especialesnoticiasrecomendaciones

Los 50 años del primer Supergrupo

Anticipo de Blind Faith o Crosby, Stills & Nash

Hace 50 años se publicaba el álbum Super Session, disco concebido por Al Kooper y que presenta el trabajo de los guitarristas Mike Bloomfield y Stephen Stills.

Los tres miembros del supergrupo estaban, afortunamente, en un momento de impasse: Al Kooper (piano / órgano / ondiolina/ vocales / guitarras), Mike Bloomfield (guitarra) y Stephen Stills (guitarra). Kooper acababa de separarse de su formación después de Child is Father to the Man (1968) de Blood, Sweat & Tears. Bloomfield acababa de abandonar Electric Flag, mientras que a Stills, fuera de Buffalo Springfield, aún no tenía un compromiso firme con David Crosby y Graham Nash.

Kooper y Bloomfield habían trabajado previamente juntos en las sesiones del clásico Highway 61 Revisited de Bob Dylan. Reclutaron al teclista Barry Goldberg y al bajista Harvey Brooks, ambos miembros de Electric Flag, junto con el conocido baterista de sesión “Fast” Eddie Hoh.Debido a algunos problemas de salud, Bloomfield no pudo completar las sesiones de grabación y Kooper contactó a Stills, por lo que ambos nunca llegan a tocar juntos: uno está presente en la cara A y otro en la B.

El álbum llegó a disco de oro (#12 EEUU), todo un mérito, ya que sólo había costado 13,000 dólares. Curiosamente, la segunda cara fue probablemente la más pinchada por los compradores de discos en 1968 y 1969, ya que contenía el éxito del álbum, una versión de once minutos de Season of the Witch de Donovan, propulsada por la guitarra wah-wah de Stills y el órgano ligeramente distorsionado de Kooper. Además era una cara que se centraba en canciones vocales, con la excepción de la canción escrita por Brooks Harvey’s Tune, un instrumental. En la cara A, Albert’s Shuffle mostraba la destreza del Gibson Les Paul de Bloomfield, seguida de Really y Stop, junto al homenaje al entonces recientemente fallecido John Coltrane, His Holy Modal Majesty.

“Eso fue lo último que estaba en nuestras mentes, que eso iba a ser un récord exitoso”, comentó Kooper a Jan Mark Wolkin. “Intenté emular los discos de jazz de Blue Note de los años 50 en el concepto: poner a un grupo de muchachos que realmente saben tocar en una habitación y dejarles. Hacer del rock ‘n’ roll una forma de arte más, comparándolo con esos discos de jazz. Y resultó ser el disco más popular de nuestras carreras”.

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Close
Close