discos

The Blue Nile – High

Esperadísimo cuarto álbum de The Blue Nile y Paul Buchanan donde vuelven tras el ya habitual y largo espacio de tiempo entre disco y disco. Han pasado ocho años desde aquel estupendo Peace at last y veintiún años después de su estreno en el panorama musical. Desgraciadamente lo hacen con un disco menor y carente de ningún tipo de originalidad, con un resultado muy alejado de esas confortables extensiones sonoras que evocaban calles vacías y tristeza desoladora de sus anteriores obras. Todo en High es predecible, e incluso aporta pocas ideas y con resultado negativo al dilatado trabajo del grupo. Resulta incomprensible y es muy mala señal que trás veintiún años y tan sólo tres albums en el mercado se decidan a publicar un disco donde brilla por su ausencia lo que más ha caracterizado su obra, la búsqueda de sonoridades que creaban espacios en el vacío, que evocaban de imágenes momentos musicales cíclicos y minimalistas.

Los dos primeros temas, Days of our lives y I would never, reflejan el mal estado actual de la formación y la poca implicación de Paul Joseph Moore en la misma. Si bien Days of our lives resulta bastante interesante y nos hace recabar ciertas esperanzas, I would never, el segundo corte, no parece un tema de The Blue Nile: no hay marcas indentificativas del sonido de la banda en el mismo, tan sólo la preciosa voz de Buchanan o la tranquilidad de las guitarras. El álbum denota poca profundidad hasta el momento, pero rompe en la majestuosa Broken loves, probablemente lo mejor de High, un precioso tema que si hubiese sido la linea del disco nos replantearía muy seriamente esta crítica y su valoración final, aunque desafortunadamente no es así.

Because of Toledo y She saw the world siguen dando forma al momento quizá más brillante del álbum, momento que pronto finaliza con High y Soul boy. Estos dos temas recuerdan de alguna manera Let’s go out tonight de Hats y Love is war de Peace at last. Hay que recalcar que Soul Boy, que sin duda es un grandísimo tema, fue escrita originalmente para Mel C. (juro que esta cover no la he escuchado), un dato éste último que no tiene por qué significar nada, pero que resulta un tanto sospechoso, sobre todo por el hecho de que para crear un disco a estas alturas tengan que recurrir a un tema ya escrito hace tiempo y que ha sido interpretado por otros. Para finalizar el álbum, Everybody else demuestra que estamos ante una obra que carece de muchas cosas y Stay close, un tema largo y quizá algo predecible, en la linea de Soon, aunque contundente en sus formas y su emoción.

Aunque cualquier album de The Blue Nile suele estar en cuanto a calidad muy por encima de la media, no se puede sacar un disco después de tanto tiempo en el vacío musical y hacerlo de esta forma después de grandezas como Hats. Puede resultar ciertamente alarmante, en la carrera de The Blue Nile, la situación en la que se encuentra el grupo. Afortunadamente, temas como Days of our lives, Broken loves, Soul boy, Stay Close o High nos da esperanzas de cara a próximos lanzamientos de Buchanan y los suyos. El problema es cuándo. ¿En el año 2012?

Etiquetas

4 thoughts on “The Blue Nile – High”

  1. Este disco a mi en lo particular me encanto, pero es muy cierto tu comentario, para cuando el siguiente… 2012 quizá sea pronto :(

  2. La crítica es de hace 5 años y realmente temas como Broken Loves o Soul Boy han tomado más consistencia para mi con el paso del tiempo. Esperemos que se decidan pronto a publicar, aún pueden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close