discos

[Reseña] Walt Disco – The Warping

Si alguien representa mejor actualmente el legado de la new wave de los 80s es sin duda Walt Disco. En este ya su segundo disco el quinteto de Glasgow explora cuestiones profundas sobre la identidad de género y el autoconcepto en doce canciones que la banda describe como “nuestra obra más biográfica hasta la fecha”. En entrevistas la formación se ha definido como “marginada”, y no sólo por ser una banda queer, sino por frecuentar un estilo de art pop lejano a lo que se hace actualmente.

Roxy Music sigue siendo una principal referencia a lo largo del álbum, no sólo la voz de Jocelyn sino ahora aún más por las sesiones de preproducción en el estudio de Phil Manzanera. Escrito en ambos lados del Atlántico, desde Los Ángeles y Austin hasta Glasgow y Londres, los instrumentos de viento y las secciones de cuerdas aportan un nivel completamente nuevo a su sonido. Frente al primer disco, que prácticamente se había hecho de forma aislada, este es verdaderamente un disco compacto y grupal: “Habíamos hecho un álbum en un dormitorio, así que ahora queríamos entrar a los estudios”.

Además es un álbum de glam rock y synth-pop que evoluciona de lo que The Associates o The Blow Monkeys hacían en los 80s y Suede o Pulp en los 90s, llevado a estilo más complejo y teatral, con gran influencia del último Scott Walker, si quieres extravagante, que no resulta siempre tan accesible. Tampoco lo eran realmente The Associates, cuya voz principal, Billy Mackenzie, es significativamente muy similar a la de Jocelyn Si.  Es, por otro lado, indisimulada su gran influencia de Bowie como en la canción titular, una de las primeras compuestas del disco y que trata de la disforia de género, que parece rescatada de alguno de sus discos de los 80s, o en The Captain, la más épica y comercial del disco, una proclamación de himno para una mayor feminidad en un mundo patriarcal. No camuflan tampoco su querencia por el disco en Come Undone que compensan con una visión más experimental, sobre todo en las canciones más lentas como Weeping Pillow. Si en You make me feel so dumb evocan a los ABC de Martyn Fry, en Black Chocolate a los Blue Nile de Paul Buchananan, otra de las grandes influencias de Jocelyn Si. En ese sentido, frente a su álbum debut, en The Warping Walt Disco robustecen su versatilidad dentro de su espíritu netamente glam, y, con todo, puede que no sea un plato apto para todos los paladares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba