discos

[Reseña] The Innocence Mission – See you tomorrow

 

La banda de Lancaster, Pensilvania The Inoccence Mission, compuesta por la pareja Karen y Don Peris y el bajista Mike Bitts, conforman una de esas raras formaciones que, impermeables a los ruidos y nuevas direcciones de los sonidos del nuevo siglo, mantienen una coherencia admirable que además se traduce en excelentes canciones. Su complicidad como grupo resulta transparente y su música, como el propio Sufjan Stevens denominó hace unos años “conmovedora y profunda”.

 

La ahora formación de folk alternativo ganó reconocimiento por primera vez en 1989- más como banda de dream pop- cuando encontró el éxito en listas con su álbum debut homónimo.  La banda grabó su 11º álbum, See You Tomorrow, en el sótano de Peris y en el mismo comedor donde habita el piano. Karen escribió y canta diez de las once canciones del álbum, toca guitarras, piano, acordeón, bajo eléctrico, melódica, melotrón y un antiguo teclado. Don aporta guitarras, batería, armonías vocales y la voz principal en su canción Mary Margaret In Mid-Air. El miembro fundador Mike Bitts agrega el contrabajo a cuatro canciones, incluyendo On Your Side, el primer sencillo del álbum.

 

«Deja que las calles se conecten / deja que las luces cedan», canta Peris en la última canción del álbum, I would be there. «Ya ves, si me llamas, me iré de inmediato». Los títulos concisos y las letras- “sustantivos concretos que cobran vida con melodías que bailan en la escala como criaturas marinas” según Sufjan Stevens– parecen guardar instantáneas y detalles vividos en diapositivas sepia, como en St. Francis and the future, que se inspiró en una pintura de Van Eyck que presenta una bulliciosa ciudad en el fondo mientras una visión religiosa se desarrolla en primer plano.

 

Curiosamente, según cuenta el propio grupo, las letras introspectivas y reflexivas tratan sobre las propias limitaciones del lenguaje, muchas veces incapaz de transmitir todas las sensaciones. Si, muchas veces, las palabras son insuficientes cuando se trata de explicar los innumerables rangos de emociones y experiencias humanas, The Inocence Mission, justamente por la forma como han manejado y aprendido de su propias experiencias a lo largo de sus treinta años de carrera, son capaces de trascender estos obstáculos y vertebrar un disco notable, probablemente el mejor de su carera.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar