librosnoticias

Los libros de la semana

Repasamos la lista de los libros más vendidos y alguna de las novedades de la semana.

En el apartado de fición entra en el octavo puesto  Ayer no más(Destino) de Andrés Trapiello y en no ficción Cincuenta sombras de placer(Grijalbo) de Marissa Bennett. Más novedades hallamos en poesía: Las auroras del otoño(Visor) de Wallace Stevens, Air mail (Nórdica) de Tomas Tranströmer/Robert Bly y  Poesía completa (Seix Barral) de Paul Auster.

En cuanto a las novedades, El ritmo perdido. Sobre el influjo negro en la canción española (Ediciones península) de Santiago Auserón. Santiago Auserón hace un recorrido por las escuelas y ritmos que han marcado su carrera y, como un collar de cuentas, nos lleva por la historia rítmica peninsular y la memoria de los intercambios musicales o lo que compone «nuestra» huella sonora. En este libro podemos encontrar sus influencias, así como estudios sobre temas musicales: podríamos definirlo como la poética musical del compositor y artista, así como un recorrido por las escuelas y ritmos que le han marcado su carrera como Radio Futura, Juan Perro y ahora con Juan Perro & La Zarabanda. Libro para amantes de la música, las investigaciones de Auserón toman cuerpo en una escritura limpia, clara, donde el pensamiento del artista se expone con nitidez.

El mago. Trece cuentos japoneses de Ryunosuke Akutagawa (1892-1927), uno de los grandes clásicos de la literatura japonesa contemporánea, cuya obra ha despertado la admiración de escritores japoneses tan exigentes como Natsume Soseki, Junichiro Tanizaki o Harumi Murakami.

Cuando el 24 de julio de 1927, el escritor Ryunosuke Akutagawa (1892-1927) se quedó dormido para siempre abrazado a una Biblia, tras haber ingerido una dosis letal de cianuro de potasio, estaba naciendo una de las leyendas más sólidas y perdurables de la literatura japonesa del siglo XX. Conocido en Occidente sobre todo por Rashômon (la inolvidable película de Akira Kurosawa, basada en dos cuentos suyos) y por los reiterados elogios de Jorge Luis Borges (que lo tradujo y lo incluyó en Los mejores cuentos policiales y Antología de la literatura fantástica), en Japón existe unanimidad en considerar a Akutagawa el mayor cuentista de todos los tiempos, a la altura de los grandes maestros occidentales del género como Maupassant, Chejov o Poe.

El mago. Trece cuentos japoneses sorprende al lector de nuestros días por su sorprendente y atrevido manejo de diversas estrategias narrativas que Akutagawa sabía combinar como un consumado tahúr, pero más allá de sus capacidades técnicas, fueron la extraña sensibilidad de Ryunosuke Akutagawa, su prodigiosa habilidad para generar emociones intensas, y su magistral y a menudo dramático conocimiento de la condición humana, los que le permitieron crear piezas tan sutiles y delicadas como las que el lector descubrirá en este libro. Traducción del japonés: Ryukichi Terao. Prólogo y colaboración en la traducción: Ednodio Quintero. Edita Candaya Narrativa.

Baudelaire, dibujos y fragmentos póstumos (Sexto Piso). Es sabido que la gran pasión de Baudelaire fueron las imágenes: las plasmó en poemas perdurables, las coleccionó, fue amigo de pintores, fue crítico de arte, deambuló infatigablemente en galerías y museos. Pero casi nadie sabe que esa pasión, a tal grado grave y urgente, lo llevó a tomar pinceles y colores para liberarse de las imágenes que asediaban su mente. Sus dibujos, luego de azares diversos, se extraviaron o quedaron dispersos en colecciones públicas y privadas. Por primera vez se reúnen todos en un solo volumen. El amante de las imágenes descubrirá que Baudelaire fue, junto con Manet y Guys, el más claro ejemplo del pintor de la vida moderna: un hombre que se entregó a la belleza efímera y eterna, un dandy en la ruina, un héroe, un niño, un poeta. Junto con los dibujos, el lector encontrará una serie de fragmentos que Baudelaire escribió poco tiempo antes de morir, enfermo, en la miseria, pero con una fe inquebrantable en la poesía y en la belleza.

Cuando Nietzsche leyó en 1888 los fragmentos póstumos de Baudelaire, un escalofrío recorrió su cuerpo, se reconoció en ellos, y dijo sentirse en presencia de un libro con el poder de transformar el siglo. Sin embargo, nadie lo escuchó. Los fragmentos fueron olvidados. Esta es la primera traducción completa y directa de los manuscritos. No existe, ni siquiera en francés, una edición con estas características. En 1866, un año antes de su muerte, Baudelaire preguntó a Sainte-Beuve –pero era una pregunta dirigida a nosotros, y a todo tiempo futuro–: «¿Acaso hay alguien, entre estas personas, que sienta verdaderamente la fulguración o el encanto de una obra de arte?». Quien abra este libro, quien lea estas páginas, sentirá entre sus manos ese fulgor, y su vida permanecerá por siempre en las regiones terribles y mágicas de las obras de arte.

A la muerte del poeta, Poulet-Malassis, su editor, recogió en un cuaderno todos los dibujos en los que Baudelaire se retrató a sí mismo. Ese cuaderno, después de años y de complejos azares, llegó a las manos de Gaston Gallimard, quien publicó en marzo de 1927 algunos de esos dibujos bajo la forma de un lujoso álbum de trescientos ejemplares.  Armand Godoy, poeta cubano, compró a amigos y curiosos todos los dibujos de Baudelaire; pero, después de una subasta pública realizada en 1988 en el Hôtel Drout, la colección fue destruida.Desde entonces todos los dibujos están dispersos. De algunos se ha perdido todo rastro. Esta edición recoge la totalidad de los dibujos de Baudelaire, tanto los que publicó Gallimard, como los de la dispersa colección de Godoy. Edición, traducción y notas de Ernesto Kavi.

Stone Arabia (Blackie Books) de Dane Spiotta. Stone Arabia, la tercera novela de la escritora estadounidense Dana Spiotta fue finalista del National Book Award de su país en 2006 y ahora Blackie Books publica en castellano, obre que, según Thurston Moore, es “una novela sobre el rock como no hay otra”. Nik Worth es una superestrella del rock. Cuando tenía diez años, le regalaron una guitarra, y ahora que es un cincuentón, documentar el recorrido de sus dos bandas, los Fakes y los Demonics, parece una tarea de titanes. Por no hablar del empeño que haría falta para catalogar su obra «en solitario». Lo de solitario, tampoco podría ser más preciso. Porque el gran público de Nik consiste en realidad en él mismo, la novia de turno, su sobrina Ada, algún amigo incondicional, probablemente alcohólico como Nik (que de hecho trabaja media jornada de barman) y, desde luego, su hermana Denise.Traducción de Carles Andreu. Ilustrador: José Luis Merino.

1 thought on “Los libros de la semana”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close