miércoles , 18 de octubre de 2017
Home > especiales > libros > Los libros de la semana

Los libros de la semana

Bob-Dylan_Revisited

Repasamos la lista de libros más vendidos y alguna de las novedades de esta semana.

cantosLa ‘rentrée‘ de las vacaciones no ha tenido demasiados efectos en la lista de ventas de libros. Tan solo nos encontramos en el apartado de ficción la novedad de Inés y la alegría (Tusquets) de Almudena Grandes. En el apartado de no ficción, encontramos también alguna novedad. Curiosamente esta semana Mark Oliver Everett- alias Eels– hace doblete en la lista de ventas española, por un lado con su nuevo disco, Tomorrow Morning y por otro con su obra literaria Cosas que los nietos deberían saber (Blackie Books), publicada ya hace unos cuantos meses. En poesía nos encontramos con la entrada de Cantos, de Friedrich Hölderlin, en una traducción realizada por Antonio Pau, en la editorial ourensana Linteo. En libro de bosillo, el más vendido es Come, reza, ama (Punto de lectura) de Elizabeth Gilbert, cuya película, protagonizada por Julia Roberts y Javier Bardem, se estrenará en breve.

En cuanto a las novedades, Bob Dylan Revisited (Norma Editores) reúne 13 canciones míticas del compositorBOB-DYLAN-REVISITED norteamericano adaptadas por 13 distintos autores de cómic. 13 versiones dibujadas para disfrutar mientras se escuchan las canciones originales, o mientras se tararean o recuerdan. Además, la edición viene acompañada de un prólogo a cargo del periodista musical, eminente coleccionista y director de la Fira del Disc de Col·leccionista, Jordi Tardà.

LOS AUTORES

Thierry Murat adapta- Blowing in the wind/Grafista de profesión, Murat se acabó enamorando de la ilustración. Su carrera como dibujante comenzó en el mundo del libro infantil pero pronto pudo pasarse al cómic. Actualmente también dibuja para prensa y literatura juvenil.

Lorenzo Mattotti adapta- A hard rain’s a-gonna fall /Mattotti es uno de los más grandes maestros del color en el mundo del cómic, actualmente. Natural de Italia, su particular estilo gráfico y narrativo pronto marcó un antes y un después. Es también muy conocido por su trabajo como ilustrador para NEW YORKER, LE MONDE o VANITY FAIR, entre otras.

Nicolas Nemiri adapta- I want you/Nicolas Nemiri, aunque francés, tiene un fuerte gusto por la ilustración, japonesa, algo no tan presente en su obra en cómic.

François Avril adapta- Girl of the North Country/François Avril nació en 1961 en París. Aunque comenzó publicando ilustraciones de prensa, ha acabado trabajando para publicidad, editorial, cómics y libro infantil.

Jean-Claude Götting adapta- Lay, lady, lay/Nace en París y es en la capital francesa donde da sus primeros pasos como dibujante de cómics. En 1986 gana el premio a Mejor Primer Álbum en el festival de Angoulême, justo antes de dedicarse principalmente a la ilustración y la pintura.

Alfred adapta- Like a rolling stone/Comienza a publicar en Delcourt pero no se casa con nadie y acaba trabajando un poco para casi todas las editoriales de cómic. Colabora en varias antologías y en 2007 publica Por qué he matado a Pierre, premio del público en Angoulême ese mismo año. Actualmente continúa explorando el mundo de la ilustración.

Christopher adapta- Positively 4th Street/Aunque nacido en Inglaterra, Christopher pasó toda su adolescencia en Aix-en-Provence. Realizó en París sus estudios de diseño gráfico y publicado en editoriales como Carabas o Dupuis.

Dave McKean adapta- Desolation row/Dave McKean es uno de los ilustradores y diseñadores gráficos más importantes y con un estilo más personal que hay en la actualidad. La fama le llegó a partir de sus muchas colaboraciones con Neil

Gradimir Smudja adapta- Hurricane/Este dibujante y pintor nacido en Serbia, emigró en 1982 a Suiza, donde comenzó a trabajar para una galería. Fue más tarde, cuando se instaló en Italia, que comenzó su carrera como dibujante de cómics.Con su estilo fuertemente influenciado por los pintores postimpresionista, y solo dos títulos publicados, Smudja ha conseguido hacerse un sitio en el mundo del cómic europeo.

Zep adapta- Not dark yet/Zep nació en Suiza y es el autor del famosísimo TITEUF. El gran éxito conseguido con esta serie le ha permitido publicar otras obras más arriesgadas, con y sin Titeuf. Gran amante de la música, los diferentes homenajes que ha hecho culminan en este volumen con la adaptación de su músico más admirado: Bob Dylan.

Benjamin Flao adapta- Blind Willie McTell/Ya a la temprana edad de 10 años, Flao podía pasarse horas dibujando. A los 14 años deja los estudios tradicionales para dedicarse de lleno al estudio de las artes gráficas. Ha estudiado todas las variantes del dibujo: ilustración, animación, cómic, graffiti… Con Christophe Dabitch publicó La línea de fuga.

Jean-Philippe Bramanti adapta- Knockin’ on Heaven’s door /Bramanti estudió Bellas Artes en Marsella y Angoulême. Fue en esta última ciudad donde conocidó a Guy Delcourt, quien se interesó por su trabajo. Está muy interesado en la vida de Winsor McCay, hasta el punto que ha dibujado su biografía en cómic.

Bézian adapta- Tombstone /Blues Bézian comenzó muy joven colaborando en varios fanzines, donde cultivó su gusto por la fantasía. Gracias a Adam Sarle ch, publicado en Humanoides en 1989, comenzó a ganar notoriedad, que culminó en 1994 cuando ganó un premio en el Festival de Angoulême.

Abluciones_100Abluciones de Patrick deWitt (Libros del Silencio) y traducida por Javier Calvo. Un camarero con vocación de escritor toma apuntes sobre los clientes para escribir una novela. Un proceso «creativo» que lo dejará convertido en un alcohólico irredento y sumido en un (hilarante) infierno de adicción y tedio. Una original primera novela con ecos a Bukowski, provocativa y arriesgada. En un bar perdido en algún sórdido rincón de Hollywood, un camarero registra todos los movimientos de su decadente clientela con la intención de escribir un libro. Anota cuidadosamente sus secretos, sus mentiras y anhelos —que le entregan a cambio de copas gratis—, para mantenerlos a salvo de la neblina de alcohol y drogas en la que se sumerge cada día para hacer soportable la jornada. Pero con el paso del tiempo, la línea que separa sus borracheras nocturnas de sus resacas matutinas se hace cada vez más borrosa, tan indistinguible como la barrera entre su cuaderno y la realidad, entre él mismo y sus «personajes». Sólo la huida puede conducirlo a una redención tan original y poco ortodoxa como lo es Abluciones en su particular revisión de una historia ya clásica: la de un hombre sumido en la adicción.

El barco (Mondadori) es el primer libro de Nam Le, un joven autor de origen vietnamita queelbarco2 creció en Australia y en la actualidad vive en Nueva York. En sus relatos despliega una técnica exquisita y convincente, además de ser dueño de una voz literaria propia y original. Una de sus habilidades es no dejarse encasillar como «autor vietnamita» y, pese a dedicar dos de los cuentos a la guerra de Vietnam, en la que su padre combatió, escribe relatos ambientados en Estados Unidos, Australia, Irán o Colombia. Amenos, profundos, maduros y exquisitos, estos relatos sitúan a Nam Le entre las voces narrativas más interesantes de los últimos tiempos.

FrankieMachineFrank es un hombre tranquilo. Tiene 62 años, vive retirado en la costa de San Diego —donde regenta una tienda— y es todo un caballero. Le gusta dejar reposar el café durante cuatro minutos exactamente, los cuales emplea en vestirse; el bocadillo que prepara con una fina lámina de mantequilla todas las mañanas tiene que envolverse en una servilleta de hilo para que no se enfríe; tiene un par de abonos para la ópera, a la que acude con su novia, Donna; posteriormente la invita a cenar no en cualquier restaurante; su hija, Jill, es una prometedora estudiante de Medicina en UCLA. Frank siempre está dispuesto a ayudar a todos y a dar un buen consejo… hasta que, claro, le tocan la familia. Entonces no querrás haberle conocido ni haberte cruzado jamás con él, ni saber por qué en el mundo de la mafia se le conocía como Frankie, la Máquina, una auténtica leyenda…

Un adúltero americano (Anagrama). Esta novela disecciona desde la primera línea las estrateUn adúltero americano­gias, los objetivos y la psicología de un mujeriego com­pulsivo. Y no estamos hablando de un hombre común y corriente. El sujeto de esta novela de escasa ficción y es­pléndidos hallazgos es John Fitzgerald Kennedy, uno de los más atractivos, míticos y mitologizados presidentes de los Estados Unidos. Jed Mercurio –que además de es­critor es médico– se inspira en la escabrosa vida sexual de Kennedy, y también en su complicado historial clíni­co, y la principal e inteligente premisa de esta provocati­va novela es que el deseo que impulsaba al presidente de cama en cama y sus enfermedades eran el fundamen­to de su personalidad política. Una novela de un humor y un ingenio a veces bastante negro, Un adúltero ameri­cano es el intenso, divertido, perturbador retrato de un estadista y de una época, y Mercurio presenta a JFK como un hombre de los tiempos que le tocó vivir, a la vez fuerte y frágil, con oscuros impulsos y deseos priva­dos, y a la vez de gran talento y visión política. «Como médico que es, Jed Mercurio nos arroja con brío en el cuerpo enfermo y altamente sexuado de Kennedy. Un libro profundamen­te original» (Les Obsédés Textuels)

En los sueños empiezan las responsabilidadesEn los sueños empiezan las responsabilidades (Alpha Decay) de Delmore Schwartz (1913 – 1966) narra la historia de un joven sin nombre que sueña que está en un cine pasado de moda en 1909. Cuando se sienta para ver la película se da cuenta de que se trata de un documental sobre el cortejo de sus padres. Pronto el joven empieza a entristecerse, grita a la pantalla para intentar interferir en el rito de seducción de su progenitores, lo cual provoca que el resto de la audiencia piense que está loco.Un relato de culto, poderosamente escrito, inusual y de una elegancia insuperable. «El mejor relato corto que he leído jamás.»

Delmore Schwartz (1913 – 1966) nació y creció en Brooklyn, Nueva York.Dio clases de escritura creativa en diversas instituciones, incluyendo Syracuse, Princeton y Kenyon College.Uno de sus estudiantes, el músico de rock Lou Reed, considera En los sueños empiezan las responsabilidades como el mejor relato jamás escrito y le ha dedicado dos canciones. Bono también ha declarado en varias ocasiones su aprecio por la obra de Schwartz. Saul Bellow es otro de los admiradores de este autor cuya obra ha sido definida como «el retrato definitivo de la clase media judía durante la Depresión».

También te puede interesar...

Los libros de la semana

Retomamos nuestras secciones habituales, y, por supuesto, la de libros. Si repasamos la lista de …

Los libros de la semana

Entre los libros más vendidos encontramos la entrada en ficción de Los ritos del agua …

One comment

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *