libros

Los libros de la semana

Entre los libros más vendidos encontramos en ficción las entradas de Niebla en Tánger (Planeta) de Cristina López Barrio, El fuego invisible (Planeta) de Javier Sierra (finalista y Premio Planeta, respectivamente) y en no ficción La lengua de los dioses (Taurus) de Andrea Marcolongo. Además, en poesía entra El libro de Gloria Fuertes (Blackie Books) y en bolsillo Jane Eyre (Anagrama) de Charlotte Bronte y El diario de Ana Frank (Debolsillo). En cuanto a las novedades,

El lector decadente (Atlanta). Con la caída de Napoleón III en 1870, Francia vive sumida en un clima de decepción, estancamiento económico y convulsión política. Este sentimiento de frustración social, que afecta notablemente a la literatura del llamado fin de siècle, cristalizó en un movimiento literario que rompió con la tradición del naturalismo para continuar la senda abierta por Baudelaire, primer impulsor de las ideas seminales modernas. Aunque fueron llamados peyorativamente por la crítica de la época los décadents, en realidad son los primeros escritores auténticamente modernos, que se apartaron de los usos literarios del pasado. En 1890, Paul Valéry los definió como unos artistas ultrarrefinados, de vocación minoritaria, que se protegían «contra el asalto de la vulgaridad». En efecto, tanto Théophile Gautier como Isidore Ducasse, Barbey d’Aurevilly, Jean Richepin, Villiers de L’Isle-Adam, J.-K. Huysmans, Jean Moréas, Marcel Schwob, Léon Bloy, Pierre Louÿs, Stéphane Mallarmé, Jean Lorrain y Octave Mirbeau, cada uno a su manera, se rebelaron contra las normas sociales burguesas, su vulgar utilitarismo, hipocresía y rancia apetencia de realismo, para reafirmarse en unas pautas estéticas nuevas, modernas. Pero si fue París la urbe que inauguró y fecundó esta nueva sensibilidad artística, Londres se sumaría a ella en la última década del siglo XIX, aunque William Beckford ya hubiese anticipado rasgos muy similares a finales del XVIII. Inspirados en al fórmula del art pour l’art, florecieron nuevos modos de expresión artística, capitaneados por Oscar Wilde –y seguidos muy de cerca por Max Beerbohm y Aubrey Beardsley–, que desafiaron las convenciones del gusto y la moral victorianas, y que tendrían su más perfecto colofón a principios del siglo XX en el siempre desmesurado Aleister Crowley. Prologada, seleccionada y anotada por Jaume Rosal y Jacobo Siruela, esta antología presenta por primera vez en nuestra lengua una cuidada recopilación de textos –ilustrados por Odilon Redon y Aubrey Beardsley– que harán las delicias de todo buen lector «decadente».

Ligeramente desenfocado (La Fábrica).Publicado por primera vez en 1947, este libro es la apasionante autobiografía de Robert Capa, que reúne sus textos y fotografías sobre la Segunda Guerra Mundial. En 1942, Capa parte de Nueva York rumbo al Reino Unido para cubrir la guerra como enviado de la revista Collier’s. Su objetivo no es ser un simple testigo de los hechos. Él no es un espectador de la guerra, sino que vive la guerra.La obra autobiográfica de Robert Capa es un clásico, uno de los libros fundamentales del fotoperiodismo de guerra del siglo XX. En esta edición, además, se incluye la serie completa de diez imágenes del Desembarco de Normandía que milagrosamente sobrevivieron al accidente que tuvo lugar en el estudio de revelado. A través de sus palabras y de sus imágenes, Capa nos sumerge en un periplo trepidante por la Europa en guerra: de Londres al norte de África; del París liberado a Alemania y a los últimos días del conflicto. El resultado es un relato apasionante en el que la violencia y el horror no consiguen borrar el humor y la elocuencia del fotógrafo, que retrata el odio, pero también su relación amorosa con la seductora Pinky y su estrecha amistad con Hemingway.

La ciudad blanca (Anagrama) de Karolina Ramqvist.Final del invierno, el paisaje está cubierto de nieve. En el interior de una casa que parece deshabitada, una mujer joven se contempla desnuda en el espejo: la barriga le cuelga y está llena de estrías, tiene los pechos hinchados y bajo la piel asoma una red de finísimas venillas. Son los estragos que ha sembrado en su cuerpo la reciente maternidad. Pero su aspecto físico no es lo único que ha cambiado en los últimos tiempos.

El mundo de Karin se ha transformado por completo. John, el hombre al que amaba, ya no está con ella. Y con John ha desaparecido el tren de vida que llevaba: las fiestas amenizadas con coca, los lujos… Ahora está sola con su hija Dream, el poco dinero que le queda se le está agotando y el entorno en el que se movía –las otras mujeres de los miembros de la organización criminal de la que formaba parte John– le ha dado la espalda. La justicia ha desmontado el entramado económico que sustentaba su plácida vida, y en breve se verá obligada a abandonar la casa inhóspita y gélida en la que ahora se atrinchera. Acorralada, no le queda otro remedio que asumir riesgos y buscar un modo de salir del atolladero utilizando sus propias armas…

En parte thriller cargado de tensión y en parte novela psicológica sobre una mujer que debe enfrentarse a la transformación de su cuerpo, de su entorno y de su modo de vida, La ciudad blanca es obra de una de las jóvenes escritoras suecas más aclamadas en su país. Su carrera ha despegado internacionalmente con este libro galardonado con el prestigioso premio Per Olov Enquist y convertido en Escandinavia en un arrollador bestseller. Traducción: Carmen Montes Cano

Al caer la luz (Libros del Asteroide) de Jay McInerney. Russell Calloway es un brillante y ambicioso editor y su mujer, la fascinante Corrine, una joven agente de Bolsa que trabaja en Wall Street. Llevan casados poco tiempo, pero a sus amigos les parece que forman un matrimonio perfecto.

En la vida de los Calloway todo parece ir sobre ruedas, al igual que en la ciudad: viven en el acelerado Manhattan de mediados de los ochenta donde el dinero abunda tanto como la cocaína y las oportunidades no escasean para quienes tengan talento y ganas de aprovecharlas. Sin embargo, las señales de que algo va mal empiezan a ser visibles: solo hace falta que alguien quiera verlas.

Publicada por primera vez en 1992, Al caer la luz es una maravillosa novela sobre un matrimonio que empieza a dejar atrás su dorada juventud pero también una elegía al Nueva York anterior al crac del 87, una ciudad mucho más variada y extrema que la actual. Esta es una de las obras más celebradas de Jay McInerney, quien supo combinar comedia social y drama para crear una historia y unos personajes genuinamente inolvidables.«Un retrato divertido, autoparódico, a veces brillante, de la joven tribu de Wall Street y los círculos literarios de Manhattan, nuestra última Generación Perdida.» Time. Traducción de Mariano Antolín Rato.

Paul McCartney. La Biografía (Malpaso) de Philip Norman.Reconstruir, dar luz y ampliar al máximo, esos parecen ser los objetivos de toda buena biografía. Cuando, como en este caso, está dedicada a un auténtico mito, el trabajo a realizar se convierte en titánico y los resultados también. Philip Norman recibió el plácet de Paul McCartney para que escribiera su biografía, sin embargo, decidió no participar directamente en ella. En contrapartida, Norman tuvo un acceso privilegiado a los miembros de la familia y al círculo de amistades de McCartney, que nunca antes se habían atrevido a ofrecer sus recuerdos compartidos con el mito del pop. Philip Norman ya nos deleitó con su biografía del compañero de andanzas de Paul, John Lennon. Philip arma el primer relato de la complicada relación de Paul con Lennon, su trauma tras la ruptura de los Beatles y su lucha por regresar a la cima con Wings. Este es un relato lleno de vida, extremadamente minucioso y ambicioso, probablemente la biografía definitiva de una de las figuras más influyentes de la música pop de todos los tiempos.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Close
Close