Cine, Tv y Teatro

Vinyl: primeras impresiones

vinyl banner

Con la firma de Scorsese, Mick Jagger y Terence Winter (productor de Los Soprano y Boardwalk Empire), la serie se sitúa en el Nueva York de los 70´s, donde el punk se prepara para irrumpir, el sonido disco se instala y surgen las primeras semillas de hip-hop.

La idea original fue de Mick Jagger, comparte con Scorsese una idea muy ambiciosa que tiene en mente durante los años 90´s: una película que cubra cuarenta años de la industria de la música. Al final, la proyectada épica película quedó en una serie de televisión. El episodio piloto está dirigido por Scorsese -que asegura que volverá a dirigir más – y que incluso ha aprovechado tomas que no utilizó en su clásico Taxi Driver (1976). Se dice que un breve fragmento de una canción de Led Zeppelin va a costar una pequeña fortuna en el pago de los derechos de autor. Así, a lo largo de la serie vamos a ver pasar (jóvenes) figuras conocidas como Robert Plant, Bowie, New York Dolls, Patti Smith, Lou Reed, Alice Cooper o Andy Warhol.

En la serie Richie Finestra (Bobby Cannavale) es el propietario de American Century, una discográfica esperando una reinvención y que el carismático empresario trata de salvar. Para ello, camina a través de los bajos fondos de Nueva York en busca de la «next big thing» que cree haber encontrado en Kip Stevens- líder de Bits Nast (una banda de punk ficticia que recuerda a los New York Dolls- y que interpreta el hijo del productor ejecutivo, James Jagger.

El hombre que afirma «haber ganado todo su dinero para ser odiado» cuenta con el apoyo de todo un equipo formado por Zak Yankovich (Ray Romano), su confidente y consejero, Julian Plata (Max Casella), responsable de artistas y repertorio (A & R) de la discográfica; Scott Leavitt (PJ Byrne), representante legal; Saltar Fontaine (JC MacKenzie), jefe de ventas; Clark Morelle (Jack Quaid), el A & R junior; Lester Grimes (ATO Essandoh), ex cantante y ex colega de Richie; y Jamie Vine (Juno Temple, la hija del director Julien Temple) en el papel de un asistente ambiciosa. Al lado de Finestra, Devon (Olivia Wilde), su atractiva esposa.

Las primeras impresiones de la serie son dispares. Para New York Times «habría sido genial informar que Vinyl mantiene el impulso que Scorsese establece en el piloto, pero a través de los primeros cinco episodios, tiende a empantanarse…» Para Hollywood Reporter, más que en los aspectos personales, la serie «funciona mejor cuando se centra en la naturaleza de las pasiones muy particulares que alimentan la industria».Para USA Today «lo que sigue es un paseo, a veces humorístico, a veces nostálgico, a veces lleno de baches a través de la época, con una historia que, a menudo, parece detenerse en el momento en que está cobrando impulso. Aún así, cada vez que la historia se tambalea, los personajes y su evidente amor por la música popular en todas sus formas levantan una copia de seguridad». Para Washington Post «si el punto es no reparar en gastos en el intento de hacer una narración impecable y fascinante sobre un grupo de personas – en su mayoría hombres con enormes egos – que tienen problemas extremos y, a menudo criminales en un entorno glamouroso, entonces HBO lo ha logrado de nuevo (…) la testosterona sigue siendo claramente la sustancia más adictiva (y preferida) de HBO».

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar