discos

[Reseña] Black Country, New Road – For The First Time

Lanzado a través de Ninja Tune, For The First Time es el tan esperado álbum debut de Black Country, New Road, una banda de Londres compuesta por Isaac Wood (voz y guitarra), Georgia Ellery (violín), Lewis Evans (saxo), Tyler Hyde (bajo), May Kershaw (teclados), Charlie Wayne (batería) y Luke Mark (guitarra). Originarios de Cambridge y áreas circundantes, el secreto del espíritu cohesivo de la banda es, probablemente, el haber tocado juntos casi desde la tierna infancia: la mayor parte de sus miembros se conocían como compañeros de clase del colegio, algunos incluso se fueron a vivir juntos y hasta continuaron en la misma Universidad. Otra peculiaridad del septeto es su auténtico eclecticismo, dado que se nutre tanto de músicos de formación clásica como de autodidactas, y con ello su necesidad de experimentar, una cualidad que en alguno ya viene de familia, como es el caso de Tyler Hyde, hija de Karl Hyde, fundador de Underworld.

La banda se dio a conocer durante 2019 gracias a los dos singles Athen’s, France y Sunglasses, que se volvieron a grabar de nuevo para que encajasen con el resto de las canciones, en vivo y durante un período de seis días en marzo del pasado año, junto al reputado productor Andy Savors. Al grabar For The First Time, el primer firme y honrado propósito de la banda fue que el álbum sonase exactamente como sus directos, que tanto habían perfeccionado en los meses anteriores: igual de caóticos o desquiciados, igual de pulcros, en todo caso, sin más añadidos.

Así, en For The First Time, Black Country, New Road dibujan un sonido complejo de art rock con influencias balcánicas- Evans y Ellery tienen larga experiencia interpretando música klezmer- que si en los primeros singles se acentuaba con el recitado de su líder, Wood- evocando a un Mark E. Smith ahora revindicado por todo el nuevo fenómeno post punk- en las nuevas canciones su voz se armoniza con la banda, mitigando la sensación de intensidad y aflicción. For The First Time es, finalmente, un buen comienzo, aunque insuficiente en su contenido – apenas seis canciones- para poder decir si Black Country, New Road es la enésima esperanza post punk auspiciada, una vez más, desde el local de Brixton The Windmill o una auténtico conjunto con un enorme futuro y proyección por delante. En todo caso, su confraternidad aglutinante y coordinada y, sobre todo, su enorme interés por no repetirse, podría indicarnos que estamos ante lo segundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar