noticias

Los 40 años del debut de The Clash

the clash

Uno de los discos esenciales del rock de todos los tiempos.

Mick Jones y Joe Strummer se habían conocido en la cola del paro. Cuando The Clash se reunió en Londres, Strummer estaba viviendo en una casa comunal, mientras Jones compartía el apartamento de su abuela. El grupo se formó en junio de 1976 cuando Strummer dejó su banda de pub-rock, los 101’ers, para unirse a Jones, Paul Simonon y el guitarrista Keith Levene. Terry Chimes (a.k.a. “Tory Crimes”) fue elegido para tocar la batería, y Levene salió unos meses más tarde, para formar más tarde Public Image Ltd. con Johnny Rotten. El bajista Simonon sugirió que se llamaran “the Clash” después de notar la frecuencia con la que esa palabra aparecía en un periódico que estaba leyendo.

La combinación era perfecta: el guitarrista Joe Strummer escribía la mayor parte de las letras sobre aburrimiento, pobreza y guerra de clases, mientras que Mick Jones generaba gran parte de la música, y Paul Simonon, también pintor y escultor, y que aún estaba aprendiendo a tocar un instrumento, ayudaba a conformar la visión estética de la banda. Su primer álbum, The Clash, fue grabado en apenas tres fines de semana en el CBS Estudio 3 de Londres. Aunque no es considerado su mejor álbum, The Clash ha sido llamado “punk arquetípico y resplandeciente”, y fue uno de esos discos que cambiaron de paradigma del rock. Irónicamente, no fue lanzado inicialmente por la etiqueta americana de la banda, Epic, que, al contrario que el sonido de los Sex Pistols (sic), lo consideraba “demasiado crudo”. El mismo sello que, más adelante, etiquetaría los lanzamientos de Clash como “La única banda que importa”. La producción de The Clash costó en total sólo 4.000 libras y alcanzó la 12ª posición en las listas británicas. Pero aquel disco era mucho más: para miles de jóvenes británicos representaba completamente su estilo de vida y forma de pensar.

Después de haber venido la cifra récord de 100.000 copias en importación, el álbum se reeditó en EEUU dos años más tarde. Después de la disolución de Sex Pistols en enero de 1978, The Clash se convirtió en la voz central del movimiento punk y permaneció en la vanguardia durante cinco años.

 

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close