discos

Prince – Musicology

Es Musicology, probablemente, el mejor trabajo de Prince en diez años, lo que no es poco. Aunque tampoco le ha tenido que resultar complicado, tras diez años vendiendo su música por otros medios y dos años de voluntarioso retiro. El resultado de todo esto: la nada musical; un muro demasiado grande para alguien que ha vendido la friolera de 100 millones de discos por todo el mundo; un artista que siempre ha estado más interesado por la calidad de su sonido que por su comercialidad. Aunque también es cierto que su carrera se ha ido a pique por culpa de su desorbitado egocentrismo.

Y ahora con Musicology, con Sony como nueva discográfica para este proyecto, Prince dice querer reinventarse. Nada más lejos de la realidad. Desde los primeros compases de Musicology, el mejor tema de todo el álbum, hasta Reflection, lo más flojo del mismo, este álbum suena mucho a Prince y poco a nuevo. Hay atisbos de novedad en la magnífica What Do U Want Me 2 Do?, una verdadera joya en la que nos encontramos al Prince más ingenioso. Cinnamon Girl nos deja un buen sabor de boca en un tema en contra de la guerra que no quiere ir más lejos que una simple reivindicación (¿sacó el titulo de la canción con idéntico nombre de Neil Young?). If Eye Was the Man in Ur Life nos devuelve al Prince más antiguo, al de aquellos discos como For You, Soft and Wet o Prince… aunque con un excepcional final. Illusion, Coma, Pimp & Circumstances es el tema más elaborado de todo el disco, con un peculiar sonido funky-electrónico. Prince cambia de registro en Dear Mr. Man, una interesante mezcla de soul, funk y blues.

Pero en el álbum hay resultados muy pobres, como la pírrica producción de A million days o las archiconocidas baladas-falsete de todos sus discos: Call my name, On the couch, o la infumable Reflection, que además se encarga de echar el cierre. También terrible, Life O the party, es un tema que no se merece en su discografía, pero como el que desgraciadamente ya tiene muchos ejemplos.

En resumidas cuentas, ni Musicology suena a nuevo, ni Prince se reinventa a sí mismo, ni el álbum rezuma genialidad por los cuatro costados, ni estamos ante algo verdaderamente grande. Musicology es un disco menor, con buenos temas, pero lejos de lo que muchos esperamos de este artista. Quizá la próxima vez sea la buena. El problema es que el tiempo pasa para todos.

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close