Cine, Tv y Teatro

La película de la semana: Tres anuncios en las afueras

Flamante ganadora en los Globos de Oro

Nueva comedia de Martin McDonagh, director de Escondidos en Brujas (2008) y The Guard (2011).

La carrera de McDonagh ha ido de imparable ascenso desde su primera incursión con el cortometraje- que no en el formato largo- con Six Shooter, Oscar en dicha categoría en 2006. Dos años más tarde, Escondidos en Brujas, ganó el premio BAFTA al mejor guión, fue nominada al Oscar en la misma categoría y Colin Farrell se llevó el Globo de Oro al mejor actor de comedia. Más tarde llegó Siete psicópatas (2012), que volvió a contar con Colin Farrell junto a Sam Rockwell, Woody Harrelson, Christopher Walken, Tom Waits o el recientemente fallecido Harry Dean Stanton.

La película que protagoniza Frances McDormand sobre una madre, Mildred Hayes, cuya hija ha sido violada y aparentemente olvidada por la policía local, y que versa sobre el poder y la venganza de las mujeres ha resultado oportuna en el actual clima de Hollywood, salpicado por los escándalos de acoso sexual.

A pesar de ello, la cinta no ha escapado de la crítica de tonos racistas en su argumento, sobre todo en torno a la actuación del policía protagonista, el oficial Jason Dixon, interpretado por Sam Rockwell, con una inclinación por insultos raciales y la falta de seriedad con que la película trata sus puntos de vista fanáticos y su historial violento, hecho que no ha impedido que el actor se haya llevado el Globo de Oro al mejor actor de reparto.

Por todo ello, a pesar de los premios de la Academia- no sabemos si repetirá en los Oscar, no tiene por qué coincidir- la cinta ha recibido críticas de todo tipo. Por ejemplo, para Observer es “una mezcla de chistes tontos y violencia indescriptible que es una gran mejora sobre su otro trabajo (Seven Psychopaths) pero no lo suficientemente buena”, algo a lo que Village Voice se suma “McDormand podría haber llevado esta película a través de un campo minado de topicos delicados, chamuscado pero con todas las partes en el lugar correcto, preparado para una risa dolorosa. Pero maldita sea si los policías en esta historia no arruinaron toda la diversión”. Sin embargo, para Washington Post “su película fusiona naturalismo y teatralidad histérica con resultados a veces incómodos pero vigorizantes”. Para Time Out London “está llena de diálogos agudos y personajes entretenidos y alimentada por una visión irónicamente iluminada de nuestro mundo y de cómo puede ser a la vez cruel y afectuosa. Para una historia construida sobre bases tan oscuras, es extrañamente tranquilizadora”. Para Wall Street Journales por momentos, y, a veces al mismo tiempo, oscuramente cómica, tremendamente profana, descaradamente hilarante y sorprendentemente violenta, por no mencionar frívola, tierna, poética y profunda”.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close