Sábado , 27 de Mayo de 2017
Home > conciertos > [Crónica] Exquirla (Círculo de Bellas Artes, Madrid, 18/02/2017)

[Crónica] Exquirla (Círculo de Bellas Artes, Madrid, 18/02/2017)

Exquirla1

El debut del proyecto Exquirla ha sido uno de los fenómenos nacionales embrionarios que más ha atraído la atención mediática de los últimos años. Tampoco nos debe resultar extraño. No hay que olvidar que Toundra es la primera banda en llevar algo hasta ahora tan minoritario como el rock instrumental – y además, nacional- a los primeros puestos de las listas de ventas en nuestro país.

Esta nueva asociación de Toundra, un grupo que, por otro lado, lleva ya casi diez años de carrera, junto a Francisco Contreras, El Niño de Elche, en Para quienes aún viven (Superball/Century Media, 2017) podría entenderse, tal vez, como un punto de inflexión sobre un elaborado experimento basado en la obra La marcha de 150.000.000 del valenciano Enrique Falcón, un poeta que El Niño de Elche ya había musicalizado en Canción del levantado para su disco Voces del Extremo (NDE/Telegrama). Como los propios Toundra ya han comentado en más de una entrevista, desde el principio estaba claro que Exquirla iba a sonar más a Toundra que a Niño de Elche. Es, en ese sentido, una aproximación de su post rock al flamenco, una amalgama de la épica propia de ambos estilos, pero sin perder la identidad que el grupo ya había consolidado.

La nueva formación abrió su segunda noche en el Teatro del Círculo de Bellas Artes madrileño, dentro de la programación del ciclo de conciertos Frontera Círculo Ambar, con Canción de E, que si en el disco está narrada por el propio Enrique Falcón, fue aquí Francisco Contreras quien hizo completamente suya. A continuación, llegó la furia con Destruidnos juntos, primera canción (“Porque nada sé de ti que no sea el paso de los bueyes por el rostro”) que la banda compuso, y además adaptación del Canto I del libro. Con la complicidad del público, a veces un tanto rebelde, siguió El tercer canto, para su autor “literalmente, una letanía de resurrección, el avance de millones de insurrectos” y, de la que el mismo cuenta, y nosotros corraboramos, “cuando Esteban Girón violentamente contorsiona su cuerpo en torno a su guitarra, esa guitarra está siendo rasgada por un chamán que ya no existe”.

Tras el ciclón del comienzo, se acomodó cierta calma con Interrogatorio, con su primera referencia a la Europa muda– que cierra el disco- y los juegos de voces y guitarra de El Hijo del Padre. Antes de la hermosa Contigo– – “Tengo el recuerdo de haber dormido contigo, de haber soñado en un mismo mar”– un tour de force de Francisco Contreras, en este caso sólo con Enrique y Víctor, y, sin duda, la canción más aplaudida, El Niño de Elche repartió agradecimientos a quienes habían colaborado en hacer posible esta “cosa” (sic) y agradeció que el disco no fuera largo “porque, si no, no creo que llegase vivo a las doce”. Y es cierto, el esfuerzo vocal de Francisco- ya lo era en los ensayos- fue notorio a lo largo de la noche. La acertada elección del orden de las canciones en el álbum se entiende, porque está configurada para el cierre más apropiado para su versión en directo. Por un lado, la estremecedora Un hombre (“que no muere, que no hace ruido”), basada en la historia de Carlos Fierro, que en julio de 2005 era uno de los 54 ciudadanos mexicanos condenados a muerte en los EEUU y la vigente y escalofriante Europa muda, para su autor “un canto de denuncia, y de renuncia, a la Europa que hace 25 años vislumbré como decepcionante lugar de fronteras cerradas ante lo que, después, sería la marcha de los despojados y de los perseguidos que caminan desde el Sur”. Exquirla ha conseguido, así, traducir con maestría la carga emocional de la obra poética de Enrique Falcón y, al mismo tiempo, trasladarla al escenario con idéntica convicción, como tuvimos ocasión de comprobar el pasado sábado.

También te puede interesar...

Exquirla presenta en Madrid su álbum de debut

Toundra han unido fuerzas con el revolucionario del flamenco, Niño de Elche, para formar un …

One comment

  1. He leído por ahí que hay gente que ha presentado reclamaciones porque apenas se escuchaba la voz de Niño de Elche, que alguno incluso llegó a gritar o algo así. ¿Es a esto a lo que te refieres con lo de “público rebelde”?
    Yo estuve el día 17 y aunque al principio tuve la una sensación luego fue desapareciendo y el sonido fue bastante bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *