listas

Las mejores películas del 2009

El pasado año 2009 ha sido el de la última entrega de Quentin Tarantino y el de la despedida del maestro Clint Eastwood frente a las cámaras pero, por encima de todo, ha sido el del estreno de jóvenes valores que darán mucho que hablar en tiempos venideros. Desde AltaFidelidad.org os ofrecemos nuestro resumen de lo mejor de un año que estuvo cargado de buenas películas.

01. Moon
Reino Unido, 2009. Director: Duncan Jones

Ciencia ficción y palomitas son dos conceptos que casi siempre van de la mano, aunque, por suerte, no siempre es así. Existen algunos títulos como Moon que nos muestran que las posibilidades que nos ofrecen el espacio y las naves espaciales como metáforas de un mundo de soledad y aislamiento son infinitas. Un inconmensurable Sam Rockwell firma su mejor trabajo dando vida a un astronauta que vive en la cara oculta de la Luna, completando una misión que le ha tenido tres años separado de su vida en la Tierra. Esta bowiana historia no puede estar firmada por nadie más que por el debutante Duncan Jones, hijo del duque blanco, que a más de uno le hará venir las desventuras del Major Tom a la memoria.

02. Gran Torino
EE.UU., 2008. Director: Clint Eastwood

La anunciada como última aparición de Clint Eastwood delante de las cámaras deparó este soberbio ejercicio de maestría en la corta distancia: la de un relato honesto, de formas clásicas, desprovisto de adornos y repleto de pasión por las personas y los personajes. Una muestra de cine con valores que pone el dedo en las llagas de las suicidas sociedades occidentales en las que habitamos, y que es capaz de hacerlo con la serenidad de la que sólo hacen gala los más grandes.

03. Distrito 9 (District 9)
EE.UU-Nueva Zelanda, 2009. Director: Neill Blomkamp

Esta nueva perspectiva del ya manido género de marcianos es una patada en la boca a esos renombrados directores de Hollywood que, contando con diez veces el presupuesto de este film, sólo logran hacerte dormir en la butaca. Aquí se añaden elementos novedosos que dotan a la cinta de falso realismo: aleja el centro del conflicto de EE.UU., intercala el género documental y hace de los visitantes víctimas y no verdugos. Toda una sorpresa la de esta ópera prima de Neill Blomkamp, para la que kafkiana resultaría el adjetivo más apropiado.

04. Ponyo en el acantilado (Gake no ue no Ponyo)
Japón, 2008. Director: Hayao Miyazaki

La última entrega de Hayao Miyazaki no es sino una nueva pieza de dominó en la larga fila de sus obras maestras. Esta fábula sobre la infancia y el medio ambiente -mejor, la inocencia como único futuro del planeta- sirve de cierre, por el momento, a una década no tan fértil como las anteriores para el pronto septuagenario genio japonés, pero que empezó con la descomunal El viaje de Chihiro y que tiene en Ponyo un maravilloso complemento por su vitalidad y su inquebrantable esperanza en el mañana.

05. Up
EE.UU., 2009. Directores: Pete Docter y Bob Peterson

El último filme de Pixar nos hace reflexionar sobre la pérdida de la inocencia y el inexorable paso del tiempo: el camino de la vida se recorre en una sola dirección y no se puede desandar. Esta historia de un anciano cascarrabias que se niega a entrar en un asilo y acaba envuelto en una fantástica aventura, acompañado de un simpático boy scout y un poco inteligente perro parlanchín, está contada además de una forma magistral de principio a fin. Disfrute asegurado para niños y adultos, y un claro mensaje que subyace tras sus imágenes: nunca es tarde para realizar los sueños.

06. El luchador (The wrestler)
EE.UU., 2008. Director: Darren Aronofsky

El arrojo de Randy Robinson, el testarudo protagonista de El luchador al que presta cuerpo y alma Mickey Rourke, ha servido para conquistar a crítica y público en un año lleno de buenas películas, pero también ha conseguido despejar las muy oscuras nubes que se avistaban sobre la cabeza de Darren Aronofsky tras la conceptual -y fallida- La fuente de la vida. Una gran victoria, la del director en este caso, al encaminar su cine hacia formas más convencionales y conseguir hacerlo con un incuestionable talento que lo devuelve a lo más alto.

Imagen

07. Malditos bastardos (Inglourious basterds)
EE.UU., 2009. Director: Quentin Tarantino

En 2009 el mundo se volvió a rendir a los pies de Quentin Tarantino. El cineasta dejó el género negro para dar su particular visión de la Segunda Guerra Mundial. Un grupo de judíos cazanazis en la Francia ocupada por el Tercer Reich es el planteamiento inicial para la entrega más madura del creador de Pulp fiction. Acompañado por un grandioso Brad Pitt, junto a la guapísima Diane Kruger y la revelación de la temporada, Christoph Waltz -actor alemán desconocido para el gran público- como el inolvidable oficial alemán Hans Landa, que encabezan a un elenco de actores en los papeles de su vida. Las incursiones al teatro en largas escenas, unos diálogos vibrantes y la posibilidad de cambiar la historia elevan este film a un clásico instantáneo. Un clásico moderno que demuestra que el cine puede con todo, hasta con el episodio más negro del siglo XX.

Imagen

08. 500 días juntos (500 days of summer)
EE.UU., 2009. Director: Marc Webb

Pasando de puntillas sobre los clichés característicos de las comedias románticas, la cinta del debutante Marc Webb consiguió sobresalir gracias a una banda sonora que encandila, la acertada resolución visual de sus escenas y un relato no lineal que refleja muy bien lo que se siente al enamorarse y cómo tendemos a idealizarlo todo. Sin olvidar el atractivo de la pareja protagonista: la encantadora diva del indie Zooey Deschanel y el entrañable Joseph Gordon-Levitt, con el que más de uno se sintió plenamente identificado. Una pequeña joya que saca la sonrisa del espectador y alegra el corazón.

Imagen

09. Star Trek
EE.UU., 2009. Director: J.J. Abrams

Nueva entrega de la saga Star Trek (la undécima), encargo dirigido a J.J. Abrams, creador de series de televisión como Lost, Alias o Fringe, y en el que la historia da un salto atrás en el tiempo para explicar cómo se conocieron el capitán Kirk y Spock. Pero, esta vez, sus vidas dan un cambio de rumbo que hace que tanto los fans de la saga como los espectadores nuevos disfruten como niños con un gran film de ciencia ficción. Abrams crea una Enterprise nueva, con pequeñas dosis de humor, espectaculares secuencias de acción y con un reparto que se adapta a la perfección a los personajes ya conocidos. Quizás la mejor ‘precuela’ que se ha realizado nunca.

Imagen

10. Enemigos públicos (Public enemies)
EE.UU., 2009. Director: Michael Mann

Adornada con el habitual sello de calidad de Michael Mann en la producción, el tratamiento visual y la puesta en escena, la historia del atracador de bancos John Dillinger ha sido una de las películas destacadas del año, sobreponiéndose a un guión que en ocasiones juega en su contra. Claro que antes como ahora, en épocas marcadas por la crisis como el pasado año, las andanzas de un tipo que robaba a los bancos no pueden sino despertar la simpatía del respetable. Puede que el público tenga la razón.

Imagen

11. Watchmen
EE.UU., 2009. Director: Zack Snyder

Mil veces anticipada pero siempre calificada de inadaptable al cine, la desafiante y audaz obra de Alan Moore y Dave Gibbons conoció por fin una versión para la gran pantalla. Y superado el desconcierto que producía la entrega de la batuta de un texto tan denso a un director que parecía sólo dotado para fatuos manierismos, el resultado consigue aguantar el tipo, que no es poco, e incluso por momentos deslumbrar al espectador con unas poderosas imágenes y un convincente retrato de personajes. No está dicha la última palabra, pero los agentes volvieron a salir a medianoche.

Imagen

12. Resacón en Las Vegas (The hangover)
EE.UU., 2009. Director: Todd Phillips

Destacando entre las comedias de la temporada, Resacón en Las Vegas echa una mirada gamberra a las desventuras de una cuadrilla de amigos que viajan a la capital de las tentaciones a pegarse la gran juerga dos días antes de que uno de ellos se case. Como era de esperar, la situación se desmadra y genera episodios delirantes, en los que el guión se emplea con sarcasmo para pervertir los esquemas de la comedia romántica. El ágil ritmo que imprime Todd Phillips y un reparto de jóvenes talentos completan una oferta a la que es difícil resistirse.

Imagen

13. Donde viven los monstruos (Where the wild things are)
EE.UU., 2009. Director: Spike Jonze

Con una fotografía impresionante, el director cool por excelencia, Spike Jonze, nos adentra en el fantástico mundo de Max, un niño que tras una discusión con su madre se reunirá con una serie de monstruos que le harán comprender algunas verdades universales. Porque Donde viven los monstruos no es un film infantil, es mucho más: un viaje hacia el fin de la niñez y la inocencia. Basada en el cuento infantil que Maurice Sendak publicó en 1963, Jonze se confirma como uno de los directores favoritos de toda una generación. Y es que muchos, a pesar de haber crecido, seguimos viendo los mismos monstruos que Max cada vez que nos miramos en el espejo.

Imagen

14. Déjame entrar (Låt den rätte komma in)
Suecia, 2008. Director: Tomas Alfredson

En una época en que los amantes de las historias vampíricas tenemos que aguantar la cursilería adolescente de la saga Crepúsculo, es de aplaudir que aparezca una joya como la sueca Déjame entrar. Oskar, un chico de 12 años de padres separados que vive en los suburbios de Estocolmo y con problemas de adaptación en el colegio, conocerá a Eli, su nueva vecina. No tardarán mucho en entablar una amistad que llevará a Oskar a conocer secretos sobre Eli que jamás habría imaginado. Con una estética preciosa, la película nos adentra en un drama con toques fantásticos para acabar erigiéndose como una historia de amor que sobrepasa el cine de género.

Imagen

15. El desafío: Frost contra Nixon (Frost/Nixon)
EE.UU., 2008. Director: Ron Howard

Acertadamente subtitulada “el desafío”, dado que su parte más significativa se encuentra en los momentos previos y culminantes de la entrevista que el periodista David Frost realizó al por entonces recién dimitido Richard Nixon, la cinta de Ron Howard destaca principalmente por las grandes actuaciones de Michael Sheen y Frank Langella, repitiendo los papeles que durante dos años interpretaron en el teatro. La tensión in crescendo que se respira en la última media hora, con hechuras de western, es otro elemento a alabar de este film político que se basa en hechos consumados.

Imagen

16. Man on wire
Reino Unido-EE.UU., 2008. Director: James Marsh

La cinta que encierra algunos de los momentos más bellos y emotivos del año es este relato, en clave documental, de las locuras y hazañas de Philippe Petit, un equilibrista -y mucho más- que cruzó el espacio que separaba las Torres Gemelas de Nueva York en 1974, caminando sobre un simple alambre. Que el hecho se pueda o no considerar artístico es poco menos que una anécdota tras contemplar la determinación del francés y sus cómplices. Y el vacío que quedaba bajo sus pies, poca cosa si el premio es rozar la trascendencia de forma tan sublime. Definitivamente, es arte.

Imagen

17. Los mundos de Coraline (Coraline)
EE.UU., 2009. Director: Henry Selick

Coraline nos invita a cruzar la puerta de un universo paralelo, donde lo que comienza como un paraíso ideal para la niña se convierte en un cuento de hadas terrorífico. Con un guión impecable, a partir de la obra de Neil Gaiman, y una magistral puesta en escena de fantasía a cargo de Henry Selick, esta arriesgada revisión de los cuentos de Lewis Carroll, lejos de resultar reiterativa, no deja de sorprender hasta los últimos minutos.

Imagen

18. Adventureland
EE.UU., 2009. Director: Greg Mottola

Contado con buen gusto, sin caer en la melancolía ni la complacencia, este relato de iniciación, a partir de la historia autobiográfica de su director Greg Mottola, oscila entre la comedia y el drama. Obligado a buscar un trabajo de verano ante la difícil situación de su familia, las vivencias que el protagonista acumula en el parque de atracciones que da nombre a la película le sirven de puerta de entrada a la madurez, con la excitación y las desilusiones que eso conlleva. Un aprendizaje que cuenta, además, con una soberbia banda sonora de temas de los años setenta y ochenta.

Imagen

19. El curioso caso de Benjamin Button (The curious case of Benjamin Button)
EE.UU., 2008. Director: David Fincher

El tópico que dice que las cosas buenas se sirven en frascos pequeños cayó derribado, una vez más, con El curioso caso de Benjamin Button, una cinta que, a pesar de su extenso metraje, no se hace larga, sino al contrario. Filmes como el de David Fincher consiguen llenar un poquito más el alma de aquellos espectadores que consiguen enlazar con los temas que trata: el devenir de la vida, el amor, los desengaños, la brevedad de la existencia… Bellos y tristes conceptos a los que todos nos enfrentamos tarde o temprano, y ante los que es difícil no sentirse sobrecogido cuando se muestran tan sumamente bien descritos. Una película que emociona, lo que no es tan fácil hoy día.

Imagen

20. Slumdog millionaire
Reino Unido, 2008. Director: Danny Boyle

En una cartelera plagada de dramones con final lacrimógeno, Slumdog millionaire supuso toda una delicia por su poco usual optimismo y su alegato del espíritu de superación, las ganas de vivir y el amor. La mejor cinta de Danny Boyle desde la inolvidable Trainspotting contó con un elenco de desconocidos actores hindúes para narrar la historia de un joven huérfano de barrio pobre que está a punto de ganar en el programa ¿Quién quiere ser millonario?, sirviéndose de sus apariciones televisivas para revelar la realidad de la India actual: hambre, mafias y malas intenciones que nuestro héroe superará para poner en el espectador una sonrisa de oreja a oreja.

… Fueron las mejores:

Las mejores películas del 2008
Las mejores películas del 2007
Las mejores películas del 2006
Las mejores películas del 2005
Las mejores películas del 2004

Etiquetas

4 thoughts on “Las mejores películas del 2009”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close