libros

Los libros de la semana

Entre los libros más vendidos sólo encontramos las entradas de Bellas durmientes (Plaza&Janés) de Stephen King y La transparencia del tiempo (Tusquets) de Leonardo Padura y en no ficción
Teoría King Kong (Random House) de Virginie Despentes.

Labranza arcaica (Sexto Piso), la primera novela de Raduar Nassar, sitúa la acción en una granja brasileña, en un universo rural y primigenio con marcados ecos del Antiguo Testamento, (un vergel mancillado por el pecado), para narrarnos la huida y el regreso de André, suerte de hijo pródigo sediento de libertad que, harto de la austeridad, las penurias y las obligaciones, cansado de los trabajos y los días, y temeroso de la imponente y autoritaria figura del padre, decide abandonar la casa y las tierras de la familia, cargando con un oscuro e inconfesable secreto, y andar su propio camino a la intemperie. La prosa de Labranza arcaica es lírica y sensual, transida de una intensidad bíblica, y se regodea en las dolorosas disyuntivas entre cuerpo y alma, ley y transgresión, placer y obligación, familia e individuo para urdir un texto fascinante, profundo y poético.

Después de publicar Un vaso de cólera en 2016, Sexto Piso sigue con la labor de dar a conocer a una de las voces más prestigiosas y personales de la literatura brasileña actual, Raduan Nassar, un clásico en vida, un escritor dueño de un estilo inconfundible, de una prosa trabajadísima, que decidió dejar la literatura justo en el punto álgido de su carrera y marcharse a vivir a una granja, gesto que no hace sino agrandar el misterio y la leyenda que rodean a este genio aún por descubrir para el lector en lengua española.Traducción: Juan Pablo Villalobos.

La señora Fletcher (Libros del Asteroide) de Tom Perrotta.Eve Fletcher es una mujer divorciada de poco más de cuarenta años que vive en una tranquila ciudad de Nueva Jersey. Ahora que su hijo se acaba de ir de casa para empezar la universidad piensa que ha llegado el momento de dedicarse un poco más a sí misma, de aprovechar todo el tiempo que tiene a su disposición.

Eve se apuntará a un curso universitario sobre «género y sociedad», donde conocerá a gente de lo más variopinta, se obligará a cultivar nuevas amistades, descubrirá la pornografía en internet y las aplicaciones de citas, y hará cosas que meses atrás le hubieran parecido inconcebibles. Mientras, Brendan, su hijo, se dará cuenta de que su idea de lo que sería la peripecia universitaria estaba completamente obsoleta y de que la vida en el campus está muy lejos de los estereotipos que había imaginado.

En esta novela, Tom Perrotta -uno de los escritores norteamericanos con más talento para captar la plácida existencia suburbana- construye una divertidísima sátira sobre la vida actual, un certero e ingenioso fresco sobre el sexo, el amor y la identidad en el siglo XXI. Traducido por: Mauricio Bach.

Chica de Campo (Errata Naturae).Toda la lucidez y la audacia de Edna O’Brien están presentes en sus deslumbrantes memorias. Esta «chica de campo» —nacida en 1930 en las profundidades de la Irlanda rural— dibuja ante nosotros el retrato de una mujer libre, de una creadora ferozmente apegada a su independencia. La primera novela de Edna O’Brien, Las chicas de campo, se publicó en 1960 y escandalizó tanto a la gente de su pueblo que el libro fue quemado en público en la plaza mayor. Hay en estas páginas mucho de acción y de reflexión, y una personalidad singularísima: conventos de monjas, fugas, divorcios, maternidad… incluso locas fiestas en el Londres de los años sesenta y encuentros con gigantes de Hollywood. Y también, de manera central, amor. Mucho amor: feliz en alguna ocasión y, sobre todo, no correspondido. Chica de campo nos lleva de los prados irlandeses a Jackie Onassis, de los brazos de Robert Mitchum a Hillary Clinton, de sus paseos por un Nueva York nevado a sus extraños encuentros en París con Samuel Beckett o Marguerite Duras, pasando por un sinfín de personajes míticos.

Una chica sin suerte (Ediciones del Viento) de Noemí Sabugal. En otoño de 1965, la cantante de blues Willie Mae ‘Big Mama’ Thornton realiza una gira por Europa con el American Folk Blues Festival. Junto a músicos como John Lee Hooker, Walter Horton, JB Lenoir y Buddy Guy, recorre varias ciudades, entre ellas el Berlín del Muro, Bruselas, Amsterdam, Dublín, Londres, París y Barcelona. En esta historia se descubre el pulso cambiante de estas ciudades en plenos años sesenta. Mientras, se va desvelando la vida de la contradictoria y salvaje Big Mama Thornton y el asfixiante vínculo entre creación artística y frustración. De fondo, la guerra de Vietnam, los movimientos contraculturales, las drogas y la música, con el olvido del blues y el jazz frente a nuevos grupos como los Beatles o los Rolling Stones.

Stitches (Reservoir Books) de David Small. Un día David Small se despierta tras una supuesta pequeña operación y descubre que no tiene voz. Le han extirpado las cuerdas vocales, le han abierto el cuello y se lo han vuelto a coser, dejando una larga cicatriz que recorre su rostro. David tiene catorce años y nadie le ha contado que tiene cáncer, ni que su vida pende de un hilo.

En Stitches el autor recrea su autobiografía, una historia propia de Kafka. Las imágenes acompañan este relato sobre el drama de una familia disfuncional y gótica. El padre de David, Edward Small, es físico y trabaja en el hospital de Detroit, ciudad en la que residen. Edward está convencido de que puede curar ciertas infecciones de su hijo con rayo láser y le suministra grandes dosis, con resultados casi letales. Su madre, arisca, severa y reservada, se comporta como una tirana y no da ninguna muestra de amor a su familia. Enferma y hermética, ella también guarda secretos de mucho peso.

Con imágenes caleidoscópicas que transforman una vida pesadillesca en un cuento de hadas, David nos cuenta cómo huyó de su casa con solo dieciséis años y convirtió su sueño de ser un artista en una realidad.«Stitches es uno de los libros más impresionantes que he leído en mucho tiempo. David Small ha elevado el arte de la novela gráfica y la ha llevado a un plano creativo superior.» Stan Lee, coautor de Spiderman. Traductora: Rocío de la Maya Retamar.

Arthur y Sherlock. Conan Doyle y la creación de Holmes (Alpha Decay) de Michael Sims. Traducción de Juan Manuel Salmerón Arjona Cuando era un estudiante de medicina en la Universidad de Edimburgo, Arthur Conan Doyle frecuentó las clases de un profesor extraordinario, el doctor Joseph Bell. Bell no solo era un hombre con un enorme carisma y excelentes dotes comunicativas, sino también un médico dotado de una capacidad de observación infrecuente en su época. Para diagnosticar a sus pacientes se fijaba en detalles que cualquier otro profesional habría considerado irrelevantes —su profesión, su aspecto físico, su vestimenta, la manera de hablar y de moverse, e incluso sus hábitos de alimentación—, y que muchas veces arrojaban pistas valiosas para detectar cuál era el origen de una enfermedad. Conan Doyle se acabó licenciando y ejerciendo como cirujano, pero la impresión que le causó el profesor Bell tuvo un eco años después cuando empezó a darle forma a su criatura más popular, Sherlock Holmes, un detective con una intuición singular, observador, músico, químico, médico…

¿Cómo se creó Sherlock Holmes? Bell fue el punto de partida, pero el desarrollo y evolución del investigador privado fue algo mucho más complejo. En este libro, Michael Sims se convierte en un implacable detective literario para seguir de manera tenaz, y con una escritura amena y adictiva, el proceso de maduración de un personaje inmortal. Sims nos sumerge en la época en que Conan Doyle vivió en un entorno deprimido, rodeado de pobreza y violencia durante sus primeros años como médico en ejercicio; su acercamiento a los métodos de trabajo y las rutinas de la policía, la fascinación por la prensa de masas, el rígido código moral de la época victoriana y la moda de la literatura de folletín, aspectos que moldearon el carácter, el entorno y las condiciones posteriores de éxito de una fórmula de entretenimiento que causó sensación a finales del siglo XIX y que hoy mantiene el mismo vigor y atractivo de entonces.«Fabuloso. Sims es un investigador ingenioso y extrae conclusiones tan brillantes como las del propio Sherlock.» The New York Times

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Close
Close