noticias

Malos tiempos para la Creedence

Creedence

Doug Clifford y Stu Cook han puesto una demanda a su antiguo compañero John Fogerty por el nombre de Creedence Clearwater Revival.

En el mundo de las separaciones musicales, hay de todo, como en un divorcio. Unos grupos se disuelven con buen rollo, otros con total indiferencia y otros acaban tirándose los platos a la cabeza. Algunos vuelven, pasados los años, por el bien de sus discos, que todo el mundo admira, o porque la vida separados no les ha traído buenas ganancias…

El de la Creedence no va a ser uno de esos últimos casos. Ya cuando dijeron adiós, fue de mala gana, en 1972, tras publicar su álbum Mardi Grass y con el grupo enfrentado.

Todo se remonta a un pleito interpuesto por Fogerty contra el resto de la banda años más tarde, en 1997, porque los otros miembros utilizaban el nombre Creedence Clearwater Revisited. Después de varias idas y venidas por los juzgados, ambas partes llegaron a un acuerdo, que permitía a Clifford y Cook para utilizar el nombre con el pago de una cuota.

Según la nueva demanda interpuesta, esta vez del grupo contra Fogerty, a pesar de que el cantante accedió a la utilización del nombre de Creedence Clearwater, continuaba criticando su uso, diciendo, entre otras cosas, que “utilizar el nombre es una especie de sacrilegio” La demanda exige que Fogerty deje de hacer comentarios despectivos sobre el uso del nombre y deje de violar el acuerdo de otras maneras.

La demanda asegura que es ahora Fogerty el que confunde a la gente sobre quién está viendo, cuando es éste el que denomina sus conciertos como solista Fogerty “performs the albums of Creedence Clearwater Revival”

Junto con Cook y Clifford, la demanda también incluye a Patricia Fogerty, viuda del guitarrista Tom Fogerty, fallecido en 1990, y Poor Boy Productions.

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close