Cine, Tv y Teatro

The Haunting of Hill House: primeras impresiones

Una nueva versión para Netflix de la clásica novela de Shirley Jackson de 1959 del cineasta de género Mike Flanagan.

La cinta se centra en un grupo de hermanos que, de niños, crecieron en lo que se convertiría en la casa embrujada más famosa del país. A diferencia del libro- que se centra en cuatro adultos que llegan a la casa encantada, en la serie dirigida por Flanagan se ha sustituido por niños, un argumento que puede recordar a It de Stephen King. Protagonizan la serie Michiel Huisman, Carla Gugino, Timothy Hutton, Elizabeth Reaser, Oliver Jackson-Cohen, Henry Thomas, Kate Siegel y Victoria Pedretti, junto con Lulu Wilson, McKenna Grace, Paxton Singleton, Violet McGraw y Julian Hilliard.

La novela de Jackson fue llevada con anteriroridad a la gran pantalla dos veces. Primero en 1963, con la adaptación fiel del reputado Robert Wise (West Side Story, Sonrisas y lágrimas), con el título de The Haunting (La Casa Encantada en España), protagonizada por Julie Harris y Claire Bloom, considerado un clásico de culto e, incluso por algunos devotos, como una de los mejores del género. El propio Robert Wise reconoció que Spielberg le había comentado que su película era “la más terrorífica que se haya hecho jamás”. Tras un proyecto fracasado presentado por el Stephen King junto al propio Spielberg en 1990 para una serie de televisión titulada Red Rose, The Haunting tuvo un discutido remake en 1999 por el director Jan de Bont- Wes Craven había abandonado el proyecto- protagonizada por Liam Neeson, Lili Taylor, Catherine Zeta Jones y Owen Wilson, que cambió el miedo atmosférico del libro por fantasmas generados por ordenador.

Según Washington Post “si bien la historia es diferente, este drama familiar espeluznante (…) mantiene el espíritu del libro: con elegancia, combina las convenciones del horror con las experiencias resonantes de trauma”. Según Salon cumple con “el mayor cumplido que se puede hacer a cualquier historia de terror, que parezca lo suficientemente real como para estar contigo, mantenerte despierto por la noche y creer en ella”. Para Vulture, si bien “The Haunting of Hill House se desarrolla a un ritmo demasiado lento y sufre la persistente aflicción de Netflix de tiempos de ejecución excesivos(…) una vez que la serie establece su enfoque narrativo (…) te engancha y te obliga a seguir vigilando hasta que se resuelvan ciertos misterios”. Por otro lado, para The New York Times “el mayor desafío para el género en la era del streaming puede ser el ritmo (…) Flanagan ha creado una historia sobrenatural, inteligente y atractiva, en la que la tensión no llega al límite, sino que se detiene y vuelve a comenzar, y ocasionalmente restallar”.

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close