conciertos

Primavera Sound 2005 (Barcelona, 26-05-05) Parte I

Jueves 26 de mayo

Art Brut:

En el escenario Rockdelux, Art Burt rompían un poco más el hielo que había intentado fragmentar Xavier Baró momentos antes con su actuación sin mucha atención por el poco público asistente. Los ingleses presentaron su disco Bang bang rock and roll (Fierce Panda, 2005) donde su post-punk o art-punk – como quieren llamarlo ellos – sonó directo, sencillo y sin engaños.

Eddie Argos tiene un acento muy peculiar e inglés, algo que pudimos comprobar en directo con My little brother o con Modern art, que fueron unas de las primeras canciones que sonaron. Poco después sonó el primer single del grupo We formed a band que, según ellos, compusieron en 5 minutos, o la maravillosa Emily keane. Rusted guns of milan fue una de las canciones que mejor sonaron esa noche.

Mäximo Park:

Llegaron como la nueva esperanza británica para salvar el rock y con la intención de pegar duro en España antes que Bloc Party, con los que teóricamente se disputan dicho trono. Y el caso es que no les faltan temas de pegada como Signal and Sign que abre su primer largo, A certain trigger (Warp, 2005); o el primer single de la banda Apply Some Pressure. Pero, lamentablemente, su frontman Paul Smith, con esos ademanes entre histriónicos y saltimbanquis, hace un flaco favor a sus canciones que pierden carga dramática; además de chocar totalmente con su imagen de nuevos yuppies encorbatados. No se debería confundir nunca el carisma y liderazgo con el hacer el canelo sobre el escenario, igual si pulieran eso…

The Arcade Fire:

Los canadienses llegaron para presentar uno de los mejores discos del 2004, aunque en España ha sido editado en 2005 (Funeral, Rough Trade-Sinammon). Este combo se presentó en directo con el equipo suficiente como para no dejar a la electrónica la sección de cuerda que tanta carga emotiva confiere a cualquier creación, algo que es de agradecer. La voz de Win Butler posiblemente no estuviera lo bastante afinada como para haber empezado esa misma semana la gira europea, pero nada importó cuando uno tras otro fue acometiendo los temas de su primer álbum. La impresionante facilidad para cambiar de instrumentos de todos y cada uno de los miembros de la compañía y la efectista inclusión de un casco de moto en la batería, y temas como la casi tabernera Laika o la épica Wake Up dan como conclusión que, por fin, un disco imprescindible del pop orquestal queda refrendado en un directo realmente creíble.

Texto: Fco. J. Fdez., Sergi Serrano, Ana F., José L. Gallego, Jorge García
Fotos: Sergi Serrano

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar