noticias

Los 50 años de un amor supremo

A love Supreme

No, no es un especial del día de San Valentín. Es un homenaje en el aniversario de uno de los mejores discos de jazz de todos los tiempos.

“Birdland on fifty-three, the street sounds like a symphony.We got John Coltrane and a love supreme…”

u2Angel of Harlem.

John Coltrane grabó A love supreme (Impulse!, 1965) en diciembre de 1964. Es el último testamento espiritual de Coltrane, que fallecería sólo dos años más tarde: el “amor supremo” que describe es el amor de Dios. El álbum es, en muchos sentidos, una reafirmación de la fe. Y la suite de 33:02 minutos se divide en lo que podríamos llamar cuatro fases: “Reconocimiento”, “Resolución”, “Virtud” y “Salmo”.

Desde hace algunos años Coltrane ya había estado explorando la música de otras culturas – la India, partes de África, América Latina. Pero no era sólo el sonido de la música del mundo lo que atrajo a John Coltrane; también había mostrado su interés en todo tipo de religiones, y en la astrología, la numerología, y el misticismo.

Miles Davis lo había despedido unos años antes, motivado por los desfases de una adicción a la heroína que casi lo destruyó. Él escribiría más tarde, en 1964, en las notas de A Love Supreme “En el año 1957 experimenté, por la gracia de Dios, un despertar espiritual, que me llevaría a una vida más plena, más productiva y más rica”. A Love Supreme fue, en ese sentido, una especie de catarsis.

Sus intereses espirituales son, así, explícitos en su álbum más conocido, publicado en febrero de 1965, y que continúa siendo su disco más vendido. En 1970 había alcanzado la inédita cifra de 500.000 copias.

 

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close