especialeslibros

Los libros de la semana

Entre los libros más vendidos encontramos en ficción las entradas de Serotonina (Anagrama), la recién publicada novela de Michel Houellebecq y Los Asquerosos (Blackie Books) de Santiago Lorenzo, que destacamos entre los libros de 2018. En cuanto a las novedades

Víctima de mi hechizo (Libros del Kultrum) de Eunice Kathleen Waymon.Traductor: Eduardo Hojman. Memorias (inéditas) de una de las más populares de cantantes y pianistas del panteón de la música popular afroamericana, Nina Simone. “Hace casi treinta años que empecé a escribir este libro”, afirma la afamada artista al consignar la nómina de agradecimientos con los que ponía fin a la revisión de la primera edición en 1991. Casi otros tantos hubo que aguardar para poder verlo por fin traducido. La autobiografía de la gran cantante y pianista, que vería finalmente la luz gracias a la colaboración del cineasta Stephen Cleary, desgrana la evolución de la prometedora artista de una precoz niña prodigio que a los trece años apuntaba ya muy buenas maneras. Formación pianística de la que se vería apartada -según afirmaba la propia artista- por el color de su piel, truncándose así el gran sueño de la que anhelara convertirse en la primera gran concertista negra de música clásica. Un mundo de privilegios reservados a la casta dominante en el que fue vedado formarse, y cuyas injustas prebendas acabaría denunciando mediante su progresiva implicación -y posterior participación- en la lucha por la defensa de los derechos civiles.

Indómita y rebelde con causa -por muchos considerada Suma Sacerdotisa del Soul-, acaso una de las artistas más incomprendidas de nuestro tiempo, Nina Simone (1993-2003) encuentra en Cleary al confidente y escriba a quien compartir las vivencias que jalonaría su existencia dentro y fuera de los escenarios; en una suerte de ajuste de cuentas consigo misma, mas con el ánimo de explicarse y de alcanzar también, en en intento, una serenidad que jamás le sería concedida.

Sobrevivió a los “vaivenes entre el cielo y el infierno, los amores ardientes y los maridos abyectos, las sonoras protestas y las rabias calladas, los comportamientos erráticos, los exilios” y los desaires. Consiguió, no obstante, también sobreponerse a esas miserias y reunir las fuerzas y la convicción suficientes para entregarse al ejercicio de un activismo ejemplar por una causa que pronto haría suya, y a la que contribuiría con algunas de las canciones -como To Be Young, Gifted and Black– que acabarían convirtiéndose en los himnos de los diversos movimientos y asociaciones volcados en tan desigual lucha por la defensa de los derechos civiles de la población negra afroamericana. Canciones que iban a sacudir los hasta entonces apacibles cimientos de la acomodaticia industria discográfica norteamericana y a provocar una auténtica revolución.

Amor de monstruo (Blackie Books) de Katherine Dunn.Traducción: Jordi Mustieles.Muchos ven en Olympia Binewski un monstruo: es enana, albina, jorobada. Sin embargo, nada hay menos monstruoso que amar. Y Olympia ama a Al y Lil, porque diseñaron cada una de sus malformaciones. Ama a Chick, su hermano pequeño, por su bondad infinita y su ingenuidad sin mácula. Ama a Elly y a Iphy, las siamesas, las más bellas y virtuosas pianistas. Ama a Arturo, el chico que nació con aletas allí donde debiera tener extremidades, más que a nadie en este mundo. Ama a Miranda, pese a que ésta no sabe que salió de su vientre. Tanto la ama que la seguirá allá donde vaya para que nada le falte. Ama a la señora Lick aunque sabe que no debe, pese a que esta invierte su fortuna en corregir a los monstruos como ella. Los ama tanto que haría lo que fuese por protegerlos. Y a aquellos que la llaman monstruo, que la saltan con la mirada o le disparan atrincherados en aparcamientos, a esos también podría aprender a amarlos. Un libro lleno de amor aunque terrorífico, que sacudió el panorama literario y se erigió novela de culto. La favorita de Kurt Cobain, Tim Burton y Douglas Coupland.

El origen de los Brunistas (Palido Fuego) de Robert Coover. Traductor: José Luis Amores. Esta novela supuso un debut sensacional, reconocido con el prestigioso premio de la Fundación William Faulkner a la Mejor Primera Novela, que estableció a Robert Coover de un modo casi instantáneo en el rango de maestro de la narrativa. Ambientada en una pequeña localidad del Medio Oeste estadounidense, comienza con una explosión en una mina de carbón. Giovanni Bruno —individuo de aspecto macilento, silencioso y un tanto perturbado— es el único superviviente de un total de noventaiocho mineros atrapados. Bruno, católico no practicante dado a tener visiones peculiares, es adoptado como profeta por un secreto grupo de místicos del pueblo. ‘Descubierto’ por el editor del periódico local, el culto brunista adquiere notoriedad internacional y gana adeptos. Coover aprovecha la reunión de los miembros en el Monte de la Redención —una colina ubicada junto a la mina donde ocurrió el desastre— en espera del apocalipsis, y la paulatina descomposición del tejido comunitario local, para exponer la demencia de la histeria religiosa y la, en muchas ocasiones, mayor locura de los ciudadanos ‘normales’. “Una mirada clara y desapasionada al nacimiento y desarrollo de un culto religioso y al pandemonio que puede suscitarse cuando ideas y creencias nuevas chocan con antiguas”, The New York Tribune

Impresiones y paisajes (Biblioteca Nueva) de Federico García Lorca. En los primeros días de abril de 1918 aparece en las librerías granadinas un libro titulado Impresiones y paisajes. Lo firma un semidesconocido aspirante a escritor: Federico García Lorca. Aunque no es la primera vez que ve su nombre en letras de imprenta, se trata de su primer libro. Un primer libro al que Federico se mostró toda su vida reacio a referirse y en el que, sin embargo, reside el mérito de ofrecer las claves, en positivo y en negativo, para interpretar lo que arte y escritura significaban y llegaron a significar para él. Después de este libro, Lorca utilizó la «prosa», pero no volvió a escribir «en prosa», pues era consciente de que esta forma de escritura literaria no le pertenecía como le pertenecían la forma lírica y la forma dramática. El libro comprende artículos, crónicas y apuntes de viajero, que oscilan entre el ensayo y el poema en prosa y se inspiran en los viajes de estudio universitarios que Federico realizó por tierras de Castilla y Andalucía los años 1916 y 1917. Cuenta además con ilustraciones de Alfonso Zapico (Premio Nacional de Cómic 2012) y con edición y prólogo de Jesús Ortega y Víctor Fernández.

Techno Rebels. Los Renegados del Funk Electrónico (Alpha Decay) de Dan Sicko. Traducción de Héctor Castells. A mediados de los años ochenta, la ciudad de Detroit se convirtió en el centro de una fascinante revolución musical que terminaría por cambiar la manera de escuchar y de bailar en todo el mundo. En los institutos, en los clubes underground y en la radio estaba tomando forma el techno, un género de música electrónica derivado simultáneamente del funk, el pop sintético europeo, la música disco, el house de Chicago y la influencia de los alemanes Kraftwerk. Esta música sentía una profunda fascinación por el alma de las nuevas máquinas creadoras de sonidos, la promesa de un futuro tecnológico utópico propuesta por los primeros gurús de la cibercultura y la exploración del espacio exterior. La primera generación de artistas y DJs de Detroit —Juan Atkins, The Electrifying Mojo, Jeff Mills, Derrick May— dio con un enfoque musical y filosófico único que, de manera accidental e imparable, se extendió a Europa para alterar para siempre la historia de la música electrónica de baile.

¿Por qué sucedió concretamente en Detroit? ¿Por qué esta ciudad se ha convertido en un lugar mítico, todavía reverenciado por los aficionados al techno más de treinta años después de su nacimiento? En este estudio profundo y pionero, Dan Sicko —testigo de los acontecimientos durante buena parte de la expansión del techno— traza la evolución histórica, desde su nacimiento hasta su consolidación masiva a principios del siglo XXI, del estilo de música electrónica más conscientemente futurista, tecnológico y ensoñador (y también el más frío y denso, como la textura del metal en una fábrica). Y, por supuesto, dando voz a todos sus protagonistas. Así es como empezó todo. Bienvenidos a Detroit, «techno city».

Mi año de descanso y relajación (Alfaguara) de Ottessa Moshfegh. En Mi año de descanso y relajación, Ottessa Moshfegh hace de Manhattan el epicentro de una civilización, la del año 2000, dominada por la apatía. Como una oscura bella durmiente, la narradora de esta novela decide encerrarse durante un año en su piso de una de las zonas más exclusivas de Nueva York, asistida por una herencia ingente y por una gran cantidad de fármacos, para dedicarse a dormir y ver películas de Whoopi Goldberg y Harrison Ford. El inicio de un siglo supuestamente trepidante encuentra a nuestra protagonista durmiendo en el sofá con la tele encendida. Con mucho cinismo, series, películas comerciales y narcóticos, y a costa de cortar todo vínculo humano, cualquiera puede sobrellevar esta vida. Ahora bien, ¿lo que queremos es sobrellevarla? «Como esta es una novela escrita por Moshfegh, que va sobrada de talento, sabemos de antemano que va a ser una novela original y extraña. […] Sus frases son penetrantes y viperinas.[…]Escribe con tal serenidad misantrópica que leerla siempre resulta un placer.» The New York Times. Traductora: Inmaculada C. Pérez Parra

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también

Cerrar
Cerrar