conciertos

Rodrigo Leão (Granada, 29-01-2005)

Menos mal que el directo de Rodrigo Leão sí que ha llegado a nuestro país, cosa que, desgraciadamente, no ocurrió con Cinema, su último disco hasta el momento. El álbum no ha sido editado en España “gracias” a la decisión de Sony, que lo consideró poco comercial. La actuación del portugués en Granada estaba organizada por la Fundación CajaGranada, que va a realizar una serie de “Conciertos Solidarios” que inauguraba el que nos ocupa. Los otros dos serán Madredeus (29 de abril en el Palacio de Congresos de Granada) y Noa junto a Gil Dor y Zohar Fresco & Solis String Quartet (15 de mayo en Jaén). La recaudación en cada uno de estos eventos irá a parar a los damnificados por el maremoto de Asia. Aplaudimos desde aquí esta buena iniciativa.

Leão, como decimos, venía a presentar el aclamado Cinema. Y así fue: no hubo muchos momentos para rememorar sus anteriores trabajos, centrándose casi exclusivamente en las melancólicas piezas de su último trabajo. Para ello ha formado un grupo de excelentes músicos que le acompañan durante toda la gira: Ana Vieira (voz), Celina da Piedade (acordeón y voz), Viviena Toupikova (violín), João Portela (guitarra eléctrica), Luis Aires (bajo), Samuel Santos (violoncelo) y Luis San Payo (batería). Por su parte, el propio Leão se ocupa del piano y los sintetizadores.

El concierto comenzó con dos piezas instrumentales de corte pausado, destacando el tema que da nombre al disco y con el que tuvimos la oportunidad de observar la disposición de los músicos en el escenario. La batería se sitúa en la parte central; a su derecha, el acordeón, violín y violoncelo; a la izquierda el bajo, guitarra y piano, con un Rodrigo Leão que no se movería de ahí en la siguiente hora y media, y sólo se dirigiría al público para agradecer la iniciativa y presentar a la banda. Más o menos como Dylan en su última gira.

Tras la introducción, Ana Vieira apareció en el escenario para interpretar Rosa y Deep blue. La cantante nos obsequió con una voz muy parecida a las que podemos escuchar en el álbum, adaptándose a los distintos registros de forma más que notable. Por ejemplo, a la hora de cantar la fantástica Happiness, parecía que Sonia Tavares (que se encarga de este corte en el disco) revoloteaba entre las muchas sombras del escenario. Por tanto, gran acierto el de Ana Vieira como vocalista, que además dio buena cuenta de sus excelentes conocimientos de francés y español.

Uno de los mejores momentos de la noche fue cuando Celina (siempre sentada, sonriente y con su acordeón encima) se dispuso a cantar Pasión, precioso tema que se incluía en el disco Alma mater (Abrázame esta noche / aunque no tengas ganas / prefiero que me mientas). Recibió una gran ovación mientras volvía a su sitio, algo que se volvería a repetir cuando Leão presentó a todos los músicos. Junto a la vocalista Ana y Celina, la violinista Viviena Toupikova fue la otra gran protagonista (obviando al maestro, claro). Y es que gran parte del peso de las composiciones de Cinema recae en su instrumento, que Viviena manejó con gran soltura, siendo también una de las más aclamadas al terminar el recital.

Un final que contó con tres bises, dos de los cuales ya habían sonado anteriormente pero a los que le cambiaron el ritmo y algunos arreglos (por ejemplo, la canción Lonely carousel y A estrada suenan casi idénticas, si bien la primera es cantada y la segunda no). Sin embargo, no consiguieron arrancarnos esa extraña sensación de saber que se podría haber terminado con algo mejor. De todas formas, desde aquí sólo podemos recomendar el directo del portugués y su excelente plantilla de músicos, capaces de trasladar a un escenario, y de forma brillante, los sonidos y ambientes de Cinema. Y eso no es nada fácil.

Texto: Francisco José Fdez.
Fotos: Jose María Requena

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close