especialesrecomendaciones

Los 40 años del debut de The Cure

El grupo que se convertiría en The Cure se formó en 1976 en la zona residencial de los suburbios ingleses de Crawley. El trío inicial formado por el cantante y guitarrista Robert Smith, el bajista Michael Dempsey y el baterista Lol Tolhurst, inició The Cure, que se sintió energizado por la explosión de punk que estaba sucediendo a lo largo de la carretera en Londres y por el pesado rock psicodélico de Estados Unidos. Al sonido de la banda se ha llamado post-punk, rock gótico, new wave y alternativo, pero como dice el líder Robert Smith, todo es simplemente «música de The Cure».

El comienzo no fue bueno, ya que se rompió una regla que The Cure seguirían a rajatabla a lo largo de su carrera: la independencia. La compañía discográfica decidió qué canciones se pusieron en el álbum Three Imaginary Boys, así como la portada, sin el consentimiento de Robert Smith. El proceso de grabación no fue menos accidentado: Chris Parry- quien había logrado el éxito del sello británico Polydor al firmar  a The Jam y Siouxsie and the Banshees–  introdujo a escondidas a su joven banda al estudio donde The Jam grababa All Mod Cons durante el día. Smith y los chicos usaron el equipo de la formación de Paul Weller para tocar allí a partir de la medianoche. Así, el disco, austero, fue grabado prácticamente en vivo durante tres noches, aunque eso, a Smith, no parecía importarle, como comentó una vez. «Para mí, una de las mejores cosas de estar en una banda era no tener que levantarme por la mañana».

Con el elogio de la prensa británica con su single de debut, Killing an arab, The Cure regresó a los Estudios Morgan de Londres para grabar y mezclar su álbum de debut. Three Imaginary Boys, ahora visto desde la perspectiva de la amplia discografía de The Cure, es un disco poppy y pegadizo. Tuvo problemas también con su producción, por las constantes peleas entre Smith y Parry, que trajo al técnico Mike Hedges para ayudar a aliviar las tensiones. «Una vez que lo grabamos, lo eliminamos en cierto sentido, sentí que The Cure estaba a punto de comenzar de verdad». A pesar del disgusto de Smith con el disco, Three Imaginary Boys fue bien recibido por la crítica en el momento de su lanzamiento, pero, como él mismo afirmaba en esa cita, lo mejor aún estaba por venir.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar