martes , 21 de noviembre de 2017
Home > Cine, Tv y Teatro > Roskilde

Roskilde

roskildeCreado por dos estudiantes daneses en 1971, el festival de Roskilde es actualmente uno de los grandes sucesores de aquellas multitudinarias orgías musicales que tuvieron en Woodstock o Altamont sus mayores representantes. Antigua capital de Dinamarca, situada en la isla de Selandia y con una población que apenas supera los cincuenta mil habitantes, Roskilde, a lo largo de cuatro días, se convierte en una celebración de la vida a base de drogas, esperpento y música. Es decir, ni más ni menos que las máximas hippies pero instaladas en pleno siglo XXI.

Ulrik Wivel, antiguo bailarín, nos ofrece aquí todo ello en un formato a ratos espectacular, rozando el thriller por momentos, y mezclando acertadamente las distintas arterias –no todas- de las que se nutre un festival tan apabullante. Desde policías y técnicos de seguridad, pasando por voluntarios y asistentes de toda índole –el abanico de colores, rarezas y extravagancias tiende al infinito-, Wivel consigue un retrato certero y fascinante de algo que, por momentos, parece anclado en la ciencia ficción. Entre las actuaciones más destacadas –hablamos de la edición de 2006- cabe destacar las de Rufus Wainwright, Sonic Youth, The Streets o los incansables Franz Ferdinand. Pese a que, como le he leído a no sé quién, es una cinta que deja resaca, merece la pena empaparse de Roskilde hasta sentirte uno más de ese universo único, primario y, de vez en cuando, totalmente necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *