especialesrecomendaciones

Los 50 años del debut de Crazy Horse

Cuando estrenó su álbum de debut homónimo, más que una banda de apoyo, Crazy Horse era prácticamente otro supergrupo. De hecho aquel primer álbum, que generó tantas expectativas, fue el primero y el único con la configuración de aquellos genios.

El trío principal de los Rockets, Danny Whitten, Billy Talbot y Ralph Molina, proporcionó respaldo instrumental para el álbum de Young de 1969 Everybody Knows This Is Nowhere, y actuó en algunas canciones del álbum de Young de 1970 After the Gold Rush. «Danny fue quien me pidió que me uniera a Crazy Horse para hacer su primer álbum, que creo que es simplemente un gran disco. Jack Nitzsche y yo nos unimos para hacer el primer disco de Crazy Horse y Danny regresó al este; iba a intentar unirse a mi banda Grin» comenta Nils Lofgren en la revista Broken Arrow de Neil Young de 1996 «pero en ese momento estaba tan enfermo que no podía aguantar…». Por si fuera poco, además de Lofgren y el productor y teclista Jack Nitzsche, el álbum contaba con la guitarra slide de Ry Cooder, quien había trabajado previamente con Nitzsche en sesiones para los Stones, así como en el álbum debut de Young.

Algunas de las piezas fueron compuestas expresamente para el álbum, pero otras ya eran conocidas. Gone Dead Train, fue escrita por Jack Nitzsche y Russ Titelman, y apareció en la película de 1970 Performance protagonizada por James Fox y Mick Jagger, por entonces cantada por Randy Newman. Más tarde, la canción Beggars Day, compuesta por Lofgren, resurgió en el cuarto álbum de Grin, pero con el título de Eulogy to Danny Whitten, y la banda escocesa Nazareth la convirtió en una de las favoritas del heavy rock. Curiosamente las las mejores melodías llegaban del propio Danny Whitten, como Look At All The Things, I Don’t Want To Talk About It y la más alegre Downtown que resurgiría en Tonight’s The Night de Neil Young.

Reprise firmó un contrato con la banda, que trabajó en este álbum homónimo a finales de 1970. Con Danny Whitten destacado, fue lanzado en febrero de 1971 y alcanzó el puesto 84 en la lista de álbumes de Billboard.¿Qué fue lo que falló, cuando el disco había sido avalado y abalado por prácticamente todos los críticos en EEUU?¿Qué hizo para que la gran esperanza del rock en un tiempo en el que el más almibalado folk y soft rock se había apoderado de las listas? Probablemente, aunque no exclusivamente, la elección de los singles sería uno de los factores. Como ocurrió poco tiempo antes con Badfinger y su escondida Without you, la canción I Don’t Want To Talk About It nunca sonó en la radio y sólo alcanzó el éxito, cuatro años después, tras la versión de Rod Stewart para su sexto álbum de 1975.

Otro gran obstáculo para la falta de éxito fue que la banda no pudo salir de gira para promocionarlo debido a la adicción a las drogas de Danny Whitten, por lo que lo que fue despedido con la esperanza de que le hiciera reaccionar. De la entrevista con Neil Young reflexionando sobre él en Rolling Stone (14 de agosto de 1975) por Cameron Crowe: «Danny Whitten fue el punto focal de Crazy Horse, pero también fue la grieta que lo atravesó.Como muchos genios con problemas, la grandeza de su arte fue en parte producto de su propia vida trágica. Nos dejó un poco de magia en este álbum, pero también con la idea de que podría habernos dado mucho más si se hubiera dado la oportunidad».

Neil Young escribió una canción sobre Danny titulada Needle and the Damage Done y la grabó para el Harvest. Tras pensar, equivocadamente, que había logrado superar su adicción, invitó a Whitten a ser el segundo guitarrista de la gira Harvest, pero cuando se presentó a los ensayos demostró ser incapaz de actuar y fue despedido (por tercera vez). Neil le dio un billete de avión de regreso a Los Ángeles y dinero para buscar ayuda médica, pero no gastó el dinero como estaba previsto y murió ese mismo día de una sobredosis de drogas. La autopsia indicó que había muerto de «intoxicación aguda por diazepam y etanol» Tenía 29 años.

De aquella muerte trágíca quedó un amargo recuerdo que quedó reflejado unos años más tarde. Tonight´s the night  (…) trata de la vida, la droga y la muerte» (…)- comentaba Neil Young en su entrevista de 1975- «Las sesiones de Tonight’s The Night fueron la primera vez que lo que quedaba de Crazy Horse se reunía desde que Danny murió. De nosotros dependía unir las fuerzas entre nosotros para llenar el agujero que dejó».

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar