libros

Los libros de la semana

Entre los libros más vendidos la novela romántica regresa a los primeros puestos de ficción gracias a Netflix, con El duque y yo (Bridgerton 1) (Titania) de Julia Quinn, tras el enorme éxito de la serie basada en las novelas de la autora, seguido muy de cerca de Llévame a casa (Seix Barral), la nueva novela de Jesús Carrasco. En poesía destaca Obra poética (Galaxia), que recoge por primera vez en español toda la obra poética de Saint-John Perse (1887-1975), premio Nobel de Literatura en 1960 y Soy vertical, pero preferiría ser horizontal (Literatura Random House) de Sylvia Plath.En cuanto a las novedades:

Afterland (RBA) de Lauren Beukes. Una pandemia global. Un mundo cambiado. Una madre y su hijo a la fuga. Miles, de doce años, es uno de los últimos niños varones vivos. Cole, su madre, lo protegerá a toda costa de aquellos que buscan explotarlo para sus propios fines. En la huida, viajan por unos Estados Unidos transformados. Desde una base militar en Seattle hasta un búnker de lujo, desde una comuna anarquista en Salt Lake City hasta una secta itinerante que ve en Miles la respuesta a todas sus plegarias… Madre e hijo intentan ir siempre un paso por delante, pero sus perseguidores se acercan cada vez más. Afterland es un thriller arriesgado y feminista, en el que la galardonada autora Lauren Beukes mezcla genialmente suspense psicológico, noir americano y ciencia ficción, y consigue una aventura por derecho propio, perfecta para los tiempos en los que vivimos.Traductora: Pilar Ramírez Tello. «Potente e inteligente, con un humor inesperadamente mordaz, esta bienvenida adición al subgénero de la pandemia que ya no es tan especulativa tiene mucho que decir sobre el dolor, el amor, los lazos familiares y los roles de género» The Guardian

Azúcar quemado (Planeta) de Avni Doshi. «Mentiría si dijera que nunca he sentido placer cuando a mi madre le ocurre una desgracia». La madre de Antara siempre fue una mujer indomable, que despreció las convenciones de su familia, su marido y su época. Pero ahora está perdiendo la memoria y Antara quiere que recuerde. Que recuerde las veces que le hizo daño, los lugares a los que la arrastró de niña por huir de un matrimonio aburrido, el culto religioso en el que vivieron, los meses en la calle después de que le rompieran el corazón. Antara piensa en todo eso mientras acompaña a su madre y se pregunta cómo cuidar de alguien que no la cuidó jamás. Azúcar quemado habla de hijas que no quieren a sus madres y madres que no quisieron a sus hijas y explora el doble filo del lazo que une a ambas. Azúcar quemado es su primera novela y ha logrado entrar en la Shortlist del Booker 2020. Traductor: Raquel Vicedo

Cómo luchamos por nuestras vidas (Editorial Dos Bigotes) de Saeed Jones. Ganador del Premio Kirkus 2019 y del Stonewall Book Award, y seleccionado como uno de los cien mejores libros del año por The New York Times, Cómo luchamos por nuestras vidas de Saeed Jones nos cuenta el camino hacia la vida adulta de un joven negro gay del sur de Estados Unidos. Un relato en el que trata de encontrarse a sí mismo y de hacerse un hueco en su familia y en su país. Con una voz que es a la vez un río, un blues y un paisaje nocturno en llamas, Jones rememora su infancia y adolescencia; la turbulenta relación con su madre y su abuela; sus aventuras sexuales con amantes, amigos y extraños. En los episodios que conforman sus memorias, encontramos reflexiones sobre la raza y la identidad, sobre el poder y la vulnerabilidad, sobre el amor y la aflicción; un retrato sobre lo que se hace por los demás —y lo que se les hace— mientras luchamos por convertirnos en nosotros mismos.«El explosivo y poético libro de Jones documenta su camino hacia la vida adulta como hombre negro, queer y del sur de Estados Unidos en anécdotas que exploran de una manera desgarradora la belleza del amor, el peso del trauma y el poder de la resiliencia» (Entertainment Weekly). Traducción de Bruno Alvarez y Jose Montserrat Vicent.

El diccionario del mentiroso (Sexto Piso) de Eley Williams. Londres, 1899. Peter Winceworth, lexicógrafo de profesión, anda enfrascado en pulir la definición de las palabras que comienzan por la letra S para el Diccionario Enciclopédico Swansby. Tarea peliaguda donde las haya teniendo en cuenta que desde niño, quién sabe por qué, tal vez por tedio o por llevar la contraria, Winceworth finge que cecea, y últi­mamente no puede reprimir el impulso, de cuando en cuando, de colar en el diccionario la definición más precisa posible de una palabra que acaba de inventarse.

Londres, en la actualidad. Mallory es la apocada becaria de Swansby, editorial a la que adjetivar de «venida a menos» es quedarse francamente corto. Las dos tareas que David Swansby le ha endilgado a Mallory en el desierto edificio en el que trabajan son: desenmascarar las «entradas ficticias» desperdigadas en el diccionario (pero ¿quién, cuándo, por qué están ahí esas palabras de mentira?) y contestar las llamadas telefónicas de un sujeto anónimo (pero ¿quién, cómo, por qué ese tipo desea que ardan todos en el infierno?).  A medida que sus historias avanzan, entretejiéndose a más de un siglo de distancia, Winceworth y Mallory habrán de negociar las curvas de ese camino casi siempre sin sentido, poco fiable, repleto de engaños y tan difícil de definir al que llamamos «vida». «actuación virtuosa llena de encanto … una novela gloriosa – una investigación perfectamente elaborada de nuestra capacidad para definir palabras y su poder para definirnos». The Guardian.

El papel del hijo (AdN) de Jean-Luc Coatalem. Durante mucho tiempo, no supe casi nada de Paol aparte de estos retazos.«Bajo el régimen de Vichy, una carta de denuncia fue suficiente. A principios de septiembre de 1943, Paol, un ex oficial del ejército colonial francés, fue detenido por la Gestapo en un pueblo de Finisterre. Razón: «desconocida». Se lo llevaron a la prisión de Brest, lo encarcelaron con los «terroristas», lo interrogaron. Luego se vio inmerso en el engranaje de los campos de concentración nazis, en Francia y Alemania. Nada logró traerlo de vuelta. El silencio pesó durante mucho tiempo sobre la familia. En esta región de vientos y landas no se menta la desgracia. Años después, salí en busca de aquel hombre, que era mi abuelo. Salí a su encuentro. Y lo que no encontré de boca de los últimos testigos ni registrado en los archivos, me lo inventé. Para revivir a Paol.»J.-L.C.El gran libro que Jean-Luc Coatalem llevaba dentro. «Mucho tacto, delicadeza y emoción contenida» Le Figaro Magazine. Traductora: Maqueda LópezElia.

El vigilante nocturno (Siruela) de Louise Erdrich. Traducido por Susana de la Higuera Glynne-Jones.1953, Dakota del Norte. Thomas Wazhashk es el vigilante nocturno de la primera fábrica inaugurada cerca de la reserva india de Turtle Mountain. También es un prominente miembro del Consejo Chippewa, desconcertado por un nuevo proyecto de ley que pronto se presentará ante el Congreso. El Gobierno de los Estados Unidos califica la medida como «una emancipación», pero más bien parece restringir aún más la libertad y los derechos de los nativos americanos sobre su tierra, sobre la base de su identidad. Thomas, indignado por esa nueva traición a su pueblo y aunque tenga que enfrentarse a todo Washing­ton D. C., hará lo imposible por combatirla.

Por otro lado, y a diferencia de la mayoría de las chicas de la comunidad, Pixie Paranteau no piensa cargar de ninguna manera con un marido y montones de hijos. Bastante tiene ya con su trabajo en la fábrica, ganando apenas lo suficiente para mantener a su madre y a su hermano, por no hablar de su padre, quien solo aparece cuando necesita dinero para seguir bebiendo. Además, Pixie necesita ahorrar cada centavo para llegar a Minnesota y encontrar a Vera, su hermana perdida.

Estado de alarma (Valdemar) de VVAA. Marzo de 2020. Gobiernos de medio mundo decretan el estado de alarma ante la propagación incontrolada de un virus desconocido de origen chino y ordenan el confinamiento inmediato de toda la población.’ No, esto no es la sinopsis de una película distópica más. Esto sucedió realmente y lo sufrimos en nuestras propias carnes. Cientos de miles de muertos y hospitales atestados por todo el mundo: la incertidumbre nos invadió. En aquellos momentos de miedo y zozobra Valdemar tomó la decisión de ofrecer en facebook un relato diario con el fin de distraer a los lectores de sus preocupaciones durante el encierro forzoso. Este es el origen de la presente antología, 23 historias relacionadas de un modo u otro con la situación vivida, en un intento de conjurar nuestros temores con la ficción. El lector encontrará entre sus páginas relatos sobre antiguas pandemias, como El sótano de la peste, de Stevenson, y La máscara de la muerte roja, de Poe, o sobre ghetos ocasionados por pandemias futuristas, como Inercia, de Nancy Kress, o sobre terribles enfermedades contagiosas, como Una voz en la noche, de Hodgson, e incluso sobre el abandono de las residencias de mayores como en el relato de Emilio Bueso La próxima vez que se desate la tormenta del infinito sobre nosotros.

Klara y el sol (Anagrama) de Kazuo Ishiguro. Klara es una AA, una Amiga Artificial, especializada en el cuidado de niños. Pasa sus días en una tienda, esperando a que alguien la adquiera y se la lleve a una casa, un hogar. Mientras espera, contempla el exterior desde el escaparate. Observa a los transeúntes, sus actitudes, sus gestos, su modo de caminar, y es testigo de algunos episodios que no acaba de entender, como una extraña pelea entre dos taxistas. Klara es una AA singular, es más observadora y más dada a hacerse preguntas que la mayoría de sus congéneres. Y, como sus compañeros, necesita del Sol para alimentarse, para cargarse de energía… ¿Qué le espera en el mundo exterior cuando salga de la tienda y se vaya a vivir con una familia? ¿Comprende bien los comportamientos, los repentinos cambios de humor, las emociones, los sentimientos de los humanos? Esta es la primera novela de Kazuo Ishiguro tras ser galardonado con el Premio Nobel. En ella vuelve a jugar con la ciencia ficción, como ya hizo en Nunca me abandones, y nos regala una deslumbrante parábola sobre nuestro mundo, como también ofreció en El gigante enterrado. Emergen en estas páginas su más que probada potencia fabuladora, la exquisitez de su prosa rebosante de matices y esa capacidad única para explorar la esencia del ser humano y lanzar preguntas turbadoras: ¿qué es lo que nos define como personas? ¿Cuál es nuestro papel en el mundo? ¿Qué es el amor?…Traducción:Mauricio Bach

La mitad evanescente  (Literatura Random House) de Brit Bennett. Generación tras generación, la comunidad negra del pueblo de Mallard, en Luisiana, ha intentado aclarar el tono de su piel favoreciendo los matrimonios mixtos. Las inseparables gemelas Desirée y Stella Vignes, con su color níveo, sus ojos castaños y su cabello ondulado, son un buen ejemplo de ello. Tan distintas y tan iguales, decidieron huir juntas del diminuto pueblo creyendo que también podrían escapar de su sangre. Años después y ante la mirada atónita de todos, Desireé regresa acompañada de una niña negra como el carbón. Hace tiempo que no sabe nada de Stella, después de que decidiera desaparecer y renunciar definitivamente a sus orígenes para vivir otra vida como mujer de raza blanca. «Bennet ha creado un retrato demoledor de la identidad racial de Estados Unidos.»Time. Traducción: Carlos Milla Soler

Vida en Marte (Vaso Roto) de Tracy K.Smith. Reconocido por el New York Times Book Review como uno de los poemarios más destacados del 2001 y galardonado en 2012 con el prestigioso Premio Pulitzer de Poesía, Tracy K. Smith imagina una banda sonora para el universo. Su poesía, con referencias tomadas de David Bowie y de la ciencia ficción, acompaña a los hallazgos y fallos de la existencia humana para sugerirnos que lo importante no es tanto descubrir los enigmas del universo, sino asumir su misterio. No obstante, todos buscamos respuestas, en la religión, en la ciencia, en el arte; pero la interrogación continúa viva, no se cierra, especialmente cuando nos enfrentamos a la pérdida y al duelo. Es por ello que Smith, que escribió estos poemas tras la muerte de su padre (ingeniero en el Telescopio Hubble), construye su metáfora marciana: el espacio exterior, sinónimo de lo que puede llegar a conocerse, en el que su padre se ha desvanecido. Reivindica el poder de la ciencia como medida de reflexión en tiempos en que nada alcanza a ser lo que es pues todo es eternamente cambiante, eleva la vista a las estrellas, pero enfoca la lente de su telescopio en lo concreto, lo íntimo, incluso lo doméstico. Traducción de: Luna Miguel

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar