especialesrecomendaciones

Los 30 años del debut de The Traveling Wilburys

Una de las pocas bandas que merecen genuinamente la etiqueta de “supergrupo de rock”.

El grupo en su momento logró una genialidad, invertir el proceso habitual por el cual los grupos se separan y dan lugar a sus respectivas carreras en solitario: al contrario, los Wilburys son un grupo formado, en aquellos momentos, por solistas. Representaban, además, a finales de la década de los ochenta, nada menos que a las tres generaciones de estrellas de rock: el ex Beatle George Harrison, el ex líder de Electric Light Orchestra Jeff Lynne, junto a  Bob Dylan, Tom Petty y Roy Orbison.

La primera idea era reunirse para grabar una cara b del single de George Harrison This is love, titulada Handle with care. Quedó tan bien y Harrison estaba tan entusiasmado – la compañía Warner probablemente más – que el proceso de composición y grabación continuó casi como algo natural.  Los cinco músicos se conocían desde hacía años, se reunían para charlar sobre los viejos tiempos y después se dedicaban a grabar y componer.A todos los músicos se les asignaron nombres: Nelson Wilbury (Harrison), Otis Wilbury (Lynne), Lefty Wilbury (Orbison), Charlie T Wilbury, Jr (Petty) y Lucky Wilbury (Dylan), y se crearon sofisticadas historias de fondo para los personajes.

En esa labor Harrison, que tenía “una gran habilidad para unir a las personas”– según un ejecutivo de la discográfica- fue fundamental. Dylan, que en principio sólo iba a cederles el estudio y hacerles una barbacoa, se unió finalmente a la banda. La otra pata fundamental que hizo que Traveling Wilburys Vol.1 llegara a buen puerto fue la aportación de Jeff Lynne. Lynne había estado trabajando con Harrison como coproductor de su álbum de enorme éxito Cloud Nine, durante el cual la pareja se refirió a errores de grabación con equipos defectuosos como “Wilburys” (de We´ll bury, los enterraremos). Además también fue coproductor del álbum Mystery Girl de Orbison, en el que Petty cantó coros y tocó guitarra acústica. Se publicó tras la muerte de Orbison y se convirtió en uno de los discos póstumos de mayor éxito en la Historia.

La sombra latente de Lynne aún se alargó mucho más tiempo, porque, guste o no- se le acusa que todos sus discos suenan igual- en aquellos años convertía en oro cualquier disco en el que intervenía. Primero Harrison, luego Orbison, el álbum de los Wilburys,y, al año siguiente, ayudó a Petty y Mike Campbell a producir un éxito aún mayor en 1989, el primer álbum en solitario de Petty, Full Moon Fever.

Desafortunadamente, Orbison murió de un ataque al corazón solo unas semanas después del lanzamiento del álbum. Dos años más tarde, ya sin Orbison, el cuarteto restante lanzó un segundo álbum, inexplicablemente titulado Vol. 3. Aunque no logró con el éxito del primer álbum de Wilburys, alcanzó un millón de ventas. A lo largo de los años 90, hubo rumores de otro disco de Traveling Wilburys, pero no surgieron nuevos álbumes del grupo. Harrison y Lynne volvieron a formar equipo en 1995, cuando Lynne produjo y modificó dos demos de John Lennon con los Beatles para su colección de rarezas de Anthology.

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close