discos

[Reseña] Perfume Genius – Set My Heart On Fire Immediately

Como Perfume Genius, Mike Hadreas ya ha lanzado cuatro discos, con los cuales procesó su doloroso pasado y sus inquietantes experiencias de discriminación, homofobia, drogas y depresión. En su nuevo álbum Set My Heart on Fire Inmediatly, Hadreas continúa explorando los temas del amor, el sexo, la memoria y la masculinidad. Según él mismo ha comentado, para este álbum esta vez «quería sentirme más abierto, más libre y espiritualmente salvaje» y de lo que se desprende es su faceta menos dramática, más melódica y lúdica, y, por lo tanto, más accesible.

Hadreas, tras la nominación al Grammy, repite con el productor Blake Mills- que también produjo No Shape en 2017- en Los Ángeles, la ciudad donde vive, y cuenta con la participación de los músicos Jim Keltner, Pino Palladino y Matt Chamberlin. Al contrario que sus primeros trabajos, en su quinto álbum de Perfume Genius parece haber evitado cualquier afán de reinvención y más bien transpira un sonido orgánico en el que Hadreas no elude influencias clásicas americanas reconocibles.

En Set My Heart on Fire Inmediatly, completamente retirado de su zona de confort, Hadreas se planteó habitar en territorios poco habituales y averiguar cómo sonaría su música si cantara sobre las cosas que le atañen de la manera más tradicional. Y con estos mimbres es como el músico afronta también la inevitable madurez: «La mitad de toda mi vida está hecha» abre su excepcional introducción Whole Life, en la que evoca a sus ídolos Elvis y Roy Orbison. Esas influencias del rock de los 50s son notables en otras piezas como Without You y One More Try.

Hadreas adapta a su música el lenguaje corporal en tanto en cuanto el álbum fue escrito durante y después de una colaboración formativa con un proyecto de música y danza, algo que se puede ver claramente en los videoclips de los dos singles Describe y On The Floor. En Jason- «me desnudó acostado en sus sábanas, no hizo lo mismo, incluso sus botas estaban puestas» – sin embargo, desliza viñetas del pasado entonces acaso traumáticas y ahora hilarantes con un frágil falsete con cuerdas exuberantes y un clavicordio barroco. El álbum, bajo un espectro lynchiano, es el más equilibrado y completo de Hadreas hasta la fecha, transmite energía y ambición, y, aun sin los riesgos de sus anteriores trabajos, se adentra de forma sutil en matices sonoros más expansivos.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar