Cine, Tv y Teatro

To the wonder

Sobre el amor se ha escrito y filTo-The-Wonder-featuredmado todo lo imaginable. Es el tema estrella en todas la expresiones artísticas y ha sido tratado en películas, libros y canciones desde el inicio de los tiempos. Evidentemente cada autor ha dado su visión del tema y Terrence Malick no iba a ser menos.

El creador de las películas más bellas que se recuerda ha sido azotado por gran parte de la crítica diciendo incluso que con To The Wonder llegaba a caer en la autoparodia y en algunos tramos a parecer más un spot de alguna marca de perfume más que una reflexión sobre las relaciones afectivas del hombre con lo que le rodea.  Con esta información previa uno se enfrenta a la sexta película del polémico director –recuerdo que durante la proyección de su anterior film, El Árbol de la Vida, no fueron pocos los que abandonaron la sala e incluso cines que devolvían el importe de la entrada si el espectador decidía que aquello no iba con él- con ciertas reticencias. Las dudas se disipan desde el primer fotograma. Malick juega en otra liga. En su obra la belleza está por encima de todo y, como suelo decir, creo que sería capaz de hacer que hasta unas diarreas pasadas por su cámara resultasen reveladoras. Quizás para los no amantes de su estilo sí pueda resultar algo empalagosa ya que esta vez salta sin red y aunque en algunos aspectos parece que el batacazo será histórico, logra salir airoso. Pero con acrobacias y una banda sonora que casa a la perfección resulta un trabajo que remueve para emocionar a los más sensibleros como un servidor. Por poner alguna pega apuntar que el casting cojea un poco con la bellísima Olga Kurylenko. Para decirlo finamente diremos que todo lo que tiene de guapa lo tiene de mala actriz.  Es un hecho que lamentablemente también puede constatarse en otro film de la cartelera como es la errática Oblivion de la hablaré en otra entrega. Pero que esto no les confunda. Ahora que la primavera nos llama al amor, las alergias y a la operación bikini no se dejen vencer por los haters amargados y acérquense a la belleza hecha cine.

Etiquetas

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar