discos

[Reseña] Harrison Ford Fiesta – Harrison Ford Fiesta

harrison ford fiestaComo suele ocurrir con los artistas y álbumes que salen de la factoría Foehn Records, el primer trabajo homónimo de los tarraconenses Harrison Ford Fiesta vio la luz hace algunos meses sin grandes focos de atención a su alrededor ni campañas de promoción mediáticas. Pero no las necesitan. Este cuarteto convence con la música que hace, ya sea en directo, donde llevan fogueándose al menos desde 2013, como a través de su material de estudio, por fin tangible. Su estilo es difícilmente catalogable, pero contiene evidentes trazas de chanson francesa sobre una base folk muy artesanal y casi rural; natural: del tipo que huele a las flores silvestres de su comarca cuando se agitan sus canciones. Pero el planteamiento no acaba ahí: desde el territorio llano de su folk lo-fi, Harrison Ford Fiesta nos muestran en su horizonte relieves escarpados y ascendentes que están por alcanzar, desarrollando excursiones que profundizan en ciertas atmósferas y estructuras propias del post-rock instrumental. Aunque sea un poco a toro pasado, analizamos uno de los mejores discos nacionales de 2015.

Harrison Ford Fiesta es un álbum redondo y amable. En su trasfondo más general encontramos la tranquilizadora imagen de un campo de cereales, fraccionado caprichosamente en mil colores, formas y texturas diferentes; y en los seis paseos que nos propone se respira esa naturaleza atmosférica y llena de matices. Crédit Agricole es la entrada a ese mundo: un primer vistazo panorámico que parte en la entonación vocal –casi jocosa, parecida a Bigott– propia de la chanson, para luego dilatarse en una progresión de intensidad que crece como la sombra de los bosques en los lentos y refrescantes atardeceres de primavera. Un arranque sensacional que tiene su continuidad en la cavernosa y carnosa La Soucupe Et Le Perroquet, un enmascarado vals lo-fi que juega con el efecto mágico del claroscuro sobre las notas. ¡Y qué delicia cómo se disuelve el tema en un silbido y unas últimas gotas rasgadas de guitarra!

Luego Sammy Fist marca el epicentro soleado del disco, con una atmósfera distendida casi de siesta a la orilla del río: de sombrero entornado, piernas cruzadas a lo alto y una ramita entre los dientes. Mientras que Role Play, en la parte que se mantiene pegada a la tierra, refleja cierta cinemática desértica y country, tipo de western; pero su final lo absorbe todo en una espiral postrockera construida con madera folky. Eso sí, nada que ver con Lonely Boy, el verdadero tuétano del entramado post-rock de Harrison Ford Fiesta. Un tema en tres actos que en sus inicios recuerda a Set The Control For The Hearts Of The Sun de Pink Floyd, que se va inflando y agigantando hasta alcanzar una cumbre épica prematura, para luego sumirse en varios minutos de un silencio musical muy elocuente y hermoso desde el que renace una guitarra dispuesta a volver a escalar. La última cima, recordando a los mismísimos Godspeed You! Black Emperor, es un paisaje sobrecogedor con el trasfondo de un rito chamánico golpeando a la vez que la batería, tribal e implacable.

Por último, el desahogado cierre con The Armchair and the Tentacles no podría ser más acertado. Es como un retorno a las lomas de Crédit Agricole, lugar elevado desde el que la vista alcanza a divisar todo el mapa recorrido con la claridad de un día despejado. El álbum acaba con un palmeo de guitarra campechano y abierto, evadiéndose en un último vaivén progresivo que sirve de telón de fondo, pero también de invitación a una nueva escucha. Porque el único pero que se le puede encontrar a una propuesta tan sincera, original y naturista es que la duración de su carta de presentación es más corta de lo que nos hubiera gustado. En cualquier caso, lo importante es que Harrison Ford Fiesta han asomado la patita –con un buen material bajo el brazo– por debajo de la puerta, y que quien les ha abierto ha sido Marc Campillo de Foehn Records. Ahora es solo cuestión de tiempo que recojan los frutos de un éxito que se labrarán al ritmo que vayan marcando con sus propios directos.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar