Cine, Tv y Teatro

Watchmen: primeras impresiones

La adaptación televisiva de la novela gráfica de Alan Moore y Dave Gibbon

Watchmen se lanzó originalmente como una de cómics books, que finalmente se unió en la novela gráfica que aún encontrarás en innumerables listas de bestsellers, así como en los 100 mejores libros de todos los tiempos de Time.

Damon Lindelof, que cocreó la serie Lost y The Leftovers de HBO, leyó la obra original, Watchmen cuando tenía 12 años. Le ofrecieron hacerla para televisión, pero la rechazó varias veces, como comentó en una carta dirigida a sus fans cuando comenzó el proyecto. «Otro hombre me ofreció la oportunidad de adaptar Watchmen para la televisión. Tengo 40 ahora. Le digo que alguien más me pidió que hiciera esto hace un año y lo rechacé. Él pregunta por qué. Le digo que Alan Moore ha sido sistemáticamente explícito al afirmar que Watchmen fue escrito para un medio muy específico y que ese medio es un cómic, un cómic que se arruinaría si se tradujera en imágenes en movimiento».

Finalmente, Lindelof acabó cediendo, pero huyó de adaptaciones del original. «No deseamos «adaptar» los doce temas que el Sr. Moore y el Sr. Gibbons crearon hace treinta años. Esos temas son terreno sagrado y no serán recauchutados, recreados, reproducidos ni reiniciados(…) Esos doce números originales son nuestro Antiguo Testamento.(…) Pero tampoco estamos haciendo una «secuela». Esta versión de Watchmen de nueve episodios tiene lugar 34 años después del final de la serie de cómics, en una América alternativa de 2019 que cambia las comodidades modernas como internet o teléfonos inteligentes por una cultura de justicia enmascarada y vigilante. Aunque hay referencias a figuras de los cómics, la mayoría de los personajes y el escenario de Tulsa son nuevos. En la serie es el actor Robert Redford– que nunca aparece ni tiene conexión real con el proyecto- lleva como presidente durante 30 años y su agenda liberal incluye reparaciones-«Redford-ations»- para los negros. No es la primera vez que el productor trata de temas espinosos sobre la raza, en series como Southland y American Crime, que, sin embargo, no lograron un éxito de audiencia masivos. Lindelof se inspiró en los escritos del periodista y educador estadounidense afroamericano Ta-Nehisi Coates, que además desde 2016 trabaja como guionista de Marvel Comics, en los argumentos de Pantera Negra y Capitán América. En su libro Entre el mundo y yo Coates aborda la afectación física de las vidas de los afroamericanos y varias formas de racismo institucional.

La versión para la pequeña pantalla está protagonizada por la actriz ganadora de un Emmy y un Oscar, Regina King, que interpreta a Sister Night y su alter ego, Angela Abar. Además, la serie incluye en el reparto al actor británico Jeremy Irons así como Don Johnson (Miami Vice), Tim Blake Nelson (O Brother, Where Art Thou?), Frances Fisher (Titanic, Fargo), Hong Chau (Downsizing) y Yahya Abdul-Mateen (Black Mirror). Watchmen cuenta, además, con la BSO del dúo ganador del Oscar Trent Reznor y Atticus Ross.

La serie, en sus primeros episodios vistos, ha sido elogiada por la crítica…aunque también criticada. Por ejemplo, para TIME es «una épica lujosa y fascinante, una metáfora potente pero raramente dura para las relaciones raciales en Estados Unidos y un escaparate para uno de los mejores actores de su generación, Watchmen también es una astuta encapsulación de los peligros que podrían esperar a una sociedad obsesionada con los superhéroes». Según Washington Post «Watchmen» es muchas cosas a la vez: un riff sobre la raza y la justicia penal justamente actual y emocionante, ambientado en un alegórico Estados Unidos de policías vigilantes, superhéroes turbios y terroristas domésticos subversivos. Es fabulosa e inflamable y se siente exactamente bien». Para Entertainment Weekly «Watchmen no viene con una sobredosis de nostalgia, como tantas extensiones de franquicias en nuestra década de reboots. Es peligrosa y estimulante».  Para Vulture «más allá de los adornos y las reimaginaciones del material fuente, el mayor obstáculo que enfrentarán estos Watchmen es la forma en que cuenta su historia. Aunque cada capítulo tiene la sensación de ser independiente, al estilo de The Leftovers, en última instancia es una historia altamente serializada, una que toma su tiempo para llevarte a su mundo». Para Variety, sin embargo, «es admirable lo que Watchmen se propone hacer, aprovechar la oportunidad de una obra de arte percibida como inadaptable y escribir una historia completamente nueva. Pero tanto esa obra de arte original como, lo que es más importante, esta historia, merecen algo mejor».

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar