especialeslibros

Los libros de la semana

Retomamos nuestras secciones habituales tras el parón de las fiestas.

Todavía no notamos demasiadas variaciones entre los libros más vendidos, aunque hay que destacar la entrada en no ficción de El infinito en un junco (Siruela) de Irene Vallejo, una guía por el tiempo desde Alejandría hasta todo el mundo antiguo, entreteniéndose en Grecia y Roma pero también en la Edad Media y en la actualidad. En bolsillo irrumpen Las hijas del capitán (Booket) de María Dueñas y dos clásicos imprescindibles, Mujercitas (Austral) de Louisa May Alcott y Orgullo y prejuicio (Alma) de Jane Austen.

Bowie por Bowie. Entrevistas y encuentros con David Bowie (Cúpula) de Sean Egan.Traductor: Martín Abadía. Bowie por Bowie reúne las mejores entrevistas que ofreció David Bowie a lo largo de sus casi cincuenta años de carrera. Con más de treinta reportajes en los que Bowie se explica en profundidad, este volumen es lo más cercano a una autobiografía relatada en tiempo real de una leyenda del rock y el pop. Ziggy Stardust, Aladdin Sane, el cantante de plastic soul, El Delgado Duque Blanco, el glam rock, la sexualidad, las drogas, sus colaboraciones con Lou Reed y con Iggy Pop, los excesos que desembocarían en el extraordinario período musical de Berlín, la experimentación permanente, el éxito masivo en los años ochenta, la actuación en cine y teatro, la moda, las artes visuales, la controvertida banda Tin Machine, el esplendor creativo de la mitad de la noventa: odiseas que lo llevarían a convertirse, sin duda, en uno de los músicos más influyentes del siglo XX y XXI, que hizo de la reinvención su bandera creativa.

Lanny (Random House) de Max Porter. Esta novela ha sido nominada al man Booker Prize, Wainwright Prize y Gordo Burn Prize. Lanny es un niño sensible e imaginativo, maravilloso para unos y rarito para otros, que crece arropado por el amor de unos padres que no siempre le comprenden y por las enseñanzas del viejo artista del pueblo. En este pueblo de cincuenta casas, pub e iglesia, rodeado de bosques e impregnado de chismorreos, un ser antiguo se divierte escuchando a escondidas a sus habitantes, especialmente a Lanny, su favorito. El ente forma parte de la memoria del lugar, su tradición oral, y fluye con el devenir de sus días, hasta que un suceso inesperado y terrible trastorna la apacible rutina de sus vecinos. «Lanny es una reinvención oscura, maravillosamente sensual del cuento popular. Un relato moral híbrido sobre conciencia ambiental, paternidad y hacerse mayor. Lanny está enriquecido por un enfoque estilizado y sus texturas.»The NewYorker

Algo en lo que creer (Libros del Asteroide) de Nickolas Butler. Traducido por: Álvaro Marcos. Tras muchos años trabajando en una tienda, Lyle vive ahora siguiendo el ritmo de las estaciones en la granja que comparte con su mujer en un pueblo de Wisconsin. Están felices porque su hija Shiloh, madre soltera con la que mantienen una complicada relación desde su adolescencia, ha vuelto a casa con Isaac, su nieto de cinco años. Pero Shiloh está saliendo con un pastor evangélico que ejerce una enorme influencia sobre ella. Lyle teme que vuelvan a irse de casa y perderlos de nuevo.

En su tercera novela, Butler sigue demostrando que es un maestro en la construcción de personajes y en la recreación de un espacio geográfico, el Medio Oeste americano, que pocos conocen mejor que él. Algo en lo que creer explora las relaciones entre padres e hijos, abuelos y nietos: una historia sobre la comunidad y la familia, y sobre lo que estamos dispuestos a hacer para cuidar y proteger a quienes amamos.

El último Hammett (Navona) de Juan Sasturain. En El último Hammett «nos vamos a encontrar con una narración en tercera persona en la que nuestro protagonista es Dashiell Hammett, ya en los últimos años de su vida y atenazado por la imposibilidad de seguir escribiendo sin entregar saldos o parodiarse, bloqueado en su propia trampa de exigencia, terror y pérdidas de referentes vitales, atrapado en la vida real que le impide acceder a la ficción y viceversa. [] Un soberbio libro con luz crepuscular y destellos luminosos de luz de estrellas ya apagadas, en ese punto de vista de final de trayecto vital y literario de uno de los incontestables padres de lo que acabó siendo el género negro». Del prólogo de Carlos Zanón. Tras salir de la cárcel, y tras veinte años de silencio, el veterano escritor Dashiell Hammett intenta escribir una nueva novela, que acaso sea la última, aunque para hacerlo deberá enfrentar múltiples obstáculos. Premio Dashiell Hammett a la Mejor Novela en la Semana Negra de Gijón 2019.

Lo que sembramos (Seix Barral) de Regina Porter. Iluminando más de seis décadas de cambios radicales, desde la lucha por los derechos civiles y el caos de Vietnam hasta el primer año de Obama como presidente, las familias de James, un exitoso abogado de origen irlandés, y Agnes, una hermosa mujer afroamericana que vive en el Bronx, se unirán de manera inesperada, íntima y profundamente humana. Con un penetrante humor, diálogos cargados de autenticidad y un dominio narrativo que te transporta a cada uno de los lugares y épocas descritos, el debut de Regina Porter es a la vez un retrato familiar íntimo y una exploración brillante de cómo la raza, el género y la clase chocan en la América moderna. Traductor: Javier Calvo Perales.

La biblioteca perdida (Puck) de Dave Connis. Clara Evans queda horrorizada cuando descubre la lista negra de «libros prohibidos» propuesta por el director de la Academia Lupton. Las novelas icónicas que figuran en ella han sido retirados de la biblioteca y no están permitidas dentro de las instalaciones del instituto. Y a cualquier estudiante que atrapen con alguno de estos libros deberá enfrentar un severo castigo. Muchas de estas historias han cambiado la vida de Clara, es por eso que no piensa quedarse de brazos cruzados viendo cómo el director abusa de su poder, y decide tomar medidas. Dentro de su taquilla, Clara comienza una biblioteca clandestina, y hace transacciones con libros como ¡Habla! o La guerra del chocolate. Pero cuando uno de sus libros más preciados queda unido a una tragedia inesperada, se ve obligada a asumir su papel en toda esa situación. ¿Será capaz de hacer las paces con sus sentimientos en conflicto, o luchar por esta causa noble será demasiado difícil de soportar para ella?

West End (Siruela) de José Morella. «José Morella escribe con una sencillez poética y su antisolemnidad es una lección a seguir».Elena Poniatowska, Premio Cervantes 2013. Nicomedes Miranda ha pasado los primeros cincuenta años de su vida sin apenas salir de su pueblo. Todo el equilibro del que goza su frágil salud mental se lo debe a la rutina, a su vida sencilla de campo. Pero la llegada a España del turismo masivo augura para sus cuatro hijos una vida más próspera, y la familia al completo emigra a un lugar del Mediterráneo del que él no conoce ni el nombre: una isla en plena ebullición que es ahora el epicentro de un cambio radical en la forma de vivir y de sentir, un aire fresco que asusta al torpe y sórdido tardofranquismo. Atrás quedarán para Nicomedes su paisaje y su oficio, sus muchos afectos y sus cada vez menos seguridades… West End nos habla del control físico y psíquico que se ejerce sobre las personas, pero también, y sobre todo, de la liberación del mismo. Sacar la cabeza de la miseria y del silencio obligatorio nos cuesta a veces la vida entera, pero también trae consigo una alegría inmensa, la preciosa experiencia de alcanzar un espacio para el movimiento genuino, para el discurso limpio, para la verdadera cercanía con los demás.

Te encontraré en la oscuridad (Siruela) de Iain Reed. Martin Reese tiene un pasatiempo: los crímenes. Meticulosa y obsesivamente, se entrega desde hace años a ese perturbador hobby a espaldas de su mujer y de su hija adolescente: tras obtener en el mercado negro los expedientes de los más variados asesinos en serie, los utiliza para localizar y desenterrar los cuerpos de aquellas víctimas que la policía nunca logró descubrir. Saca fotos, las guarda en su viejo portátil y solo entonces da un aviso anónimo a la comisaría sobre el hallazgo. Esta afición es para él un servicio público, una reparación de daños allí donde los investigadores fracasaron. Pero para la detective Sandra Whittal y su meteórica carrera en el cuerpo gracias a su eficacia cerrando casos, el tema es algo personal. Desconfía del macabro denunciante porque, aunque él no sea el autor de los delitos, ¿cómo puede estar segura de que pronto no empezará a serlo? Pero Whittal no es la única interesada en el misterioso desenterrador: alguien más —alguien dispuesto a matar— tampoco está nada contento con el trabajo de ese aficionado empeñado en sacar a la luz los cadáveres que tantas molestias se tomó él para ocultar bajo tierra… A mitad de camino entre la acidez de Dexter y la eficacia de El talento de Mr. Ripley, cada una de las páginas de este trepidante y morbosamente adictivo thriller rebosa innovación, oscuridad y suspense.

Juicio a Satán (Alba Editorial) de Ray Russell. El padre Gregory Sargent, después de administrar borracho una extremaunción, es trasladado a la pequeña parroquia de San Miguel. Acostumbrado a la brillante vida social e intelectual de San Francisco, recibe su nuevo destino como un castigo. Nada más llegar, sin embargo, tendrá que enfrentarse a un caso de «histeria sexual»: Susan Garth, una muchacha de dieciséis años «encantadora, formal y educada», con una súbita aversión a la iglesia, ha empezado a decir obscenidades, y un día se desnudó frente al antiguo párroco e intentó estrangularlo; además, el contacto de un crucifijo en el brazo le quema la piel. El obispo Crimmings tiene claro que está poseída y ordena un exorcismo. El padre Sargent, en cambio, racionalista y metódico, duda… pero ¿no será cierto, como decía Baudelaire, que «el engaño más ingenioso del Diablo consiste en persuadirnos de que no existe»? Mientras tanto, la gente se pregunta si los aullidos de mujer que se oyen en la casa parroquial se deben a una orgía o a una misa negra…

Años antes de La semilla del Diablo y de El exorcista, Ray Russell rescató en 1962 el tema del Diablo y del exorcismo, ya olvidado por una cultura donde «el miedo, la sangre, el asombro, el sentido de lo primordial y cierto componente de terror […] han sido sistemáticamente expurgados de la experiencia religiosa». Juicio a Satán es una novela pionera donde la lucha entre fe y razón se libra entre oscuras culpas, vómitos y atronadoras tormentas.

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar