conciertos

Primavera Club 2006 (Barcelona, 1y2-12-2006)

La primavera musical volvía a florecer, esta vez en invierno, con el Primavera Club, hermano pequeño del Primavera Sound que llega de la mano de sus mismos organizadores. Celebrado durante los días 1 y 2 de diciembre en el recinto del Fòrum, los distintos conciertos tuvieron lugar en el Auditori y en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB). A continuación os contamos algunos de los concietos más destacados de cada jornada.

Viernes 1 de diciembre de 2006

The Twilight Singers feat. Greg Dulli & Mark Lanegan

Los Twilight Singers, capitaneados por Greg Dulli, no empezaron con buen pie. El inicio, con Esta noche y I’m ready, fue bastante malo debido a los problemas iniciales de un sonido que dejaba mucho que desear, tanto que un servidor ya pensaba que si no lo mejoraban sería la decepción del festival. Menos mal que se fue arreglando la cosa.


Greg Dulli (The Twilight Singers)

De pronto, uno de los nombres esperados: Mark Lanegan salió al escenario, recibiendo una gran ovación. Cantó los temas Live with me (versionando a Massive Attack), Boogie boogie y Sideways in reverse, y tan tranquilo se fue por donde había venido. Aparición estelar que a muchos de nosotros nos habría gustado que hubiese permanecido al lado de Dully por más tiempo.


Greg Dulli & Mark Lanegan (The Twilight Singers)

El resto del concierto fue aceptable, buen rock. Una curiosidad: en el comienzo de Candy cane crawl Dully cantó la primera estrofa del Shine on de Pink Floyd. Un buen concierto, sin duda. La imagen de Greg Dully de rodillas en el Auditori diciendo “Barcelona, I’m on my knees for you” quedará en la memoria de algunos de los presentes.

Richard Hawley


Richard Hawley

Hawley volvía al recinto del Fòrum barcelonés para deleitarnos, de nuevo, con las canciones de Coles corner (Mute U.S., 2006) y alguna que otra pieza rescatada de trabajos anteriores. Esta vez pudimos disfrutarlo en el Auditori y la experiencia fue mejor que la del Primavera Sound, al menos para el que escribe. Mucho más relajado que entonces, Hawley ofreció lo mejor de su actual repertorio, alcanzando momentos de bella emoción con The ocean y Tonight. De esta última, el propio artista dijo que le gustaba mucho y que no la habían interpretado en demasiadas ocasiones. Al terminar, tras el humo, el silencio y los posteriores aplausos, alguno que otro comentaba entre sonrisas que su abono ya estaba amortizado.

Cansei de Ser Sexy


Lovefoxxx (Cansei de Ser Sexy)

Las chicas salvajes de Cansei de Ser Sexy ofrecieron su show bailable en el escenario Nitsa. Empezaron fuerte con el tema CSS Suxxx, repetitivo a más no poder, pero con un ritmo que obliga a moverse. Otros de los temas que sonaron fueron Alala y su exitoso single Let’s make love and listen death from above. A nuestras amigas brasileñas -no olvidemos que son cinco chicas y un chico a la batería- les perjudicó un poco la temprana hora de su actuación, ya que no me imagino lo que podría haber sido el concierto si lo hubiesen programado más de madrugada.

Sábado 2 de diciembre de 2006

Cat Power


Chan Marshall (Cat Power)

El carisma de Cat Power dejó opiniones bien distintas entre los asistentes. Para unos, la artista estadounidense estuvo demasiado suelta, sus coreografías fueron en muchos momentos absurdas y su interpretación resultó quizás poco trabajada, por lo que algunos vieron un ensayo en vez de un concierto. Pero para otros (entre los que se incluye el que escribe), la belleza y el carisma que desprende Chan Marshall, junto a su preciosa voz, fueron de lo más destacado de su actuación. Se rodeó además de una banda de lujo: a la guitarra tenía a Judah Bauer, de The Blues Explosion, y a la batería al gran Jim White, miembro de los Dirty Three.


Chan Marshall (Cat Power)

Del repertorio, gran parte de éste estuvo compuesto por su último disco, The greatest (Matador, 2006). Cabría destacar las interpretaciones de Lived in bars, The moon, Willie, o el final con la versión del I’ve been loving you too long (to stop now) de Otis Redding.

The Pipettes

La mayor parte de los asistentes se concentraba en el Auditori para ver a una sobrevalorada e irregular Cat Power (por lo que pude llegar a ver) mientras, casi a la misma hora, comenzaba el concierto de las Pipettes. Durante la actuación fueron llegando más y más invitados a la fiesta, preguntándose el porqué de las risas y los bailoteos de la gente. Y es que estas tres chicas gustan porque, a saber: 1) están de buen ver, 2) cantan bien y se mueven mejor, y 3) sus temitas pop entran de maravilla. Interpretaron casi todo su reluciente primer álbum, We are The Pipettes (Naive, 2006), en apenas cuarenta y cinco minutos donde se mezclaron las palmas, los bailes y los pensamientos impuros. A destacar, Your kisses are wasted on me, Dirty mind y Pull shapes, este último uno de los sencillos más deliciosos e intrascendentes del año. “Clap your hands if you want some more!” Divertidísimas.

Jeff Tweedy

No es fácil describir en pocas líneas lo que muchos pudimos presenciar en el concierto que Jeff Tweedy nos dejó en el Auditori. Con sólo sus guitarras acústicas y sus armónicas salió al escenario y se puso a interpretar Sunken treasure, que próximamente se editará en un DVD que incluirá extractos de esas actuaciones en solitario.


Jeff Tweedy

Tweedy nos dejo momentos que no olvidaremos jamás, como cuando incitó al público a cantar con él la canción Jesus etc, o cuando sonaron Via Chicago, I’m the man who loves you o I am trying to break your heart. Pero fue quizás la interpretación de Spiders (Kidsmoke) la que hizo que a muchos de nosotros se nos quedara la boca abierta y no dejáramos de preguntarnos si lo que estábamos oyendo era real. Cuando un músico es capaz de reinventar una canción como ésa y trasladarla al formato acústico sin que pierda una pizca de emotividad estamos ante algo digno de alabar.


Jeff Tweedy

Otro de los mejores momentos del concierto tuvo lugar cuando Jeff animó al público a que pidiesen canciones que quisieran oír. Se disculpó humorísticamente porque no podía alcanzar a tocarlas todas, pero nos deleitó con She’s a jar, Radio king y How to fight loneliness. Y cuando pensábamos que se había terminado todo, se acercó al público y, sin micro, nos cantó a capella Acuff-Rose, con un silencio tan sepulcral de fondo que se oyó perfectamente desde cualquier sitio del Auditori. Sin duda el mejor concierto del festival y probablemente el mejor concierto del año (o puede que de nuestras vidas).

The New Pornographers

Pisaba por primera vez Barcelona el colectivo The New Pornographers. Sin Neko Case ni Dan Bejar, salieron al escenario Estrella Damm del CCIB capitaneados por AC Newman. Los canadienses intentaron defender su repertorio lo mejor que pudieron, pero les falló un poco la nefasta acústica del CCIB, que hacía rebotar su potente sonido por ser un espacio tan grande y estar tan vacío. Pero no por ello tenemos que hablar de decepción.


AC Newman (The New Pornographers)

Su repertorio fue de lo más variado, rescatando canciones de sus, hasta el momento, tres discos en estudio. De entre los temas más destacados que interpretaron podríamos nombrar Sing me spanish techno -del disco Twin cinema (Matador, 2005)-, que abrió el concierto, la pegadiza The laws have changed -de su disco Electric version (Matador, 2003)-, o Slow descent into alcoholism -incluida en su disco Mass romantic (Matador, 2000)-, que desató una gran respuesta por parte del público. Buen concierto si no fuera por culpa del sonido.

Teenage Fanclub (plays Bandwagonesque)


Norman Blake (Teenage Fanclub)

Durante el concierto de los escoceses pensé, en un par de ocasiones, que tenía mucha suerte de estar allí, viéndolos en directo. Antes de que saltaran al escenario me decía a mí mismo “van a tocar el Bandwagonesque enterito”, con contenida emoción y una sonrisa de oreja a oreja (aunque la verdad es que también esperaba escuchar algo de álbumes posteriores). La apertura, con The concept y Satan, hizo volar la emoción de la mayoría de los allí reunidos, que ovacionaban casi por igual el comienzo de un tema que la finalización del anterior. Difícil resaltar algo en concreto, pero What you do to me (una de las mejores canciones sobre felaciones de la historia) y el cierre con Alcoholiday, guiding star e Is this music? fueron algunos de los mejores momentos de este Primavera Club. Ya en los bises, Norman Blake y compañía nos deleitaron con God knows it’s true y, sobre todo, Everything flows. Definitivamente y sin lugar a dudas, este grupo hace feliz a los que les escuchan. ¡Benditos Teenage Fanclub!

Textos: Sergi Serrano y Francisco J. Fdez. (Richard Hawley, The Pipettes y Teenage Fanclub)
Fotos: Sergi Serrano

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close