Cine, Tv y Teatro

The Wilds: primeras impresiones

La creadora Sarah Streicher (Daredevil) crea un relato que es la primera gran apuesta de Amazon Prime Video en la programación para jóvenes adultos.

Aunque todas las premisas de su argumento nos retrotrae a Lost, no hay que olvidar que ya a finales de la década de los 60 se lanzaba la serie The New People en el que un grupo de jóvenes se estrellaba en un avión en una isla desierta destinada a realizar pruebas de bombas atómicas. Aquella serie reflejaba la contracultura orientada a la juventud de la década de 1960, ya que todas las personas mayores de 30 años estaban muertas y los jóvenes tenían que iniciar una nueva sociedad en la isla. Sin embargo, los autores de la extensa serie de televisión estadounidense Lost aseguraron no conocer aquella pionera del subgénero de naufragios, si nos circunscribimos exclusivamente al mundo televisivo, naturalmente.

Descrita en el comunicado de prensa oficial como «parte drama de supervivencia, parte fiesta de pijamas distópica» (?) The Wilds fue filmada en Nueva Zelanda tanto en Auckland como en la costa occidental tropical de la Isla Norte del país. En este caso las jóvenes protagonistas atrapadas en la isla no pertenecen a una generación silenciosa sino a la posmilénica, y, todo hay que decirlo, con una banda sonora más propia de baby boomers, synth pop inspirado en los 80 y música bajo la supervisión de Jen Malone (Euphoria). La historia del accidente se cuenta a través de flashbacks, con cada una de las protagonistas es interrogada por dos investigadores del FBI en los distintos episodios. Sarah Pidgeon, Sophia Ali, Jenna Clause, Erana James, Mia Healey, Helena Howard, Reign Edwards, Shannon Berry y Chi Nguyen son las semidesconocidas actrices protagonistas, si bien hay algunos adultos involucrados en las maquinaciones: Rachel Griffiths, David Sullivan y Troy Winbush.

Para Entertainment Weekly «sorprendentemente, ambas pistas de la historia – lo que ocurre dentro y fuera de la isla- siguen siendo consistentemente fascinantes a lo largo de los 10 episodios, ya que los escritores tejen hábilmente dilemas urgentes de la isla con los desafíos personales de cada personaje». Para Indie Wire «todavía no está en esa liga [Buffy the Vampire Slayer y Veronica Mars], pero está mucho más cerca de lo que esperaba cuando comenzó o cuando escuché la premisa. En muchos sentidos, es el programa más sorprendente de la temporada. Es salvaje». Según Vanity Fair «Es un poco Lost, un poco Breakfast Club. Y se parece mucho a Beauty Queens, la novela de Libba Bray de 2011 sobre las concursantes de Miss Teen Dream varadas en una isla propia». Para Chicago Sun Times «es complicada y, a veces, profundamente melodramática y a punto de volverse exagerada, pero la escritura es robusta y las interpretaciones son serias e indelebles». Según The Guardian «Las relaciones entre todos los sobrevivientes evolucionan de manera orgánica y creíble, ya que luchan no solo con su situación (…) sino también con (…) los diversos legados de sus experiencias en el mundo real (…) Entre bastidores, un misterio aguarda».

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar