sábado , 21 de octubre de 2017
Home > discos > The Delgados – Universal audio

The Delgados – Universal audio

Está claro que The Delgados ya no son los mismos desde que conocieron a Dave Fridmann. Éste le dio una nueva orientación a su sonido que quedó plasmada en sus dos anteriores trabajos, los muy notables The great eastern (2000 Chemikal Underground) y Hate (2002 Mantra records). Dos grandes clásicos y toda una demostración de creación musical imperecedera.

En este último Universal audio (2004 Chemikal Underground), sin las recomendaciones del Sr. Fridmann (o sea, ellos se lo guisan y se lo comen), se ven atisbos, pequeños guiños a la electrónica de estar por casa y poco más. En seguida se concentran en las guitarras para darle ese aire con corazón pop pero de semblante rock al más puro estilo de The great eastern. Y se alejan más y más de la solemnidad de Grandaddy o Arab Strap sumergiéndose en su propio universo sónico que, además de personal, es totalmente accesible.

Everybody come down es una de las mejores canciones pop en lo que llevamos de año, aunque nos pueda engañar la electricidad algo más dura de la estrofa y del final. Se trata de un gran momento al que ya hubiesen querido acercarse mínimamente unos Garbage en su cenit creativo. Come undone hace gala de una gran templanza, serenidad y, además, de otro de los instrumentos más identificativos del disco: el piano. Éste, en momentos puntuales, marca las distancias y define por dónde quiere ir la canción en todo momento. Aunque lo mejor es cuando rompe la batería al cumplirse el primer minuto, ganando terreno hasta que corta la voz de Emma junto al omnipresente piano. Definiendo, curando.

Ya no necesitan, pues, ayuda externa para darle vida a unas composiciones que rezuman belleza y calidad por los cuatro costados. Como la parte central de Get action, un seudofinal que no hace otra cosa que engancharnos aún más para conocer el desenlace de la misma. Entonces es cuando se les ve su pequeño coranzoncito mientras esperamos la siguiente canción. Ideal en este caso porque lo próximo es un “destape” en toda regla. Un sonido aparentemente más desnudo pero cargado de matices, como la maravillosa doble voz de la estrofa. Me refiero a Sink or swim, una de las grandes del álbum.

El cambio de ayudante no les ha perjudicado ni lo más mínimo, siguen creando temas maravillosos como The city consumes us, Is this all that I came for o I fought the angels. Y por si todo esto no fuera suficiente, nos brindan el final perfecto. La mejor clausura posible para uno de los trabajos más esperados e inolvidables de este año. Así pues, ahora y para siempre… The Delgados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *