conciertos

Standstill (Apolo, Barcelona, 11-06-10)

StandstillLa sala Apolo se está convirtiendo en el escenario ideal para noches inolvidables protagonizadas por grupos de aquí. Con menos de diez días de diferencia, dos de los grupos más queridos por la afición barcelonesa se han reafirmado con unos conciertos apoteósicos que pasarán al recuerdo colectivo. Primero fueron Mishima, con el mejor concierto de su carrera (podéis leer la crónica aquí) y ahora era el turno de Standstill.

Seguramente, los de Enric Montefusco estén más acostumbrados al éxito que los de David Carabén, pero eso no quita para que al primero se le viera notablemente emocionado por el cariño recibido por el público de su ciudad. Un cariño expresado en forma de puños en alto y canciones-himnos cantados a pleno pulmón por todos los que llenábamos la sala. Aunque hay muchas voces que argumentan que su último trabajo Adelante Bonaparte (Buena Suerte, 2010) no está a la altura de su obra maestra Vivalaguerra (Buena Suerte / Pias, 2006), por ser demasiado intimista y de difícil acceso -y quizás algo de razón lleven-, tendrán que reconocer que temas como Todos en pie, Adelante Bonaparte o Elefante ganan enteros en directo. Y si además las pones en el mismo setlist que las ya clásicas ¿Por qué me llamas a estas horas?, 1, 2, 3 Sol o La mirada de los mil metros, el resultado es de catarsis general durante más de hora y media. También hubo tiempo para mirar más atrás de la guerra con rescates del infravalorado en su día Standstill (BCore, 2004), que contiene hits como la ya habitual Feliz en tu día o la enorme Poema nº 3, e incluso nos regalaron una pequeña concesión para los fans de siempre con la anglófila Dead man picture.

En definitiva, una celebración colectiva que deja patente que esta banda de barbudos sigue siendo uno de los grupos más en forma del panorama actual, capaces de emocionarnos como si fuéramos niños. Ya sabemos que lo de sacar un gran disco después de una obra cumbre no está al alcance de cualquiera, pero esta vez Standstill lo han conseguido, y con creces. Ya saben: “Adelante, Bonaparte”.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close