conciertos

!!! + The Bellrays (Madrid, 07-10-04)

Dos propuestas tan diferentes en lo musical pero bien similares en espíritu como son The Bellrays y !!!, se disponían a derrochar energía y hacer disfrutar a los numerosos espectadores congregados en la sala madrileña. Los primeros, con una carrera de más de 10 años a sus espaldas, definen su música como maximum rock & soul, y tras tan rimbombante etiqueta se esconde una banda de rock de las de verdad. El esqueleto de la misma está compuesto por Lisa Kekaula (voz), Tony Fate (guitarrista) y Bob Venum (bajo), y todos ellos demostraron dominar sus instrumentos con una extraordinaria mezcla de pasión y precisión.


Lisa y Bob lo dieron todo durante el concierto

Lisa, cuyo aspecto físico nos remonta a las cantantes afroamericanas más características de los 70, derrochó una voz impresionante. Lástima que el volumen no estuviese bien modulado por los técnicos, lo que impidió un mayor disfrute de los registros que su poderosa garganta le permite alcanzar. Aún así los juegos que realizó junto a la guitarra de Fate, trenzando notas en un histérico ejercicio de punteo, enardecieron a los presentes, buena parte de los cuales desconocían las capacidades de los californianos sobre el escenario.


Venum en un momento de la actuación

Por su parte Venum, lejos de las poses más estáticas de su compañero Tony, no paró un momento, alternando carreras sobre el escenario con acrobáticos saltos, todo ello sin que sus dedos dejaran de pulsar con precisión las cuerdas de su bajo. La batería, único elemento de los Bellrays por el que han pasado varios músicos desde su fundación, rayó a excelente nivel, demostrando un gran virtuosismo a la hora de combinar los diferentes tempos propios de los temas del repertorio de la banda. Grandes momentos permanecerán en la memoria, como los instantes en que se quedaron arrodillados besando el suelo a ritmo de blues, o cuando al aullido de Revolution todo Aqualung emitió gritos entusiasmados ante esta auténtica máquina de hacer rock.


The Bellrays al completo

A continuación !!! se encargaron de reavivar las brasas, con las expectativas muy altas tras el fantástico show que ofrecieron en el pasado Primavera Sound de Barcelona. Con los instrumentos distribuídos de modo que permitían el ir y venir de los numerosos miembros de la banda, y sobre todo los infatigables bailes del vocalista Nic Offer, Pardon my freedom fue el tema elegido para abrir fuego. Dieron un buen repaso a Louden up now (Warp 2004), con interpretaciones casi consecutivas de Hello is this thing on?, When the going gets tough, the tough get karazzee, Shit scheisse merde o Dear can. Todo con un solo objetivo, que el público no parara de moverse ni un instante, y a fe que lo consiguieron.


Nic Offer bailó sin parar toda la noche

Y para ello todo valía, desde ir alternándose entre guitarras, percusiones, metales y elementos electrónicos, hasta agitarse cual go-gó de discoteca en las esquinas del escenario. Aunque sin duda lo que rompió los esquemas de los presentes fueron los geniales momentos en los que durante un buen rato Nic -aunque no fue el único que lo hizo- se bajaba a bailar histriónicamente entre el público, que recibía enfervorecido cada una de estas iniciativas. Aún quedó tiempo para que sonara alguna rareza como Sunday, que sólo se encontraba en un bonus disc que acompañaba las primeras ediciones de su último trabajo, o Instict, single del 99. Además presentaron una nueva canción, Nate dog, en la que coquetearon con el rap sin perder de vista las constantes básicas de su manera de entender la música.


Mario Andreoni a la guitarra

Pero sin duda lo más esperado de la noche era Me and giuliani down the schoolyard (a true story), que no defraudó, sobre todo gracias a esa fusión de guitarra y voz hacia la mitad de la canción que conforman el punto álgido de uno de los mejores temas de este año. La encargada de finalizar el concierto fue Intensify, penúltimo corte de su álbum homónimo del 2000, que no logró saciar las ganas de más del público, que pidió muy insistentemente que !!! volvieran para realizar algún bis. Lamentablemente por mucho conciertos que se celebren en Aqualung, ésta no deja de ser una discoteca, y los intereses de los amigos del tecno barato priman sobre los de los asistentes a estos espectáculos. Aún así quedó el detalle de un Nic Offer saliendo a pedir disculpas por no poder seguir tocando, lo que es sólo un punto más a favor de lo que fue una fiesta absolutamente desbocada.


Nic hizo disfrutar a todo el público

Textos y Fotos: Miguel González

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close