discos

[Reseña] C Duncan – Architect

cduncan C Duncan no ha venido con el ruido mediático de un hype, y eso tiene su lado positivo, no ha generado grandes expectativas. Así que uno, al escuchar Architect, realmente queda sorprendido y confortado.

Ya le conocimos, a principios de año, con uno de sus primeros singles, For, indie-pop de impecable factura cuyas armonías corales te podrían recordar a los Fleet Foxes de Seattle, aunque sería injusto quedarse con una referencia tan cercana. Hijo de músicos clásicos, educado antes en el piano y la viola que en la guitarra, bajo o batería, su educación clásica es tangible a lo largo de este debut. Por eso la apremiante etiqueta de folk lo-fi se queda corta. Aunque él cita como mayor influencia a los Cocteau Twins, en Architect encuentras a los Beach Boys, a Burt Bacharach– este último sobre todo en la canción que cierra, I´ll be gone by winter– y, a pesar de todo, no deja de sonar contemporáneo.

El título del disco es, además, revelador. El multiinstrumentista grabó el mismo durante un año en un estudio de un dormitorio de Glasgow, con cada instrumento registrado meticulosamente de forma individual; al no tener presiones ni restricciones de tiempo, le dio la libertad de agregar capas de voces y jugar con las partes instrumentales.

Duncan es, ante todo, un artista. También pinta, ha expuesto en su Escocia natal. Un botón de muestra es la portada, que es suya. Si escuchas canciones como Silence and airNovices, New water o As sleeping stones te percatarás rápidamente de que esa perfecta mezcla de dreampop, psicodelia, folk y jazz convierten a Architect, en definitiva, en uno de los mejores debuts de este año.

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close