especialesrecomendaciones

Los 50 años del debut de The Stooges

Probablemente la mayor influencia tanto en el movimiento punk rock en los 70 como en el grunge de los 90.

Jim Osterberg había crecido en un parque de casas rodantes cerca de Ann Arbor, Michigan. Era el baterista de una banda de secundaria de mediados de los sesenta llamada Iguanas, de la que derivó su famoso alter ego, Iggy. Fue mientras trabajaba en Discount Records cuando el joven Jim conoció a los hermanos Ron y Scott Ashton, quienes solían pasar el rato en Liberty Street, fuera de la tienda. Jim dejó las Iguanas a fines de 1965 para tocar en una nueva banda llamada The Prime Movers, en la que Ron Asheton trabajaba como roadie. Apenas estuvo un año, y posteriormente el joven Osterberg volvió como batería de blues con Big Walter Horton, J B Hutto y James Cotton. Finalmente abandonó sus sesiones de blues y formó Psychedelic Stooges en 1967 con los hermanos Ron y Scott, y Dave Alexander se unió al bajo.

Los Psychedelic Stooges hicieron su debut en Ann Arbor en la noche de Halloween en 1967 e impresionaron a John Sinclair, el manager de MC5. Sinclair recomendó la banda a Russ Gibb y los reservó para su debut en Grande en enero de 1968. Iggy Stooge era, ya por entonces, conocido en sus conciertos por mostrar todas las partes de su anatomía, untar mantequilla de maní y otras cosas en su pecho mientras lo cortaba con vidrios rotos. En sus primeras actuaciones imitaba a Mick Jagger y Jim Morrison en el escenario, pero pronto fue adaptando su propio estilo, con pantalones ultra ajustados de imitación de cuero.

«Fue amor a primera vista», comentó Danny Fields de Elektra Records. «MC5 era una gran máquina de rock ‘n’ roll, pero con los Stooges, navegabas por el acantilado del gusto musical moderno a lugares en los que nunca antes habías estado. Era como si estuvieran haciendo música que quería escuchar toda mi vida». Elektra Records asumió el riesgo y fichó a la banda.

El problema es que el grupo, apenas recién nacido, sólo tenía cinco canciones. Scott Asheton cuenta en The Stooges – Head On: A Journey Through the Michigan Underworld de Brett Callwood que «gran parte del álbum fue escrito en el Hotel Chelsea dos días antes de que entráramos en el estudio. Muchas de esas canciones nunca las habíamos tocado antes». Producido por John Cale (Velvet Underground)- una elección de Elektra para darle al grupo su mejor versión en estudio- el debut homónimo de los Stooges se grabó en apenas en dos días, e incluía declaraciones de principios de desencanto punk como 1969 («Otro año para mí y para ti / Otro año con nada que hacer «) con guitarras inspiradas en Tribal Gathering de The Byrds junto otras canciones notables como I Wanna Be Your Dog, No Fun y Real Cool Time. A pesar de las altas expectativas, el público, más pendiente de Woodstock, todavía no estaba preparado para el sonido de The Stooges – demasiado simple en la era de Led Zeppelin y Cream – y el disco alcanzó su punto máximo en el # 106 en la lista de álbumes de Billboard. «Su música es alta, aburrida, insípida, poco imaginativa e infantil», escribió Edmund Ward en el número del 18 de octubre de 1969 de Rolling Stone, antes de admitir: «Me gusta».

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar