discos

The Strokes – Comedown machine

The Strokes Comedown MachineComo los propios The Strokes cantan en One Way Trigger, el adelanto de su quinto disco, hay millones de razones para abandonar. La verdad que Casablancas y los ‘suyos’ no nos han dado demasiados motivos para quedarnos con su música en los últimos años. Me pides que me quede, aparece en la misma estrofa, una frase que perfectamente podría estar inspirada en el pensamiento de muchos de sus fans, que siempre les han pedido que aguanten, que no abandonen el sonido crudo de su debut, pero escuchando su nuevo disco, Comedown Machine (RCA), queda claro que el líder de la banda no está por la labor.
 
Con la publicación de First Impressions Of Earth (2006), su tercer trabajo, nos quedó claro que ya no había retorno: Casablancas empezaba a obsesionarse por la new wave ochentera (aunque su laboratorio sonoro fue Phrazes For The Young, su aventura en solitario) e imponía sus gustos por encima de todo. Hammond y compañía empezaban a desesperarse y al final el disco no funcionó. Hasta la fecha es su obra más floja y sofocante. Angles (2011), mejoró la cosa pero fue insuficiente para la mayoría de sus seguidores. Y el quinto álbum, Comedown Machine, es un tira y afloja. En un lado de la soga está Casablancas reivindicando bandas como Duran Duran y Blondie, y en el otro, el resto sudando la gota gorda por traer de vuelta el sonido más punk con temas como 50/50 y All The Time. Una vez más, el gato al agua se lo lleva el vocalista. Es cierto que esta vez el frontman ha dado un paso atrás y no ha metido las narices en todo (como ha hecho siempre), pero aun así sigue anulando el resto. Una pena porque Valensi y Hammond son dos grandes guitarristas desaprovechados. A veces da la sensación de que todos quieren que esto termine cuanto antes: ahora mismo son Casablancas y cuatro más.

Su quinto disco tiene punk (poco), synthpop, funk, garage y techno, pero sin demasiada cohesión. Quien pensaba que los de Nueva York iban a recuperar la gloria con estas canciones, ya puede desengañarse; los que creían que sería una obra cercana al Is This It (2001), que se preparen porque aquí han hecho lo que les ha dado la gana, y para los que no esperaban demasiado, tal vez con este trabajo recuperen algo de fe en ellos. Sólo una banda como The Strokes puede permitirse entregar un álbum tan desconcertante, porque, a pesar de todo, tienen una masa de incondicionales que no va a renunciar a ellos. Eso sí, durante la grabación, por lo menos, han aparcado los problemas y su postura es clara: nada de entrevistas, nada de giras, la música como única propaganda (parece mentira).
En cuanto a las canciones, el falsete de One Way Trigger no es el de Smokey Robinson pero, aunque con algo de impostura, me parece bastante digno. Provocaron eligiendo esta pieza como el single de adelanto y lógicamente sus fans más talibanes se les tiraron al cuello. Les acusaron de sonar a Maná y a los A-ha de Take On Me (como si eso fuera algo malo). Yo he de reconocer que defiendo este ¿guilty pleasure? porque es un ‘melocotonazo’ para las pistas de baile como he podido comprobar estos días en varios garitos. Pero hay más canciones con pegada y donde la calidad de la banda aparece: Welcome To JapanTap Out Slow Animals. Otro rollo es la sosa Call It Fate, Calle It Karma, con un sonido lo-fi impensable hace años y sin el punch necesario. Aunque son cortes muy desiguales, el conjunto ha terminado por convencerme.
Lo de ‘salvadores del rock’ pasó a mejor vida y ahora se conforman con salvarse a ellos mismos, sobre todo Casablancas. De nostalgia no se vive, así que enterrando definitivamente la idea de que puedan volver a entregar otro Is This ItComedown Machine es un adiós decente a la discográfica de toda su vida, RCA (acaban contrato con este disco). Para muchos, y el videoclip de All The Time es sospechoso, hasta aquí han llegado The Strokes. Aunque con ellos nunca se sabe, quizá sigan en esta carrera (de obstáculos) hasta el final, como cantan en Welcome To Japan.
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar