Cine, Tv y Teatro

The Plot Against America: primeras impresiones

The Plot Against America (conocida también como La conjura contra América), serie basada en la novela de Philip Roth, se estrena en HBO.

Es noviembre de 1940 y el héroe de la aviación Charles Lindbergh acaba de derrotar a Franklin Delano Roosevelt en las elecciones presidenciales. Esa es la premisa de historia alternativa de The Plot Against America, una miniserie de seis partes que se estrena en HBO. Escrita y producida por David Simon (The Wire) y Ed Burns (The Brothers McMullen), la serie ve la historia a través de los ojos de una familia judía de clase trabajadora en Newark, Nueva Jersey. La historia tiene paralelismos obvios con la adaptación de Amazon de la novela de 1962 de Philip K. Dick The Man in the High Castle, otra distopía que imagina lo que sucedería en Estados Unidos si las Potencias Aliadas perdieran la guerra. En las notas de la prensa, Simon recuerda haberse reunido con Roth antes de la muerte del autor en 2018, describiendo la novela como «presciente» en su visión de Estados Unidos. «Como uno de nuestros mejores novelistas, Philip Roth era generalmente más conocido por sus narraciones que iban directamente al corazón y la condición humanos (…) Pero con esta novela, entregó un tratado político emocionalmente conmovedor acerca de cómo nuestro país se deshizo del totalitarismo y la intolerancia. Que se publicara en 2004 no impide que sea un documento profético en este momento. Roth nos advirtió lo que puede suceder aquí. Y puede». El reparto incluye a Winona Ryder, Morgan Spector, Anthony Boyle, Azhy Robertson, Caleb Malis y John Turturro.

La crítica es, en general, favorable, aunque hay opiniones para todos. Para TIME «Incisivo. … Simon es el maestro del realismo de la televisión, y aquí la base de su narración se combina con el carácter distintivo de los personajes de Roth para la profundidad política, así como el impacto visceral de esta ficción especulativa. Ryder, Kazan, Turturro y Spector están espectacularmente vivos en papeles que les obligan a dar discursos ardientes y tener crisis emocionales sin parecer ensayados. El punto de vista de todos es comprensible, si no necesariamente comprensivo. El aspecto del espectáculo es inquietante en su familiaridad». Según Vulture «Soberbio. … Simon y Burns, cada uno de los cuales escribió o coescribió cada episodio, nunca resultan demasiado pesados en sus intentos de hacer conexiones entre la historia que cuentan y la era de Trump. … El elenco realiza un trabajo comprometido y convincente en todos los ámbitos». Según Hollywood Reporter «es probable que algunos espectadores se quejen de que no está sucediendo nada lo suficientemente dramático o horrible, y seguramente se equivocarán (…) Estas seis horas deberían asustarte; si no lo hacen, eso exige introspección también». Sin embargo, para Los Angeles Times «descomponiendo los aspectos especulativos de la historia, uno se queda con un drama moderadamente divertido de una familia bajo presión, discutiendo si lo que parece un problema es realmente un problema».  Según Washington Post en la serie «los personajes tienden a exponer en lugar de conversar, teniendo discusiones entre ellos que suenan más como artículos de opinión que como el rango de experiencia personal. … A partir del cuarto episodio, todo comienza a parecer menos un informe y más un drama convincente».

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar