parece el mejor plan del mundo.

 

También te puede interesar...

Nuevas canciones de Wild Honey

Medalla de plata se publicará en marzo.

40 grupos de toda España participarán en Girando por Salas

La quinta edición del circuito Girando por Salas (GPS) ya conoce a sus 40 bandas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *