Cine, Tv y Teatro

The Looming Tower: primeras impresiones

 

Tratar de contar en una serie de diez capítulos con respeto y análisis periodístico el aumento del radicalismo islámico y la insuficiencia de la respuesta de los Estados Unidos los años anteriores al 11S y, al mismo tiempo, introducir en su historia elementos de acción y suspense, es todo un atrevimiento.

Con un guión basado en el libro ganador del Premio Pulitzer 2006 de Lawrence Wright, The Looming Tower (Hulu/Amazon Prime Vídeo) cuenta la historia de los agentes del FBI John O’Neill (Jeff Daniels) y Ali Soufan (Tahar Rahim) y sus homólogos en la CIA, liderados por Martin Schmidt (Peter Sarsgaard), quien comenzó a rastrear la amenaza terrorista tal como surgió en la década de 1990.

El escritor, Wright, se asoció con Alex Gibney, documentalista ganador de un Oscar por Taxi to the Dark Side en 2007. Ambos coincidieron en la figura de Dan Futterman, guionista habitual de películas basadas en hechos reales como Capote y Foxcatcher.

La serie narra la inexplicable ausencia de colaboración entre la CIA y el FBI en los años anteriores al atentado 11-S. Al respecto, el portavoz de la CIA Dean Boyd, ha negado por completo la versión de la serie y se remite a los informes oficiales. Por otro lado, el FBI, que cooperó con la producción y dio permiso para hablar con algunos agentes- según el portavoz del FBI, Christopher Allen- no se ha pronunciado sobre la misma.

Para USA Today el mérito de la serie es aportar algo nuevo en una historia en la que ya conocemos el final: “Muchas series de tv por cable tienen duraciones exageradas y subtramas extrañas, pero casi todas las escenas aquí parecen vitales, incluso si ocasionalmente parece que acercan demasiado la nariz …En sus momentos más suaves,la serie se destaca por crear una sensación de temor existencial, ofrecer respuestas a preguntas que desearíamos no tener que hacernos y encontrar algo nuevo para contar sobre una historia que todos ya conocemos”. El papel de actores principales y de reparto -especialmente Tahar Rahim y Bill Camp-es primordial un hecho en que, coinciden, todos los medios, incluso los más adversos. Para The New York Times, sin embargo “en 2018, The Looming Tower se encuentra en un lugar extraño. Han pasado tantas cosas desde los hechos que describe que parece historia antigua. Pero tanto sucedió, y continúa sucediendo, precisamente debido a todo lo que allí se argumenta, que el libro ahora se siente desigual en su tarea. Tal vez convertirlo en un espectáculo policial sentimental era el único enfoque sensato.” Para The Guardian, el hecho de intercalar las declaraciones de la Comisión de Investigación del 11 de septiembre de 2004 “asegura, y esto puede ser el sello de la sensibilidad documental de Gibney, que la serie no se pierde en el bosque, permitiéndonos ver cómo los enfrentamientos interinstitucionales se convierten en descuidos fatales. The Looming Tower”- concluye- “no pregunta qué pasó sino, más convincente, quién lo vio venir”. Variety enfatiza, en ese sentido, el respeto a los hechos y las víctimas de sus responsables: “El resultado es una serie accesible e iluminadora que no minimiza los elementos mezquinos y trágicos de la historia”.

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close