especialeslibros

Los libros de la semana

Entre los libros más vendidos hay que destacar la (nueva) subida de Hamnet (Libros del Asteroide) de Maggie O´Farrell, tras aparecer en gran parte de las listas de los mejores libros del pasado año, incluída la nuestra así como Paraíso (Salamandra), una novela histórica publicada en 1994 por el escritor tanzano Abdulrazak Gurnah tras ser galardonado con el Premio Nobel de Literatura de 2021. También entra La madre de Frankenstein (Tusquets) de Almudena Grandes, El cirujano de almas (Tusquets) de Luis Zueco y El año del búfalo (Anagrama) de Javier Pérez Andújar. En no ficción entra Presa: La inmigración, el islam y la erosión de los derechos de las mujeres (Debate) el último ensayo de la escritora y activista neerlandesa de origen somalí Ayaan Hirsi Ali y Los arquitectos del Terror (Debate) de Paul Preston. En poesía también entra La soledad de un cuerpo acostumbrado a la herida (Visor) de Elvira Sastre y El libro de Gloria Fuertes (Blackie Books). En cuanto a las novedades:

El Señor Wilder y Yo (Anagrama) de Jonathan Coe. A sus cincuenta y siete, la carrera como compositora de bandas sonoras de Calista Frangopoulou, griega afincada en Londres desde hace décadas, no pasa por su mejor momento. Tampoco lo hace su vida familiar: su hija Ariane se va a estudiar a Australia, sin que aparentemente eso la entristezca del mismo modo que entristece a su madre, y su otra hija adolescente, Fran, está pendiente de interrumpir un embarazo indeseado. Mientras su profesión la arrincona y sus hijas, decididas o titubeantes, empiezan a abrirse paso por sí solas, Calista recuerda el momento en el que todo empezó para ella; julio de 1976, cuando en Los Ángeles, y ostensiblemente poco arreglada para la ocasión, se presenta con su amiga Gill en una cena que celebra un antiguo amigo del padre de esta: un director de cine setentón del que ninguna de las dos sabe nada, y que resulta ser Billy Wilder; Wilder, que, con su esquiva bonhomía, termina contratando a Calista como intérprete para que la asista en la filmación de su nueva película, Fedora, que se rodará en Grecia el año siguiente. «El retrato que Coe hace de Wilder no se limita a homenajearlo, sino que encarna su gloriosa habilidad para decir cosas tristes de forma divertida, y viceversa» (Jake Kerridge, The Daily Telegraph).Traducción: Javier Lacruz.

La discoteca de Gógol (Atico de los libros) de Paavo Matsin.Traducción: Consuelo Rubio. En un universo paralelo y futuro, en Estonia se ha prohibido el idioma nativo y la población ha sido deportada tras la invasión del zar ruso. Nikolái Gógol resucita y desata el caos fantasmagórico en el hasta entonces subyugado pueblecito de Viljandi. Un desfile de bohemios, libreros, beatniks y seguidores del mesías Gógol intentan escribir unos nuevos evangelios a pesar de los esfuerzos de la policía secreta del régimen del zar por detenerlos y recluirlos en psiquiátricos. Grotesca, erudita, psicodélica, hilarante y onírica, esta es la parábola de una pequeña nación condenada por su gigante vecino a morir en la cuneta de la historia. Pero el apocalipsis de Gógol no ha hecho más que empezar. En La discoteca de Gógol, Matsin mezcla la literatura, la historia y la distopía para ofrecer una reflexión sobre el encaje de las nacionalidades, los idiomas, las identidades y el pasado en el caleidoscopio que es Europa. Obra ganadora del Premio de Literatura de la Unión Europea. «Una obra repleta de referencias a la música y la literatura. En su loca discoteca, Matsin recorre los campos de la política, la historia, la religión, el misticismo, el esoterismo, la amistad, el amor y la muerte.» The Hotlistblog

Las tribulaciones de Leopold Bloom a lo largo de un solo día por las calles de Dublín sirvieron a Joyce para crear una odisea verbal fascinante con la que revolucionó el género para siempre y marcó un hito en la historia de la lengua inglesa.  Hay reediciones especiales del clásico Ulises de James Joyce coincidiendo con el centenario de la primera edición en París. Una es por primera vez ilustrada (Galaxia Gutemberg) , traducida por José Salas Subirat, con 134 ilustraciones a color y casi 200 en blanco y negro de Eduardo Arroyo. La segunda (Lumen), con nuevo prólogo de Andreu Jaume. Versión de José María Valverde, ganadora del Premio Nacional de Traducción, ahora revisada y actualizada. Incluye el mapa ilustrado El Dublín del Ulises, por Camille Vannier Publicada en 1922,

¿Quién diablos sale ahí? (Cult Boks) de Peter Bogdanovich. Cuando le preguntaron cuáles eran sus directores preferidos, Howard Hawks contestó: «Me gusta cualquiera que te haga darte cuenta quién diablos ha dirigido la película». En varias charlas, tan distendidas como profesionales, con algunos de los directores más importantes del cine norteamericano, Peter Bogdanovich hace un repaso de la historia del cine desde sus más precarios comienzos hasta la era de los cineastas que se curtieron en el mundo de la televisión. El elenco de entrevistados es de lujo: Allan Dwan, Raoul Walsh, Fritz Lang, Josef von Sternberg, Howard Hawks, Alfred Hitchcock, Leo McCarey, George Cukor, Edgar G. Ulmer, Otto Preminger, Joseph H. Lewis, Chuck Jones, Don Siegel, Frank Tashlin, Robert Aldrich y Sidney Lumet. Todas estas luminarias reflexionan sobre las inquietudes profesionales y las luchas cotidianas de un director de cine, al tiempo que ofrecen las más divertidas historias sobre las estrellas con la que tuvieron ocasión de trabajar, en comentarios tan amenos como informativos y apasionantes, que Bogdanovich hilvana con sabiduría de profesional del celuloide y aficionado irredento. Como compañero de profesión que es, Peter Bogdanovich conoce las preguntas que debe formular, sin descender al detalle técnico menos accesible para el lector no profesional.

Hijas de la Resistencia (Seix Barral) de Judy Batalion.Varsovia, 1943. Testigos del brutal asesinato de sus familias y vecinos y de la destrucción violenta de sus comunidades, un grupo de mujeres judías en Polonia, algunas todavía en la adolescencia, ayudaron a transformar a los grupos de jóvenes judíos en células de resistencia para luchar contra los nazis. Con valor, astucia y nervios de acero, estas “chicas del gueto” sobornaron a los guardias de la Gestapo, escondieron revólveres en hogazas de pan y ayudaron a construir sistemas de búnkeres subterráneos. Actuaron como correos, combatientes y agentes de inteligencia. Sobornaron a los soldados alemanes con vino, whisky y cocina casera, usaron su aspecto ario para seducirlos, y les dispararon y los mataron.

Esta obra finalmente saca a la luz la historia de estas increíbles mujeres cuyas hazañas han sido eclipsadas por el tiempo. Judy Batalion, nieta de supervivientes polacos, nos lleva de regreso a 1939 y nos presenta a la joven Renia Kukielka, una contrabandista de armas y mensajera que se juega la vida al cruzar la Polonia ocupada a pie y en tren, y a tantas otras mujeres que pusieron sus vidas en peligro para llevar a cabo sus misiones.Traductora: Aurora Echevarría Pérez

Proscrita (Alba) de Anna North. Traducción: Laura Vidal. En 1890, en el Lejano Oeste, Ada tiene diecisiete años, está a punto de casarse y el futuro le sonríe: quiere a su prometido y le encanta trabajar como aprendiz de partera. Pero, al cabo de un año de matrimonio, no se queda embarazada. Las mujeres estériles son sospechosas de brujería y condenadas a la horca. Para sobrevivir, tendrá que dejarlo todo e iniciar una nueva vida.Ada se une a una famosa banda de forajidas liderada por un predicador convertido en ladrón, conocido como Kid, carismático, ambicioso y grandilocuente, que quiere crear un refugio seguro para mujeres marginadas. Sin embargo, para hacer realidad este sueño, la banda trama un peligroso plan y Ada tendrá que decidir hasta qué punto está dispuesta a arriesgar su propia vida y la de sus compañeras.

Proscrita, tercera novela de Anna North, es un neowestern feminista. «Ya tenemos una considerable tradición –ha declarado la autora– que se pregunta qué dejaron fuera los libros de Historia de los Estados Unidos que estudiábamos en el colegio. Y creo que los novelistas empezamos a dar respuestas.»

El despertar de los gatos (Planeta) de Bernard Werber. Traductor: Rosa Alapont Calderaro.A Bastet, una gatita del barrio de Montmartre de París, nada le gustaría más que comunicarse con Nathalie, su propietaria (o su “sirvienta humana”, como ella la llama). Su encuentro con Pitágoras, su nuevo vecino siamés, un gato de laboratorio con conexión a internet y que lo sabe todo sobre los humanos, pondrá patas arriba su vida. Sobre todo, cuando tengan que enfrentarse en una lucha a muerte contra un poderoso clan de ratas que amenaza con aniquilar la Humanidad. Una visión irónica y poco convencional del mundo de los humanos, donde los gatos intentan remediar las locuras de sus supuestos amos.Desde los dieciséis años, Bernard Werber escribe cuentos, guiones y obras de teatro. Tras estudiar criminología y periodismo, se dedicó a la divulgación científica. A los treinta años, obtuvo un éxito colosal con su primera novela, Las hormigas, que vendió más de 20 millones de ejemplares en todo el mundo y lo consagró como uno de los autores más singulares de su generación. Es uno de los novelistas más leídos de Francia, además de un autor de culto en Rusia y Corea del Sur, donde sus libros venden varios millones de copias.

El chicle de Nina Simone (Alpha Decay) de Warren Ellis. Prólogo de Nick Cave. Traducción de Núria Molines. En el centro de este libro hay un objeto: un trozo de chicle que tiene más de veinte años. El chicle lo mascaba, frágil pero furibunda, Nina Simone al salir a escena en el festival Meltdown de Londres, en 1999; quien lo rescató junto con la toalla donde ella lo había dejado fue el autor de este libro, Warren Ellis (ya entonces violinista de los Bad Seeds de Nick Cave, y desde hace una década convertido en su mano derecha), que lo guardó hasta el día de hoy, tan magnetizado por sus vibraciones como totalmente incapaz de tocarlo. El chicle de Nina Simone, el debut de Ellis en la escritura, documenta el proceso que sigue una reliquia custodiada con celo hasta ser expuesta en público, y por el camino captura el modo en que algo en apariencia insignificante puede, por obra de la admiración y el respeto, poner en marcha los mejores esfuerzos a su alrededor.

Y si en el centro de este libro hay un objeto, en torno a él orbitan muchos objetos más: maletas y maletas llenas de recuerdos; una inesperada colección de contrapesos de llantas; una cinta de casete de la cantante griega Arleta y la canica de mármol que la propia Arleta le dio a Warren Ellis muchos años más tarde, cuando se conocieron; uno de sus primeros violines, lleno de inscripciones talladas a navaja, perdido y recuperado luego. Objetos que aparecen aquí como depositarios de la memoria, y con los que Warren Ellis amaga con construir una autobiografía abocetada que acaba por convertirse, después, en un rendido homenaje a un gran talento y un testimonio coral de las posibilidades de la colaboración, escrito con una sensibilidad encendida tan inhabitual como emocionante. Traducción de Núria Molines.

Soho (AdN) de Fiona Mozley.«¿Sabías que en la época de los Tudor todos los burdeles estaban al sur del río, en Southwark, y que no fue hasta mucho después cuando se trasladaron al Soho? Lupanares, los llamaban en esa época.» Soho: un sitio cáustico, húmedo, insaciable. La única zona de Londres que realmente nunca duerme. Turistas que se pasean, oportunistas que merodean, adictos que se arrastran, trabajadoras del sexo que se exhiben para los clientes que las rondan, personas sin hogar, gente que está perdida. Bajan por la calle Wardour, se asoman por Dean, se meten en L’Escargot, se escabullen por callejones desiertos, esquivando borrachos y contenedores de basura, y salen a las bulliciosas avenidas desbordantes de energía, llenas de vida y desenfreno.

En una esquina descansa un edificio, igual que los edificios contiguos. Sin embargo, este alberga una heterogénea muchedumbre de ricos y pobres, desde el sótano hasta la terraza de la azotea. En las últimas plantas, Precious y Tabitha han establecido su hogar, pero ahora corre peligro: la propietaria, una multimillonaria llamada Agatha, quiere expulsar a las mujeres que viven y trabajan allí para construir restaurantes caros y apartamentos de lujo. Los hombres como Robert, que visitan el burdel, tendrán que ir a otro sitio. Y las personas que, como Cheryl, duermen en el sótano, deberán encontrar otro lugar donde esconderse al caer la noche. Pero esas mujeres no piensan rendirse. Soho es su territorio y están dispuestas a luchar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba